Bahía Blanca | Lunes, 03 de octubre

Bahía Blanca | Lunes, 03 de octubre

Bahía Blanca | Lunes, 03 de octubre

Un largo y sinuoso camino en búsqueda de la identidad

El periodista bahiense presentó hoy su libro en la sede del Sindicato de Prensa de Bahía Blanca.

Fotos: Rodrigo García

    El periodista Augusto Meyer presentó  hoy en el Sindicato de Prensa de Bahía Blanca su libro "Un hijo para dos mamás", en el que resume 16 años de búsqueda de su identidad biológica, la que finalizó con un resultado exitoso.

    El libro será presentado oficialmente mañana a las 20 en el Salón de Usos Múltiples de la entidad (Lamadrid 266) y se prevén otras dos: el 7 de octubre en la Feria del Libro y el 15 en Azul, ciudad donde el profesional residió durante muchos años junto a su familia adoptiva. Se vende a 2.500 pesos por redes sociales y próximamente estará disponible en librerías.  

    Meyer se desempeñó como periodista de la Sección Policiales en el diario La Nueva Provincia hasta el año 2009, para luego, tras un paso por medios azuleños, retornar a nuestra ciudad, donde forma parte del staff periodístico de La Brújula.

    “Augusto se acercó hace un tiempo atrás y nos contó acerca de este proyecto, y creo que sus ansías y su formación lo llevó a investigar sus orígenes y plasmarlo en este libro. Decidimos acompañarlo porque el sindicato fue parte de su vida laboral en la ciudad”, señaló el secretario general del Sindicato de Prensa, Daniel Correa.

    “Para mi es un honor estar en este lugar, que fue tan importante para mí. Pero no estoy solo, ya que me acompañan dos de las protagonistas: Olga, mi mamá biológica (izquierda) y mi prima Gabriela”, señaló Meyer.

   Gabriela, sobrina de Olga, contó que cuando conoció la historia de Augusto no dudó en tratar de contactarlo a través de redes sociales, allá por 2012.   

 “Cuando me contó su historia me di cuenta que tenía grandes similitudes con lo que me habá contado mi tía. Fue así como iniciamos este recorrido que hoy tiene un final feliz”, dijo Gabriela.

   A su turno, Olga reconoció que haber dado con Augusto después de 49 años le parecía “un milagro que nos tiene más que felices”.

En la foto, Olga (mamá biológica de Augusto), Augsto Meyer, Gabriela (prima) y Daniel Correa, secretario general SPBB.

   Acerca de la obra

    El libro no tiene un orden cronológico y está redactado de manera sencilla. Narra las vivencias de Augusto en el largo y complejo camino de búsqueda de su identidad biológica, la que finalizó con la realización de un test de ADN que confirmó lo que sus protagonistas sospechaban: Augusto es hijo de Olga.

    “Existen algunas cosas que no se pueden contar, porque hay cuestiones legales que me obligan a resguardarme. Aclaro que no es mi idea herir a nadie y que los delitos en los cuales se incurrieron ya prescribieron, al tiempo que las personas que participaron fallecieron”.

    “Sólo quise contar nuestra historia de vida, pero, a la vez, sacar a la luz que en Bahía Blanca estas cosas pasaron, donde hubo profesionales de la salud involucrados que participaron de maniobras que rozan lo delictual, tal como se cuenta en el libro”.