Bahía Blanca | Martes, 16 de abril

Bahía Blanca | Martes, 16 de abril

Bahía Blanca | Martes, 16 de abril

Ricardo Juncos: "Lo que nos mostró Agustín es muy poco común en un piloto"

En diálogo con La Nueva., el propietario del Juncos Hollinger Racing contó por qué junto a sus socios e inversores decidieron jugársela por el arrecifeño para la IndyCar.

@JuncosHollingerRacing.

El sueño de un país entero, en marcha. La bandera albiceleste flameando en una de las máximas expresiones automovilísticas, algo utópico e impensado por estos días, será posible gracias a Ricardo Juncos.

La mayoría (me incluyo) continúa incrédulo ante la noticia.

Por el hecho en sí mismo, dado que probar suerte fuera del continente es una aventura en extinción para nuestros talentos, y por el caso particular que rompe todos los manuales propios de la disciplina.

A los 32 años, y con experiencia exclusiva en autos de turismo argentinos, el arrecifeño Agustín Canapino desembarcará en la IndyCar.

Sí, una de las categorías más importantes del mundo y con verdaderas estrellas mundiales de la conducción; algo que todavía nos cuesta creer, pero que, naturalmente, no paramos de celebrar y disfrutar.

¿Cómo un piloto de nuestro medio, sin experiencia en karting, ni fórmula, logró cautivó al titular de un equipo de Indy y a sus inversores?

El propio Ricardo Juncos, la cabeza del team, quien siempre se presta al micrófono de La Nueva., se ocupó de explicarlo.

“Fueron una suma de cosas. Agustín ya había mostrado muchas cosas buenas en 2019, cuando corrió junto a nosotros en Las 24 Horas de Daytona. Pero cuando probó el Indy en Sebring, el año pasado, observamos lo mismo; su poder de adaptación y capacidad es increíble. Lo que a un piloto le lleva veinte vueltas, a él le lleva tres. Puntualmente acá, adaptarse a un IndyCar, que con otros pilotos nos llevó semanas, con Agus se dio ya en la segunda tanda en pista, momento en que se acercaba a los tiempos de referencia. Y eso es muy poco común en un piloto”, explicó el propietario argentino, cuyo equipo tiene sede en Indianápolis.

“Evidentemente –agregó-- es un distinto y se adapta muy rápido a todo. Tiene un talento que es evidente, que le permite manejar lo que sea. A lo que se sube lo hace andar. El que es bueno, es bueno. Es así. Claramente esto llevará un período de adaptación, porque es algo totalmente distinto a lo que está acostumbrado, pero lo que mostró es una muy buena base para empezar a trabajar sólidamente”.

Acaso eso que explica Juncos, que este año contará con dos autos en la categoría estelar de los Estados Unidos (además de Canapino, nuevamente el británico Callum Illot), permite romper el esquema tradicional del proceso de formación de un piloto y respaldar la apuesta a uno de los máximos ídolos argentinos de la actualidad.

“Acá todos los pilotos de Indy siguieron un camino que comenzó con karting, prosiguió con fórmulas formativas y que se gradúa con el IndyCar. Agustín no tuvo nada de eso, directamente comenzó con autos de Turismo, que es otra rama completamente distinta a este tipo de automovilismo. Pero la telemetría nos mostró que es rápido y que más rápido aún es su poder de adaptación y entendimiento. Obviamente hay mucho por hacer, especialmente para acortar tiempo y que logre adquirir experiencia lo más rápido posible, para acomodarse en relación a los demás pilotos”, explicó Juncos.

Existe otro elemento indispensable para la concreción del acuerdo y la presencia, por primera vez en casi 20 años (el último fue Gastón Mazzacane en 2004), de un argentino en Indy. Nada menos que el factor comercial.

Para todavía más sorpresa, considerando el enorme obstáculo que implica para los jóvenes proyectarse económicamente en otros continentes, el movimiento se concretó rápido y sin grandes corridas.

