Linares se impuso en la interna de la UCR y Lopes en la del PJ

31/3/2003 | 09:00 | El intendente Jaime Linares se impuso ayer en la interna abierta radical de Bahía Blanca, en el marco de una competencia electoral que, contra todos los pronósticos, hizo que cerca de 15.686 personas se hicieran presentes en las urnas, para seleccionar al candidato partidario con miras a las elecciones generales de septiembre venidero.


 El intendente Jaime Linares se impuso ayer en la interna abierta radical de Bahía Blanca, en el marco de una competencia electoral que, contra todos los pronósticos, hizo que cerca de 15.686 personas se hicieran presentes en las urnas, para seleccionar al candidato partidario con miras a las elecciones generales de septiembre venidero.


 De acuerdo con el cómputo extraoficial, la lista Bahía Blanca de Linares se imponía anoche con el 42,67% de los guarismos, que, si bien lo hacen vencedor de la compulsa, seguramente abrirán, en las próximas horas, algún grado de debate, debido que la carta orgánica de la UCR impone que las reelecciones de los jefes comunales requieran de un apoyo de la mitad más uno de los votos positivos logrados en la interna.


 Mientras tanto, en el justicialismo, la jornada se vivió con mucha mayor calma, ya que se descontaba la victoria del doctor Rodolfo Lopes, candidato del denominado sector oficial, aglutinado en la boleta del Frente Para la Victoria, que reunió 6.626 sufragios, el 73,5 por ciento.


 No obstante, la oposición presentada por Víctor Benamo, del Movimiento de Reafirmación Peronista, quien sumó 2.257 votos, con el 25,04%, insertaría al menos un concejal en la lista que quedó oficializada para las elecciones generales.


 Cuando el comicio ya estaba cerrado, el ya consagrado candidato a intendente del PJ lanzó una severa denuncia contra el aparato electoral conducido por el intendente Linares.


 "De manera cruel y perversa, el sistema municipal se aprovechó de la pobreza e indigencia para apretar a la gente a votar a su favor, en áreas como General Cerri, Noroeste y Santa Margarita", indicó.


 Siempre de acuerdo con el computo provisional, Juan Pedro Tunessi resultó segundo en la interna de la UCR, con 4.153 votos, es decir el 26,64%, seguido por Eduardo Oreste Retta, 3.807 sufragios y el 24,42%. Mucho más atrás quedó relegado Andrés de Leo, con 814 votos y el 5,22%.

La hora de las palabras




 A las 20.30, en su local de campaña de Brown al 100, Linares comenzó a festejar el triunfo e improvisó un enérgico discurso., en el medio de aplausos y vítores de sus seguidores.


 Dijo que el margen de diferencia obtenido sobre las otras listas no permitía ningún tipo de dudas acerca de quién era el verdadero representante de la UCR de la ciudad.


 En un tono que, para algunos, sonó amenazante, Linares adelantó que "se van a terminar varias cosas, porque somos los representantes de las mayorías populares y lo vamos a seguir siendo".


 Agradeció la participación y la militancia de los referentes barriales y reconoció que se terminaba de atravesar la interna más dura que se había dado en la UCR de la ciudad.


 "Somos el radicalismo positivo y no estamos para romper ni para tirar para atrás", afirmó.


 Cuando ya la tendencia de la interna radical estaba marcada, Tunessi consideró que su propuesta, expresada en la lista Participación y Desarrollo, logró imponer una lógica distinta al comicio abierto realizado ayer, lo que se vio corroborado en el alto grado de participación de independientes.


 Indicó que en la victoria de Linares tuvo una importancia determinante el aparato municipal y sus estructuras vinculadas a las delegaciones municipales.


 "Resultó claro que en los lugares de votación de Ingeniero White, General Daniel Cerri y Villa Rosas el oficialismo de Linares volcó en las urnas un esquema regimentado, básicamente compuesto por votantes dependientes de los planes asistenciales que controla el municipio", subrayó.


 "Muy distintos fueron los resultados en aquellos lugares donde la gente tuvo plena libertad de decisión y, si bien, la lista de Linares también se impuso, las diferencias no fueron tan manifiestas", agregó.


 Tunessi puntualizó que el triunfo de Linares no fue absoluto, porque no alcanzó la mitad más uno de los votos emitidos como lo exige la carta orgánica de la UCR, en resguardo del espíritu de que las reelecciones tiene que gozar de una mayoría especial para ser viables.


 Indicó, además, que el proyecto de la lista Participación y Desarrollo seguirá adelante y dijo sentirse orgulloso de haber innovado con la incorporación de candidatos independientes en las listas de la interna.


 Por su parte, el contador Eduardo Retta, de la Lista Blanca, se manifestó sorprendido por el grado de participación de la ciudadanía en la interna radical y, como reflexión, sostuvo que el resultado refleja que la gente de Bahía Blanca reclama un cambio, aunque para ello haya elegido como instrumento al oficialismo que encarna Linares.


 "El triunfo obtenido por Linares al no tener una mayoría absoluta, seguramente lo obligará a replantearse muchas conductas", advirtió.


 Retta también se refirió a la cuestión de la mayoría especial requerida para la reelección del intendente.


 "Formal y legalmente, Linares, con el porcentual logrado no podría ser el candidato a la general, pero lo que pase de aquí en adelante sobre esta cuestión depende de la actitud de todos los que participamos en la interna y, especialmente, de la de él", subrayó.


 La lista de Linares se impuso en la mayoría de las mesas de las escuelas que la UCR abrió en el distrito y obtuvo sensibles diferencias en las localidades de General Daniel Cerri e Ingeniero White, mientras que en las escuelas céntricas su triunfo fue más apretado.


 En Cabildo, la mayor cantidad de votos fue a parar a la lista Participación y Desarrollo de Juan Pedro Tunessi.


 La interna radical de la víspera fue una de las más vibrantes de los últimos 15 años y vino precedida de un tumultuoso episodio de fraude, sucedido en las presidenciales de diciembre pasado.





Mustang Cloud - CMS para portales de noticias