Bahía Blanca | Sabado, 02 de marzo

Bahía Blanca | Sabado, 02 de marzo

Bahía Blanca | Sabado, 02 de marzo

Manu Ginóbili y El Loco Montenegro se juntaron en un mural de la ciudad

Emmanuel Pellegrino Olivera vuelca su talento, tiempo y recursos en un trabajo que inmortalizará también a otros ídolos del deporte bahiense.

Con recursos propios, Emmanuel está llevando a cabo un importante trabajo de recuperación de una calle desierta pero con potencial artístico y cultural. Fotos: Emmanuel Briane-La Nueva.

Un artista bahiense especialista en arte callejero está llevando a cabo una obra inédita, que rinde homenaje a basquetbolistas de nuestro medio, entre ellos Emanuel Ginóbili.

Sobre un extenso paredón que nace en la intersección de Parchappe y Del Valle y que recorre la mitad de esta última (mano izquierda), Emmanuel Pellegrino Olivera empezó a cambiarle la apariencia a una arteria inquietante.

El autor -41 años-, quien participó en trabajos de arte callejero en Madrid, Austria y Berlín, hoy busca concretar el Paseo de los Murales. Un proyecto vinculado al deporte bahiense que es para Emmanuel un desafío personal. Como ex jugador de básquetbol del club Alem, lleva la naranja en las venas. Pero también es persona y personaje de ese sector de la ciudad, donde nació y hoy vive.

"En el ‘98 empecé pintando en la calle, aunque ya lo hacía en mi casa. Me gustó de toda la vida. De chiquito pintaba y dibujaba. A los 18 encontré el grafiti, el aerosol, y ahí dije `es la calle´. Es decir, lo que yo hacía en un cuadro en mi casa, quería verlo en la calle”, contó.

"Mis primeros murales en la ciudad los hice en toda esta zona, por calle Corrientes, Parchappe y Pellegrini, donde me crié. Jugué al básquet en Alem cuando dirigía Martín Giusto. Pero como dije, me fui de la ciudad muy de pibe (también vivió en Buenos Aires y La Plata) y ahora volví a Bahía después de muchos años. También con la idea de cambiar un poco las cosas. Siempre tratando de ir por el lado del arte", explicó, como para poner en contexto el espíritu de la iniciativa.

"Cambiar los espacios públicos a partir de aportar lo mío. A veces con ayuda, a veces sin ayuda. Este mural de calle Del Valle es gratis. Tengo apoyo de personas del barrio, también del Municipio, donde lo declararon de interés y tienen la mejor intención. Lo del Paseo es un proyecto personal que surgió cuando volví por la pandemia de COVID-19. Me propuse hacer todo lo que llevé a cabo alrededor de la ciudad y lo voy a concentrar en un solo lugar para cambiar esa parte del barrio", indicó.

Con el impulso de ese ideal creativo y del "hacer" fue que nació la propuesta del Paseo por parte de este profesor de Artes Visuales y licenciado en Arte. Que se dedica al diseño gráfico, pintura, ilustración y ha trabajado en rubros como el cine, la música y artística comercial.

Recorrida visual

La obra comienza en la intersección de la avenida y la calle del paredón pero con una serie de murales de otro tema y motivaciones: animales.

"En los países donde viví, siempre me dediqué al arte urbano, en su mayoría en proyectos con otras personas. Siempre pinté relacionado con la música, hip hop, el rap y grafitis. Pero me gusta mucho trabajar con animales, tratar de hablar de la contaminación y concientizar por ese lado. Por eso allá en la esquina hay un tigre que está nadando en contaminación, si mirás en detalle. Todos tienen como un mensaje escondido, no son sólo imágenes que me gustan. Si mirás bien, algo te dicen. Siempre que pude traté de ir por ahí, no sólo pintar sino dejar algún mensaje. Que tal vez lo descubre quien es más curioso y se cuelga más tiempo mirando", indicó.

 La continuidad del trabajo y la observación conducen finalmente hacia los homenajes. Pero en el medio interrumpe un misterioso y amplio “manchón” en color azul oscuro.

