Publicación de la Cornell Alliance for Science

Para el debate: ¿A menor uso de transgénicos es mayor el daño ambiental?

26/4/2021 | 06:30 |

La prohibición a sembrar cultivos OGM en Europa provocó la emisión de dióxido de carbono. Así lo releva un estudio reciente.

¿Existe reevaluación del severo régimen regulatorio de la UE para los cultivos biotecnológicos? / Fotos: La Vanguardia y Archivo La Nueva.

Guillermo D. Rueda / grueda@lanueva.com

   De acuerdo con una investigación realizada por los doctores Emma Kovak y Dan Blaustein-Rejto, del grupo de expertos ecomodernistas con sede en California, Breakthrough Institute, y Matin Qaim, de la Universidad de Goettingen, en Alemania, la negativa de Europa a permitir que se siembren cultivos transgénicos provocó la emisión evitable de millones de toneladas de dióxido de carbono que genera un mayor daño climático.

   Así se publica en la Cornell Alliance for Science, que reúne a científicos de diferentes países, y que replicó agribio.com.ar

   Se indicó que el costo de oportunidad de la negativa de la Unión Europea (UE) a permitir sembrar variedades transgénicas de cultivos clave asciende —actualmente— a 33 millones de toneladas de CO2 al año. Esto equivale al 7,5 % de las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) de todo el sector agrícola europeo o, aproximadamente, lo que podrían emitir cada año entre 10 y 20 centrales eléctricas de carbón.

Los hallazgos resultan del hecho de que las versiones transgénicas de los principales cultivos producen un mayor rendimiento.

   Según Agribio, dado que los productores de norte y de Sudamérica adoptaron cultivos transgénicos desde finales de la década de 1990 en adelante, este análisis implica que, durante las décadas siguientes, el carbono adicional emitido debido a la oposición de la UE a la ingeniería genética, probablemente será de cientos de millones de toneladas.

   Los hallazgos resultan del hecho de que las versiones transgénicas de los principales cultivos producen un mayor rendimiento, ya que pueden resistir mejor el daño de los insectos y la competencia de las malezas.

   Con los agricultores de Europa bajo un rendimiento agrícola total más bajo, debido a la no adopción de cultivos transgénicos, se debe mantener en producción o arar más tierras agrícolas a nivel mundial que, de otro modo, podrían estar disponibles para que los bosques secuestran carbono en los árboles y el suelo.

   El nuevo análisis será una lectura incómoda para los grupos ambientalistas que, durante mucho tiempo, han combinado la defensa de la mitigación del clima con una firme oposición a los OGM’s porque implica que su oposición a la ingeniería genética podría estar empeorando sustancialmente la emergencia climática.

   El cálculo —según Agribio— se realizó estimando en qué medida se podrían haber evitado las emisiones de GEI si el nivel de adopción por parte de la UE de variedades transgénicas de cinco cultivos principales (maíz, soja, algodón, canola y remolacha azucarera) en 2017 hubiera sido igual al de los Estados Unidos. 

   “Nuestros resultados sugieren que las reducciones de emisiones de GEI por los aumentos de rendimiento en cultivos transgénicos son sustanciales y que deberían incluirse en análisis futuros”, dijo Emma Kovak. 

Dra. Emma Kovak, del Breakthrough Institute.

  Los investigadores también señalan que sus hallazgos son particularmente relevantes en este momento, porque se está llevando a cabo una posible reevaluación del severo régimen regulatorio de la UE para los cultivos biotecnológicos. 

   La Cornell Alliance for Science busca promover el acceso a la innovación científica como un medio para mejorar la seguridad alimentaria, mejorar la sustentabilidad ambiental y elevar la calidad de vida a nivel mundial. El artículo citado está disponible en https://allianceforscience.cornell.edu/blog/2021/02/eus-refusal-to-permit-gmo-crops-led-to-millions-of-tonnes-of-additional-co2-scientists-reveal/

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias