Bahía Blanca | Miércoles, 24 de abril

Bahía Blanca | Miércoles, 24 de abril

Bahía Blanca | Miércoles, 24 de abril

Inauguran obras y firman un convenio millonario en Conicet Bahía

La ceremonia fue encabezada por el ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación de la Nación, Daniel Filmus y la presidenta del Conicet, Ana Franchi.

Fotos: Pablo Presti-La Nueva.

Un nuevo edificio que la Universidad Nacional del Sur destinará a la investigación científica en Bahía Blanca, fue inaugurado este miércoles en el predio del Conicet en Bahía Blanca. Durante el evento, también se firmó un convenio para la realización de futuras obras por un valor de 600 millones de pesos, así como la adquisición de equipamiento científico por casi 2 millones de dólares.

En la ceremonia estuvieron presentes el ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación de la Nación, Daniel Filmus; la presidenta del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet), Ana Franchi, y el rector de la UNS, Daniel Vega, entre otros.

El nuevo edificio, de 250 metros cuadrados, se encuentra ubicado en el Centro Científico Tecnológico del Conicet, en el predio La Carrindanga.

"Concebimos que las universidades tienen que formar profesionales, pero esto no podría ser posible si no hay investigación y no hay preocupación respecto de la bolsa del conocimiento", comentó Filmus.

El funcionario sostuvo que las universidades tienen que tener una verdadera presencia, incluso regional, y "no solo formar profesionales, sino también enfocarse en la investigación".

Daniel Filmus y Daniel Vega.

"Esto es fundamental. Los investigadores no pueden investigar si no tienen equipamiento para hacerlo ni lugares adecuados donde poder desarrollar la actividad", sostuvo.

El ministro destacó que la inauguración y la firma de los convenios representan "un hito por la paciencia y la persistencia de la comunidad".

"Seguramente va a redituar en mejores condiciones para la investigación y para mejorar la calidad de vida de nuestra gente", manifestó el funcionario.

Por su parte, Franchi expresó su alegría por la inauguración y resaltó la importancia del nuevo bioterio, que permitirá el cuidado de animales y plantas necesarios para la investigación científica. Además, señaló que la nueva infraestructura posicionará a Bahía Blanca en un lugar destacado en la industria farmacéutica.

"Lamento que hayamos tenido que esperar tantos años para poder inaugurarlo, pero este bioterio es de excelencia y hay muy pocos en el país; esto nos ubica en un lugar importantísimo para la industria farmacéutica, por lo que puede servir para Bahía Blanca y también para las provincias del sur. Puede permitir un montón de estudios, fármacos, vacunas, que solo este tipo de bioterio lo puede hacer", dijo Franchi.

Daniel Filmus.

Finalmente, Vega recordó que el proyecto del edificio se había iniciado en 2009, pero se había postergado durante muchos años. Gracias a los esfuerzos conjuntos, explicó, se logró retomarlo y completarlo. 

"Es un edificio realmente muy importante, que no solamente resuelve un grave problema edilicio sino que además es una fuente de trabajo para toda la comunidad", dijo.

La construcción de este edificio es el resultado de un trabajo conjunto entre el departamento de Biología, Bioquímica y Farmacia de la UNS, el Instituto de Investigaciones Bioquímicas de Bahía y el Instituto de Investigaciones Biológicas y Biomédicas del Sur. Se trata de un centro de última generación, diseñado de acuerdo a las normas internacionales vigentes, desde el cual se fortalecerá el apoyo a las áreas de investigación en biomedicina y se implementarán nuevas capacidades de transferencia de servicios de biotecnología, bromatología y ensayos preclínicos.

El proyecto fue financiado por la UNS y recibió subsidios para equipamiento específico del Ministerio de Ciencia y Tecnología.

Además de la inauguración de estas nuevas instalaciones, Filmus, Franchi y Vega firmaron el convenio correspondiente para llevar a cabo una serie de obras en el INQUISUR, que incluyen la construcción de una tercera planta sobre el edificio del instituto y una nueva edificación de tres plantas.

Estas obras permitirán ampliar la superficie de investigación existente y facilitarán que todo el personal desarrolle sus tareas en un mismo lugar. Se trata de un proyecto de 1.700 metros cuadrados con un presupuesto de casi 900 millones de pesos, financiado con fondos del BID.

Tanto la UNS como el CONICET Bahía Blanca han sido beneficiarios de equipamiento por un valor total de más de 5 millones de dólares a través del programa federal Equipar Ciencia. Recientemente, este programa adjudicó a instituciones bahienses siete equipos de mediano y gran tamaño, con una inversión superior a 1.800.000 dólares. Destaca entre ellos un espectrómetro de fotoelectrones de rayos X, valuado en casi 1,2 millones de dólares y prácticamente único en Argentina, que será utilizado por más de 20 grupos de investigación de todo el país.

Además del Instituto de Física del Sur, otras instituciones beneficiadas son el Instituto Geológico del Sur, que recibió un espectrómetro de reflectancia de infrarrojo; el Instituto de Investigaciones Bioquímicas de Bahía Blanca, con un espectrofotómetro de fluorescencia; el Instituto Argentino de Oceanografía, que adquirió un medidor de gases en suelo y atmósfera; el Centro de Recursos Naturales Renovables de la Zona Semiárida, con un sistema de radiómetro hiperespectrales, y la Planta Piloto de Ingeniería Química, con una planta de producción de nitrógeno líquido y gaseoso.