El lado B del campo

Grobocopatel: “Los empresarios deberemos formar parte del proceso de inclusión social”

21/6/2020 | 06:30 |

El titular de Grupo Los Grobo y de LIDE Agronegocios dijo que las compañías no pueden prosperar si queda gente afuera del sistema. ¿Es la nueva agenda de los agrolíderes?

Grobocopatel y el futuro: “Es más fácil saber lo que va a pasar en 2030 que a fines de 2020”. / Fotos: Prensa LIDE y Archivo La Nueva.

Guillermo D. Rueda / grueda@lanueva.com

   “Vamos rumbo a una reestructuración del círculo entre la cultura, la eficiencia y los costos. La pandemia aceleró la tendencia de la videoconferencia; es como adelantarnos cinco años en unos meses. Por eso los empresarios, desde nuestra posición, deberemos formar parte del proceso de inclusión social, ya que nuestras empresas no pueden prosperar si dejamos a la gente fuera del sistema”.

   Lo dijo Gustavo Grobocopatel, titular de Grupo Los Grobo, durante el encuentro —por videoconferencia— de agrolíderes de la Argentina, convocados en el ciclo de LIDE Debate y con una consigna que no elude la coyuntura: Los desafíos de estos tiempos.

   También dijo que otro cambio significativo se manifiesta en los vínculos mediados por la tecnología. “Lo que antes era una rareza hoy es algo habitual y tiene ventajas extraordinarias”, sostuvo.

   “Ahora notamos que el relacionamiento físico no era tan necesario, y eso cambia la relación entre el vínculo, el control y la autonomía. Yo celebro ese cambio, creo que es positivo y mejora la eficiencia de la compañía”, aseguró.

   Grobocopatel, quien es presidente de LIDE Agronegocios, también aludió a otras tendencias que ya se advierten en la sociedad.

   “Por un lado la convergencia tecnológica se va a acelerar, ya que será en términos productivos y organizacionales. Por otra parte está la transformación en las organizaciones. El concepto de cadena de valor será reemplazado por el de ecosistema, mucho más amplio, interrelacionado e inclusivo”, explicó.

   “Por último está el cambio en la tendencia de los consumidores. Hay un aumento en la demanda de alimentos acompañado por una exigencia mayor de información”, aseveró el directivo.

   Respecto de la postura de sus empresas agropecuarias, determinadas en un sector denominado esencial por la generación de alimentos, Grobocopatel sostuvo que, de manera temprana, se formó un comité para gestionar en el marco de la pandemia con nuevos procesos y protocolos.

   “Hoy el 50 % del personal está trabajando desde su casa, y para quienes no pueden hacerlo, existen estrictas medidas para garantizar la salud y la seguridad. Hasta ahora funciona correctamente, pero hay que ser muy disciplinado en el cumplimiento”, admitió.

   “¿El futuro? Es más fácil saber lo que va a pasar en 2030 que a fines de 2020”, aseguró Grobocopatel.

“El para qué lo hacemos”

   “Desde el sector agroalimentario solemos dedicar tiempo a explicar qué hacemos y por qué lo hacemos. Hoy intentamos debatir el para qué lo hacemos”, sostuvo Laura Loizeau, vicepresidente de LIDE Agronegocios.

   “El sector está diseñado con el fin de producir alimentos para las personas, un rol irremplazable e imprescindible para la humanidad, pero para satisfacer este punto invertimos, generamos empleo, capacitamos gente e interactuamos con otros sectores de la economía”, agregó.

   “El alto nivel de conocimiento, una vasta experiencia y la aplicación de tecnología son los principales aliados para gestionar nuestros recursos de manera sustentable”, afirmó.

   Loizeau también dijo que el sector agroalimentario argentino cuenta con grandes ventajas competitivas, debido a la gran inversión empresarial y a la calidad de los recursos humanos.

