Bahía Blanca | Miércoles, 17 de abril

Bahía Blanca | Miércoles, 17 de abril

Bahía Blanca | Miércoles, 17 de abril

9 de Julio le ganó a Sportivo Bahiense 71-66 y ascendió a Primera

Remontando una desventaja de 11 puntos y con un planteo básico, a partir de una defensa zonal, la visita complicó al local.

Fotos: Tomás Bernabé-La Nueva.

Twitter: @rodriguezefe

Instagram: ferodriguez

 

9 de Julio logró ascender a Primera del básquetbol local, tras vencer como visitante a Sportivo Bahiense, por 71 a 66, sellando de esta manera 3-2 la serie repechaje ascenso/descenso/permanencia.

De esta manera, por décima vez se dio que un equipo de Segunda baje a uno de Primera.

En un partido cargado de nerviosismo, lógico por la instancia, Nueve terminó sacando rédito de la propia impotencia de Sportivo, que no logró encontrarle la vuelta a una defensa zonal y regresó al círculo máximo tras una temporada en Segunda.

Los parciales fueron (adelante el local) 22-23, 43-35 y 56-48.

La visita mostró credenciales en el arranque, firme atrás, congestionado en la pintura, camino inicial que eligió el local. A partir de ahí fue para adelante, con Sebastián Villegas como principal referente.

Los altos porcentajes colectivos de Nueve (10-15 en t2 en el primer cuarto) solidificaron su juego: 15-9.

A esto Sportivo respondió con tiros efectivos a distancia (3-4 en triples, con 2-2 de Ulises Montes). Además, atrás le fue encontrado la vuelta a los rompimientos con cambios defensivos y Velázquez tomó mayor protagonismo, (8 puntos) ofensivo, a partir de que la defensa se extendió.

Mirá las estadísticas completas

El 22-23 del primer cuarto se amoldada a lo que había hecho.

La continuidad de Velázquez en el inicio del segundo le dio más tranquilidad al local.

La visita se replegó en zona y tiró una presión en todo el campo, mientras que Sportivo no la metía. Le daba resultados.

Nueve intentó correr, abrir la cancha y llegar con ventaja, lo mantuvo. Pero ese 2-10 en triples del local se cortó con uno de Sastre, el equipo tuvo paciencia para pasarse la pelota contra la zona Velázquez se adueñó del tablero propio y un triple de Montes terminó plasmando la máxima de Sportivo en el cierre del primer tiempo: 43-35 (21-12).

Un triple de Montes (4-4 hasta ahí) en el amanecer del complemento estiró a 11 la luz del local.

Nueve otra vez volvió a la zona y Sportivo se perdió aun teniendo espacios y adelante la visita fue descontando a cuenta gotas, metiendo un parcial de 9-2, para ponerse a 4.

Se tornó un juego feo, impreciso, cargado de dudas por ambos lados.

Sportivo, con poco, estaba consiguiendo mucho: 56-48. Es que la visita tampoco capitalizaba las limitaciones que tenía su rival en ofensiva, porque recuperaba la pelota, aunque no tenía claridad adelante.

La diferencia al término del tercer cuarto fue la misma con la que habían iniciado: 8.

Definitivamente, este planteo favorecía a Sportivo, frente a un rival que atrás defendió la clásica zonita y adelante se enredó, sin encontrar soluciones en los dos que más podían generar con el balón en las manos: Gutiérrez y Lucchetti.

Esos 8 puntos fueron 10 en el mismo inicio del último cuarto.

Posesiones largas por parte del local frente a la zona que no le encontraba la vuelta, estaba trabado y algunos rompimiento de Nueve en el otro aro. Esto le fue dando más resultados a la visita, que descontaba de a un punto: 58-53.

No lo estaba sabiendo ganar Sportivo. Era cuestión de atacar con decisión la zona, había espacios, no confianza, claro.

9 de Julio se puso a 4 (58-54) convirtiendo 6 de 8 en libres en el cuarto. No podía anotar lanzamientos de cancha. Estaba complicado...

La pelota pesaba y enfrente Sportivo tenía 1-5 en libres (todos de Montes).

El miedo a ganar también existe y era algo que les estaba pasando a los dos equipos. No resolvían situaciones sumamente claras, fallaban los libres.

Hasta que, un triple de Manuel Costa, con 2m30, significaron los primeros puntos de cancha de Nueve y la visita que se puso a 3: 61-58.

A partir de ahí fue punto por punto. Asnaghi anotó 2-2 en libres (63-58).

Enfrente, Prost rompió, convirtió y falló el libre de la falta: 66-60.

Un recupero con penetración y una defensa que pareció falta a Gutiérrez no terminó en conversión.

En el otro aro la perdió Velázquez y Lucchetti, tras falta, respondió con dos libres para Nueve: 63-62.

A la jugada siguiente Sastre falló un triple y Gutiérrez anotó otra vez desde la línea, para que Nueve pasara al frente 64-63, con 1m07.

Ufff... ¡Qué final!

En la reposición, Asnaghi penetró por el fondo y recibió falta: 2-2 (65-64), con 48 segundos por delante.

En una jugada que quedó Bisterfeld encerrado en la pintura, sacó falta y anotó dos libres: 65-66.

Sportivo fue en busca de pasar al frente y un pase forzado de Tuero terminó en lateral para Nueve, capitalizando el recupero en un libre (de dos lanzados) de Gutiérrez: 65-67.

A Sportivo le quedaban 13 segundos de vida. ¡Y otra pérdida en la reposición! Definitivamente, el local no supo ganarlo.

Naturalmente tuvo que cortar con falta y Lucchetti metió los dos: 65-69, con 11 segundos.

Sportivo atacó rápido, Manuel García sacó falta y convirtió 1 de 2: 66-69.

Lucchetti se quedó con el rebote y otra vez a la línea: 2-2 y final anticipado 71 a 66.¡Ah, en la última, Sportivo sumó la tercera pérdida consecutiva! Ya estaba todo resuelto.

9 de Julio vuelve a ser de Primera. Y su gente, después de sufrir hasta lo último, está de fiesta.