NO TODO ES DULZURA

Afronta Cuba una crisis del azúcar

14/12/2004 | 09:00 | El régimen comunista cubano mantendrá cerradas 23 centrales azucareras durante la cosecha que recién se inicia, dijo ayer el ministro del ramo, Ulises Rosales del Toro, confirmando reportes que anticiparon los graves efectos que la sequía, afectando al país, tendrá sobre la producción.

Presidente perpetuo Fidel Alejandro Castro Ruz, en acción. (Reuters)


 LA HABANA -- El régimen comunista cubano mantendrá cerradas 23 centrales azucareras durante la cosecha que recién se inicia, dijo ayer el ministro del ramo, Ulises Rosales del Toro, confirmando reportes que anticiparon los graves efectos que la sequía, afectando al país, tendrá sobre la producción.


 En una nota publicada ayer por el diario oficial Granma, Rosales llamó la atención sobre un urgente incremento en la eficiencia, a fin de mantener la producción en los niveles de la cosecha previos de 2,52 millones de toneladas de azúcar, pese a que peritos locales (pidieron no ser identificados) anticipan que no excederá los 1,8 millones.


 Si eso se concreta, sería la peor cosecha desde 1909. "El ministro insistió en que la eficiencia es el factor determinante para contrarrestar posibles bajos rendimientos agrícolas, por las afectaciones que la intensa sequía causó a las plantaciones de caña", dijo el medio del gobernante Partido Comunista.


 La cosecha usualmente empieza en los principios de noviembre o diciembre y se extiende hasta mayo, pero "Cuba atraviesa por la peor sequía en 40 años", según cálculos gubernamentales.


Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

 Rosales dijo que tres centrales azucareras abrirían en diciembre, 46 en enero y seis en febrero. Durante la cosecha previa hubo 85 centrales en funcionamiento, 79 de las cuales produjeron azúcar bruta, y el resto sus derivados. Cuba había anticipado que 26 centrales abrirían en febrero, pero las malas condiciones generadas por la sequía habrían reducido el número.


 La falta de agua en el oriente y centro de la isla "destrozó o debilitó las plantaciones de caña".


 Los cultivos en la provincia central de Camagüey y las orientales de Holguín y Las Tunas, las cuales produjeron 300.000, 200.000 y 300.000 toneladas, respectivamente en la cosecha 2003-2004, "están en una peor situación para la presente temporada", según declararon fuentes de la industria.


 "La falta de lluvias significó que, en algunas áreas, la caña haya sufrido más, haciendo necesario que las centrales comiencen su funcionamiento en los primeros días de enero", según el Partido Comunista en la provincia de Las Tunas.


 Cuba vende casi toda su producción, pero 700.000 toneladas están destinadas al consumo local. Sus principales compradores son la Federación Rusa y la República Popular China. Pero, probablemente, el país destinará más de lo previsto al exterior con el fin de cumplir sus obligaciones contractuales.


 Desde Londres, fuentes del sector azucarero señalaron que Cuba compró alrededor de 15.000 toneladas de "azúcar colombiana de baja calidad".


 La cosecha cubana de azúcar 2002-2003 fue la más baja en 70 años y alcanzó a 2,2 millones de toneladas, después de que el régimen cerró 71 de 156 ingenios azucareros estatales y redistribuyó un 60 por ciento de las tierras "destinadas a las plantaciones de caña a otros usos".

Marc Frank/Agencia Reuters





Mustang Cloud - CMS para portales de noticias