“Además del talento de Agustín, la exhibición en Argentina generó un impacto tremendo. Mostró un enorme potencial en la parte comercial y de marketing en los Estados Unidos, algo que llamó la atención no solo de Hollinger (NdR: su socio dentro del equipo y principal inversor) y nuestros patrocinadores, sino de la categoría misma también”, contó Juncos.

“Al tener tanta trayectoria y un riquísimo palmarés, llega siendo uno de los mejores de Argentina, con números altísimos, y esa situación magnifica más su presencia en la Indy, por más que este mundo sea completamente desconocido. La mirada de la categoría es ‘Acá llega alguien que lo ganó todo, que es referente en su país y que probando mostró potencial. Nos interesa’”, agregó.

—En Argentina, la exhibición causó un boom en redes sociales. ¿En Estados Unidos también tuvo repercusión en ese sentido?

—Sí. No solo explotaron nuestras redes sociales, sino también las de la categoría, y todo eso terminó de cerrar un rompecabezas de varias piezas para que todo sea una realidad. Es más, la parte comercial para que Agustín se suba la cerramos con un inversor local, que se interesó en todo esto por lo que generó.

“Otros pilotos latinoamericanos tal vez no hicieron mucho en su país, porque se fueron jóvenes y demás. Entonces creo que eso ayuda a Agustín a que ese movimiento comercial y de marketing sea algo más alto y hasta sorprendente para la Indy misma, que no pueden creer el impacto que generó la confirmación”, puntualizó.

—Volviendo a lo deportivo, ¿Qué será lo que más podrá costarle a Agustín?, ¿los óvalos?

—No sé si el óvalo. Siempre digo que la carrera en óvalo es algo completamente distinto a la pista, otro tipo de carrera y hasta otro deporte. Pero la ventaja es que el auto allí tiene un 90% de incidencia. Es decir que si tenés una buena herramienta, solo queda adaptarse bien y las cosas pueden salir lógicas.

“Agustín va a andar bien, tiene la edad y madurez suficiente para interpretar maniobras que a veces son complejas en los más jóvenes. Creo que eso va a jugar a favor en su proceso de adaptación. Y el aspecto clave, sin dudas, tendrá que ver con entender rápido el auto en pista, saberlo manejar, adaptar rápidamente su estilo a él y saber interpretar qué hace en cualquier circunstancia”, confió Ricardo.

Pies sobre la tierra

Las virtudes descriptas por Juncos no implicarán una inmediata presencia de Canapino en la primera plana competitiva.

De hecho sería prácticamente imposible, por razones obvias, que el arrecifeño logre pelear por los puestos de vanguardia.

Los fanáticos deberán saber que el múltiple campeón argentino competirá en circuitos novedosos, sobre una máquina completamente desconocida y ante estrellas del automovilismo mundial; muchos de ellos, con pasado en Fórmula 1 y consagrados en Indy.

“Para juzgar a Agustín habrá que tener en cuenta lo que hicieron los pilotos actuales en sus primeros años y lo que les costó comenzar a lograr buenos resultados. Que destaquemos su talento y rápida adaptación no implicará que, de buenas a primeras, esté adelante. Es lo que va a pasar, por más que lo haga rápido en Argentina, acá el proceso será largo y los resultados no están garantizados. Esto es muy difícil y hay que entenderlo así, sobre todo que la gente sepa y tenga paciencia que esto es un paso a paso y algo progresivo. El objetivo es mejorar carrera a carrera, poco o mucho, pero mejorar al fin”, comentó Juncos.

“Aseguramos este año (NdR: la primera fecha es el el 5 de marzo en Florida). Dependerá de cómo empezamos y cómo se desarrolla la primera mitad, que será plenamente de aprendizaje. Y luego, de acuerdo lo que se vea de mitad en adelante, determinará el futuro”, cerró Juncos.