"El azul será un homenaje a las Malvinas. La obra es el mar visto desde arriba con unos aviones que van suspendidos e instalados sobre la pared. Es decir, sobre ese manchón que representa al mar. Son unos aviones a escala, de un metro de longitud. La idea es que cuando el sol de la mañana pegue en la pared, se proyecte la sombra de los aviones sobre el mar, en homenaje a los vuelos rasantes de nuestros pilotos", explicó.

"Me está llevando tiempo hacer los aviones. Hace un año que los estoy preparando, con diferentes materiales. Son como una escultura, básicamente. Hice una investigación previa porque el tema Malvinas me lo tomé más en serio todavía. Creo que será el primer mural donde aparte de la pintura habrá algo físico sobre la pared. No lo vi acá en Bahía, ni yo lo hice antes", explicó.

En cambio, más avanzado que ese mural está el homenaje a las figuras del deporte bahiense.

"El mural comienza con una bandera que va por detrás de todos los homenajeados. Luego la parte deportiva. Soy fanático del básquet de toda la vida. Me crié en el barrio, con la historia del Loco Montenegro saliendo del club Alem. Él tenía que estar. Acá y en otros lugares de la ciudad también. Es un personaje pintoresco. Me parece que Bahía tenía que homenajearlo en algún momento. Y como suelo activar más que esperar que la gente lo haga, bueno, me puse a hacerlo y ahí salió. De a poquito va, está en las bases todavía", dijo Emmanuel.

"También está Manu, como no podía ser de otra manera. Y como primicia puedo adelantar que viene Pepe, viene Lautaro y viene la foto histórica de Beto Cabrera levantando la copa, al final. Seguiré agregando personajes que tienen que ver con mi historia. En cada uno de ellos hay un poquito de mí. Por eso no pongo a cualquiera. Sino pondría a Messi, Maradona… Lo que me interesa es homenajearlos, no tanto pintarlos porque son famosos. El Loco es del barrio, a la familia de Manu la conozco, tengo amigos que son primos de ellos… Con mi viejo lo íbamos a ver a todos los partidos. Casi somos contemporáneos, lo vi crecer. Con Pepe, con lo que hizo con el estadio, ya lo dijo todo. Uno de los pocos en su tipo en el país. Mínimo un homenaje. Ni hablar de su paso por la NCAA y la NBA", expresó, acerca del que sería -puntualmente- el primer mural de Ginóbili en la ciudad.

Pellegrino contó que ni bien se radicó otra vez en Bahía, presentó un proyecto para elaborar un mural del ex jugador de San Antonio Spurs en un edificio céntrico.

La familia de Manu dio el okay, pero el mural no se concretó por la negativa de un grupo de vecinos del edificio pegado a la sede comunal en Alsina, sitio elegido para la obra (el de la foto corresponde al mismo proyecto pero en una torre de calle Estomba).

Un paseo completo

Para que el Paseo sea completo, además de los murales Emmanuel imagina en ese sector una puesta en valor general, para darle vida social: bancos, food trucks, tal vez música y la gente siendo parte. No se verían "afectadas" casas particulares porque en la cuadra predominan galpones y depósitos.

"Elegí esta parte porque vivo del otro lado de las vías y mi familia de este lado (donde se encuentra el trabajo del mural actual). Este sector siempre estuvo en mi cabeza. Es muy grande, por lo tanto hay espacio para pintar un montón de murales y explotar el potencial del lugar, con el fin de generar actividades para la comunidad", dijo, acerca del sitio, que está frente a la Plaza del Algarrobo, muy utilizado por los vecinos del lugar y caro a sus sentimientos por la obra de su mamá, Mirta Olivera.

Dio otros detalles acerca del Paseo de los Murales.

"La idea es pintar toda esta cuadra (sobre el paredón de la mano izquierda de Del Valle), lleve el tiempo que lleve. Tal vez con invitación a otros colegas que pintan y conozco. Pero son de otros lugares y es casi todo del bolsillo de uno. Yo me lo tomo de una manera muy profesional, por eso considero que el artista que quiere venir tiene que costearse sus pasajes, estadía y materiales para venir a trabajar. Esto tiene que ser algo divertido. No un problema o una pérdida de trabajo en otro lugar, no que tenga que restar tiempo al trabajo", concluyó.