Bahía Blanca | Domingo, 03 de marzo

Bahía Blanca | Domingo, 03 de marzo

Bahía Blanca | Domingo, 03 de marzo

El drama de vivir sin techo comienza a tener solución en nuestra ciudad

Tras el temporal de diciembre pasado, La ONG Techo Argentina ya entregó 42 viviendas de emergencia en Bahía Blanca y planificar construir otras 20 en el transcurso de este mes.

Fotos: Pablo Presti-La Nueva y ONG Techo

Tras finalizar la construcción de las primeras 42 viviendas de emergencia para las familias más damnificadas por el temporal de diciembre, la ONG Techo Argentina anunció que dentro de un par de semanas retornará a nuestra ciudad para desarrollar alrededor de otras 20 soluciones habitacionales en distintos barrios.

Cabe recordar que esta organización social desembarcó en nuestra ciudad con más de 70 voluntarios a los pocos días de la feroz tormenta que causó múltiples destrozos y puso en marcha el proyecto de reconstrucción de hábitats que posteriormente pueden ser mejorados por sus habitantes.

En aquella oportunidad finalizaron 34 y regresaron la semana pasada para edificar otras 8 y anexar kits sanitarios y eléctricos a las ya construidas.

“Fue un trabajo conjunto entre la ONG y el municipio, que comenzó en diciembre, a los pocos días de ocurrido el temporal, y tuvo su segunda etapa los primeros días de febrero. Esta labor permitió que 42 familias hoy tengan su vivienda con su respectivo módulo sanitario”, señaló Juan Maquierya, Director Ejecutivo la ONG que tiene presencia en gran parte de nuestro país.

“No habíamos estado nunca en Bahía. A los pocos días del temporal, nosotros estábamos trabajando en Moreno y el municipio nos contactó para ver si podíamos ayudar. Y obviamente que la respuesta fue afirmativa, porque las imágenes que circulaban eran tremendas”.

Precisamente, Techo Argentina cumplió dos décadas de trabajo solidario en el país, fortaleciendo su compromiso y acompañamiento de forma permanente a casi 80 comunidades.

De hecho, el último año, construyó más de 600 viviendas de emergencia en 11 provincias, movilizando a más de 11.700 voluntarios de todo el país.

“A Bahía fuimos con 70 que llegaron de distintas partes, a quienes se sumaron muchos de la propia ciudad que se acercaron a ayudar en forma desinteresada”, añadió Maquierya.

Y añadió: “Tenemos un país con un gen solidario muy potente y eso nos permite realizar un montón de acciones de impacto positivo para la población más necesitada”.

El proyecto precisa de una logística muy importante, porque requiere de movilizar mucha gente y que no les falte nada, ya sea cuando están trabajando como cuando deben descansar.

“La experiencia de tantos años facilita las cosas para trabajar en forma coordinada. Contamos con un grupo estable que va coordinando las labores para que no se pierda tiempo y las casas se construyan en 2 o 3 días”, amplió el director Ejecutivo.

Tras la culminación de la primera etapa de la iniciativa, la ONG volverá a nuestra ciudad (posiblemente el 22, 23 y 24 de este mes) para encarar un nuevo proyecto, que derivará en la construcción de entre 20 y 25 nuevas viviendas.

“En este caso, además del municipio, se contará con el apoyo de dos empresas (Cargill y Viterra), que aportarán los fondos necesarios para desarrollar la construcción. Estas también íncluirán el módulo sanitario correspondiente”.

Una vez que se termine ese trabajo, la intención del intendente Federico Susbielles es prolongar la relación y planificar el resto del año.

“El municipio tiene la intención de formalizar una alianza público-privada para que nuestra organización continúe con su labor solidaria. La idea es que estos dos primeros pasos sean el inicio de un largo camino para que cada vez menos familias bahienses estén viviendo en pisos de tierra”, adelantó Maquierya.

Y agregó: “Más allá de que Techo tiene historia de trabajar junto al Estado en distintos niveles, desde que asumí como Director Ejecutivo será el primer convenio que firmaremos para trabajar en forma tripartita, o sea incluyendo al sector privado, el público y las organizaciones de la sociedad civil. Es algo innovador, que creemos que va a funcionar muy bien, porque está claro que el problema de la vivienda en la Argentina no lo resuelve el Estado en forma solitaria. Lo que está pasando en Bahía Blanca será un ejemplo para el resto del país”.

Para Maquierya, la respuesta de la gente hace que todo el esfuerzo valga la pena.

“El momento de la inauguración de la vivienda es único, realmente muy emotivo y potente. Suceden cosas que nos movilizan para seguir”.

Se trata de un modelo de vivienda de emergencia de 18 metros cuadrados (6x3) que la ONG también construyó en más de 15 países de América Latina.

"Son módulos habitacionales de madera, prefabricados. Están construidos sobre pilotes, eso hace que se eleven del piso y estén aislados de la humedad", explicó, por su parte, la directora de Comunicación de Techo, Camila Zanoni.

La construcción inicia ubicando e instalando los pilotes en el suelo; encima de ellos se colocan las vigas que sostienen el piso de madera, el cual viene en tres partes que se ensamblan entre sí. Luego, se ubican las paredes, se instalan los tirantes del techo y, por último, las chapas.

"En algunos casos, como este de Bahía, se le suma un kit sanitario: un módulo anexo más chiquito, de 3 metros por 1,5, que tiene ducha, inodoro y bacha para lavarse las manos”.

El Municipio, en tanto, tiene el compromiso de aportar la conexión de las viviendas a los servicios, como el agua de red.

Las obras se repartieron en cinco delegaciones de la ciudad, siendo Noroeste la más contemplada, con 18 viviendas. Le siguieron Villa Rosas, con 11 construcciones; Harding Green, con 7; y Las Villas e Ingeniero White, con 3 cada una.