Bahía Blanca | Miércoles, 24 de abril

Bahía Blanca | Miércoles, 24 de abril

Bahía Blanca | Miércoles, 24 de abril

El último baile de Guillermo Pisani: "Lo haré con mucha consciencia"

A los 71 años, Memo vuelve al Midget, la gran pasión de su vida. "No me faltó hacer nada", reconoce el exdirectivo.

Fotos: Emmanuel Briane- La Nueva.

(Nota de la edición impresa)

 

Un capítulo más, ¿ahora sí el último? Al mejor estilo Los Chalchaleros, Guillermo “Memo” Pisani afrontará, según sus dichos, su último capítulo con el Midget, actividad que nunca dejará de circular en sus venas.

A los 71 pirulos, y con un espíritu y entusiasmo semejante al de aquel joven que en los 70’ afrontaba el debut absoluto, el ex comisario deportivo y dirigente de la categoría se animará a despuntar el vicio del derrape una vez más.

Será con un chasis estilo americano, con la impronta del eje rígido en la suspensión delantera (auto subcampeón con Claudio Roth en 2007/08), y motores de Francisco “Pancho” Palma, amigo y compañero de aventuras dentro del Club Midgistas del Sur.

“De esto no te olvidas nunca y las ganas de correr no desaparecen jamás. Hablar de Midget y estar alrededor de los autos es moneda corriente para nosotros”, confesó Memo.

Será el tercer retorno de Pisani al Midget, luego de aquella recordada reaparición en 2008 (se prolongó por dos temporadas).

Por entonces, el objetivo era que su nieto Valentino lo vea correr. ¿Y ahora?

“Esto es por mí y para mí, para divertirme y disfrutar. Me lo tomo muy en serio, quizás más que otras muchas veces que he corrido. Lo voy a hacer a full y con mucha consciencia, aunque con la tranquilidad que sé que no hay nada que demostrar”, aseguró Pisani, quien compitiera anteriormente en Villa Mitre y Tiro Federal.

—¿Qué opinas sobre la edad, juega su papel o es indistinto?

—Yo hoy me siento bárbaro. A veces me preguntan y sí, me canso como cualquier persona, pero lo afronto porque me siento apto. Sí reconozco que nunca imaginé que llegaría a esta edad y podría subirme a un auto.

—La comisión anterior había implementado un límite de edad, ¿en qué quedó eso?

—Quedó en la nada, no se incorporó al reglamento. Y bueno, lo que hizo este muchacho preparador, ganando en un zonal con 82 años (NdR: Julio Pardo), creo que terminó de dejar en claro que muchas veces no depende de la edad, sino del espíritu y cómo se sienta uno.

“No te retiras nunca de esto y creo que eso es algo típico del automovilismo. Fijate que ahora se juntaron 26 TC para correr en semipermanente. Es una locura que no se termina nunca. Una vez que probaste un auto fuiste”, puntualizó Memo, uno de los pilotos que probó sábados atrás en el Héctor Evaristo Plano.

—¿Antes de volver a subirte, qué sentiste?

—Miedo en ningún momento. Sí tenía dudas de cómo iba a responder todo. Habrá que ver cómo se dan las cosas corriendo con los otros muchachos a la par, pero esto me cambia y renueva la vida. Me levantó el espíritu.

“Ese día me subí tranquilo y me bajé más tranquilo todavía. Por suerte la prueba fue muy buena. Y además esto es algo que no se olvida, te volvés a poner el casco y es como si nunca te hubieses bajado”, resaltó Memo.

—¿Cuál es la idea de este retorno?

—Por ahora solo el Invernal, pero si clasifico seguramente siga y haga el verano. Pienso que, como anda el auto, voy a clasificar tranquilo. No digo que es un hecho, pero voy a tener buenas posibilidades. Haré mi carrera tranquilo y tratando de hacer las cosas bien.

“Lo que más ganas me da es el auto, un chasis con eje rígido delantero, algo que me enloquece manejar. Siento otra tracción y otro estilo de manejo, muy distinto al que se utiliza con suspensión independiente convencional”, especificó Pisani.

“No me faltó nada”

Piloto y dirigente. Esta última faceta la vio a Guillermo Pisani desempeñando varios puestos, desde tesorero a comisario deportivo, pero siempre dándolo todo por la institución; incluso anteponiendo cuestiones personales y familiares.

"En el Midget no me faltó nada, hice de todo. Me faltó la presidencia del club, pero fue algo que nunca me llamó la atención tampoco. Miro hacia atrás y estoy muy tranquilo con todo lo que hice y pienso que si volviera en el tiempo lo repetiría".

—¿Te duele ver todo lo que pasó en el club este último tiempo?

—Sí, muchísimo. Lamentablemente al club lo han destrozado. No tenemos una máquina en condiciones para hacer la pista, teniendo que pedirle una mano a la municipalidad. Después tenemos que escuchar que hicieron esto o lo otro, pero rompieron todo lo que hicimos nosotros en el pasado. Nunca se le puso la plata a las herramientas del club y hoy se están pagando las consecuencias.

"Yo siempre de afuera, dando una mano para lo que necesiten. Si me llaman saben que voy a estar. Por el club siempre haré lo que haga falta, pero en comisión no quiero estar. Somos gente grande, tenemos pensamientos antiguos y hoy es momento de la gente joven", aseguró.