La transformación digital

   Para Christophe Dumont, presidente y CEO de Bayer Argentina y Cono Sur, la visión es clara: “Salud para todos, hambre para nadie. Y esto se logra asegurando la salud de las personas y la producción de alimentos. La ciencia debe servir para brindar una vida mejor, y en ello estamos comprometidos con todos los actores de la cadena del agro”.

   También sostuvo que se debe acelerar la transformación digital. “El resultado será una disminución del flujo de personas, manteniendo el flujo financiero”, afirmó.

   “Otro aspecto importante es el compromiso con la sustentabilidad. Es una cuestión muy importante y debe desarrollarse de forma permanente; incluso, después de finalizada la pandemia”, aseguró.

   Dumont también se refirió al futuro. “Vemos que siempre hubo volatilidad, y este año es aún mayor a causa del coronavirus”, dijo.

   “La compañía considera de vital importancia enfrentar la realidad y evitar los contagios en las seis plantas que operan en el país. Para lograrlo estamos utilizando nuevas herramientas para acelerar la transformación digital y cultural”, insistió el directivo.

La agenda que viene

   “Necesitamos del Gobierno una agenda clara que podamos alcanzar luego de la pandemia”, sostuvo Pablo Paladini, director de Frigorífico Paladini, en otro tramo de la videoconferencia de agrolíderes.

   “Es un escenario complicado y deben cuidarse tanto la salud como la economía. Estos no son conceptos que se oponen entre sí”, aseveró.

   “El home office llegó para quedarse y debemos contar con una legislación para su correcta aplicación”, comentó.

   Respecto de la situación laboral de un sector esencial en la pandemia, Paladino comentó que, entre otras medidas, se dispuso de los servicios de un grupo de psicólogos para reincorporar, cuando la situación así lo permita, a la gente que está en home office.

   También habló el directivo del futuro del sector alimenticio. “Hoy, el consumidor pide la trazabilidad del alimento para garantizar su calidad e inocuidad. Y en eso debemos trabajar”, manifestó Paladini.

Futuro y nubarrones

   “La nuestra es una actividad rápida en relación a la toma de decisiones. La cuarentena nos generó una gran incertidumbre, ya que al ser tan vertiginosa es imposible parar la producción. Detenernos podía implicar que sea para siempre”.

   Lo dijo Franco Santángelo, presidente de Frigorífico Soychú, tras el máximo momento de estrés.

   “¿El futuro? Está nublado por la incertidumbre, pero estamos acostumbrados, ya que nuestra actividad depende de muchas variables”, afirmó.

   “La demanda va a cambiar, la forma de distribución será distinta y la gente compra en cantidades mayores y de manera más espaciada para evitar salir. Hay que adaptarse a esos cambios”, aseveró Santángelo.

   “Somos arquitectos o malabaristas en esta situación. Debemos transitar por un hilo muy delgado para llegar a buen destino”, sostuvo, en tanto, Víctor Escalas, presidente de SpeedAgro.

   “No resultó sencillo adaptarse a tantos cambios tan rápidamente, pero nuestra visión es lograr productos sustentables en el tiempo y en pos de eso trabajamos”, afirmó.

Consumo y nuevos hábitos

   “De cara al futuro será fundamental gestionar en la incertidumbre; comprender que los consumidores cambiaron mucho sus hábitos, e implementar modelos de gestión distintos, encontrando la manera de incorporar este nuevo modelo de gestión organizacional”.

   La declaración corresponde a Rodolfo Galloni, gerente general de Ilolay, respecto del impacto que está provocando la pandemia en nuestro país.

  Al ampliar su concepto durante el seminario virtual de Grupo de Líderes Empresariales, dijo: “Durante la cuarentena ser produjeron esos cambios de hábitos y el plan de negocios debió ser adaptado. Se potenciaron los productos de consumo hogareño y disminuyeron los que utilizaban restaurantes y bares”.

   Galloni indicó que, al ser una empresa esencial, debieron trabajar para que la salud sea una prioridad y, así, implementaron un protocolo que cambió los hábitos de las personas. Por ejemplo, el directivo citó la disposición de turnos aislados para evitar contagios.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias