El cuidado de nuestro cuerpo

Hábitos que nos ayudan a vivir mejor y disfrutar los buenos momentos

27/9/2020 | 06:30 |

En tiempos de estrés y corridas interminables, se buscan consejos para apuntalar nuestra calidad de vida. Algunas idea son muy fáciles de aplicar.

Caminar, relajarse, alimentarse correctamente y beber suficiente cantidad de agua es simple. Solo eso ya nos ayuda a sentirnos mejor.

   Cada día se presenta como una gran  oportunidad para identificar comportamientos que pueden impedir una mejor calidad de vida. 

   Ante estas situaciones, conviene adoptar hábitos saludables que puedan ser beneficiosos para nuestro bienestar.

   Todos son muy simples de poner en práctica, sin necesidad de cambios bruscos. Solo incorporando algunos elementos o conductas que nos ayuden a sentirnos mejor. A saber:

   1) Siempre hay que tomar un buen desayuno. Los innumerables estudios realizados al respecto muestran que las personas que toman un desayuno sustancioso pierden más peso que aquellos que tienen un desayuno mínimo. Frutas, huevos o cereales con yogur siempre son bienvenidos. 

   2) Comer frutas y verduras. Siempre es conveniente que un alto porcentaje de lo que comamos esté constituido por frutas y verduras. El objetivo de gran cantidad de verduras cocidas y crudas en el almuerzo y la cena, y 4 frutas al día, es una medida atendible. 

   También se recomienda incluir legumbres en el almuerzo y la cena, y añadir fruta al desayuno, colaciones y merienda. Las frutas son un buen recurso para comer por la calle como una manzana o banana. 

   3) Agendar un tiempo exclusivo en la semana para hacer las compras de los alimentos adecuados. La comida sana no va a llegar por sí sola y cuando nos agarra hambre comemos lo primero que tenemos a mano. Debemos hacer que eso que “tenemos a mano” sea saludable. Para que eso ocurra, establezcamos un momento en nuestra rutina para ir a comprar lo que haga falta.

   4) Paseos de al menos 5.000 a 10.000 pasos o una hora de actividad física. Hay una amplia variedad de dispositivos extremadamente útiles para proporcionar información sobre la cantidad de pasos que se acumulan cada día. Aunque pocas veces se presta atención a este aspecto, practicar ejercicio físico no solo mejora nuestro estado físico, sino también el anímico. 

   Especial es el caso de los niños y adolescentes quienes deberían practicar al menos 60 minutos de ejercicio al día, y de los mayores de 65, para quienes se aconseja hacer al menos 150 minutos de ejercicio moderado, también de forma semanal.

   5) Sentarse en la mesa para disfrutar la comida, no para deglutir. Considerando que el momento de almorzar y cenar debe ser una pausa en las actividades del diario trajín, vale la pena relajarse y distraerse con una charla en familia o simplemente mirando televisión.

   6) Llevar siempre una merienda rica en proteínas. De esta manera se logra evitar el consumo de alimentos de alto contenido graso cada vez que el hambre nos sorprende a mitad de algo. Buenas opciones son las barritas de cereal, los frutos secos, las pasas de uva, las frutas o el arroz inflado integral.

 

   7) Respirar consciente y pausadamente. Este simple ejercicio permite frenar, despejar la mente de los cientos de problemas que se presentan a diario, enfocarse y seguir adelante.

   8) Beber agua. Aporta energía a los músculos, mejora la función intestinal y equilibra los niveles de líquido del cuerpo. Lo recomendable es beber unos 2 litros de agua al día. Una forma de conseguirlo es cargar una botella de 500 ml al salir de casa cada día o poder tener una medida contando 8 vasos de agua. El agua es aparte de las infusiones o jugos.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias