Ismael Serrano, con La Nueva, antes de su show en Bahía Blanca: "Es urgente un espacio de reflexión"

21/7/2019 | 06:30 |

El cantautor español llega a nuestra ciudad el próximo jueves para presentar “Todavía”. En el Teatro Gran Plaza.

Ismael Serrano grabó "Todavía" en una casa del Tigre (Buenos Aires).

Franco Pignol / fpignol@lanueva.com

 

   Ismael Serrano tiene un perfil clarísimo como artista: sus letras, su poesía invitan a la reflexión. Nos interpela. 

 

   En tiempos en donde lo que abunda es el barullo informativo en el que sólo se le presta atención a los titulares (sean falsos o no), viene bien charlar con el compositor español.

 

   Antes, te adelantamos que llegará el próximo jueves, desde las 21.30, en el Teatro Gran Plaza (Alsina 170). Presentará con su guitarra el disco “Todavía”.

 

   Las entrada están disponibles a través de Ticketbahia.com

 

   “Los cantautores hacemos una música que tiende a la palabra e invita a la reflexión. Hoy en día se imponen en la propuestas musicales una invitación permanente al escapismo, a la evasión permanente y no tanto a la reflexión. Quizás sea más urgente que nunca un espacio de reflexión, en un momento en donde estamos perdiendo capacidad para reflexionar en profundidad y la mirada a largo plazo. Eso es lo que uno siempre ve de los políticos, que sólo tienen la mirada puesta en las próximas elecciones y falta una mirada a largo plazo, un ejercicio de la responsabilidad que esté a la altura de las necesidades de la gente. Creo que esa falta de altura y mirada política a largo plazo es un fenómeno global”, aclara Ismael Serrano.

 

No existe el debate

   —Muchas veces da la sensación de que en la mayoría de las reuniones se discute citando títulos, pero sin argumentos, sin sustancia.

 

   —Eso es por las redes sociales que encapsulan el mensaje en un titular y no permiten desarrollar la idea. Hay una ficción en torno a las redes sociales que tiene que ver con que sugieren un debate que en realidad no es real. No hay debate en tanto y en cuanto no se contraponga un argumento con otro. Es una asociación de titulares en donde estamos perdiendo la capacidad de escuchar. Si encapsulamos el mensaje y leemos sólo el titulo, estamos encapsulando nuestra manera de pensar.  Estamos perdiendo la capacidad de confrontar las ideas con naturalidad.

 

Tradición de trovador

 

   Hace 15 días que Ismael Serrano está en Argentina. Sus canciones suenan tanto o más que en Madrid, por esa razón está constantemente yendo y viniendo.
“Así es. Siguiendo un poco la tradición del trovador que va de aldea en aldea haciendo la crónica social y contando sobre el tiempo que le toca vivir. Así entiendo mi oficio, esa es la esencia. Estar en el viaje permanente”, cuenta Serrano.

 

   —Aunque parezca mentira, nunca habías grabado un disco sólo con tu guitarra y la voz. Finalmente se dio y en Argentina. Editaste “Todavía”.

 

   —Es cierto, en 20 años de carrera nunca lo había hecho. Me apetecía mucho grabar un disco así y en Argentina. El anterior (“Hoy y siempre”) fue mucho más sofisticado, con una gran banda y una gran puesta en escena musical en Madrid. Como una gran parte de mi carrera se desarrolla aquí, valoré grabarlo en Argentina. En un principio mi fantasía era grabarlo en la playa, pero era muy complicado desde el punto de vista técnico. El ruido y el viento iban a dificultar las cosas. Finalmente buscamos una casita que estuviera en contacto con la naturaleza y terminamos en Tigre. La idea era grabar una guitarreada entre amigos.

 

Mística guitarrera

   —¿Podés contar algunos detalles de la grabación?

 

   —La casita en Tigre era muy acogedora, aislada. Estuvimos grabando toda la tarde y parte de la noche. Era bonito porque estar en el medio de la naturaleza te hace dar cuenta de que en la grabación se colaban los pájaros y los sonidos de los árboles con el viento. Al principio nos preocupamos pero luego nos dimos cuenta de que le daba veracidad, porque lo queríamos grabar era las canciones, pero también la experiencia. 

 

   —Qué difícil captar la mística de una guitarreada y que luego se note en la grabación.

 

   —Ese era el reto. Esa mística como bien dices, esos silencios casi litúrgicos, los aplausos tímidos... la gente sabía que se estaba grabando y había un respeto muy grande. Creo que lo conseguimos.

 

Hay una ficción en torno a las redes sociales que tiene que ver con que sugieren un debate que en realidad no es real. No hay debate en tanto y en cuanto no se contraponga un argumento con otro".

 

   —¿Qué canciones elegiste y por qué?

 

   —La mayoría son canciones que habían quedado afuera de otros discos y uno nunca sabe bien por qué.  Me apetecía rescatarlas y darles rodaje, más aún en este formato.

 

Los ruidos y silencios también son música. El ejemplo es el “unplugged” de Eric Clapton en el que hay un comienzo equivocado y lo vuelven a arrancar. Se equivoca, vuelve para atrás y lo dejaron en la grabación. Eso también es música".

   —El hermoso problema de selección que tienen los compositores de miles de canciones.

 

   —Sí, es uno de los problemas a los que siempre te enfrentas cuando comienzas a planear una gira o un concierto. La verdad que me cuesta mucho seleccionar algunas canciones por sobre otras.

 

   —Por lo general no se sabe lo que cuesta grabar un disco. Imagino que no salió en el primer intento.

 

   —Es muy cómico. Nosotros en un momento tuvimos que parar la grabación porque salió cantando un bandada de pajaritos, un perro se puso a ladrar o de golpe pasó un auto con la cumbia a todo volúmen (risas). Se colaban por todas partes y no tenía mucho sentido.

 

   —Hay álbumes de guitarreros como Yupanqui o Cafrune, entre muchos otros, que tienen sonidos del roce de los dedos en las cuerdas cuando pasan de tono a tono. Ese nivel de “ruido” es hermoso e inolvidable.

 

   —Por supuesto. Este disco no es perfecto. Los estribillos son más elásticos porque cuando cantas el “tempo” no es matemático. Los ruidos y silencios también son música. El ejemplo es el “unplugged” de Eric Clapton en el que hay un comienzo equivocado y lo vuelven a arrancar. Se equivoca, vuelve para atrás y lo dejaron en la grabación. Eso también es música.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias