Bahía Blanca | Miércoles, 05 de octubre

Bahía Blanca | Miércoles, 05 de octubre

Bahía Blanca | Miércoles, 05 de octubre

Mujeres del deporte: repudio y miradas a lo ocurrido con la referí en Gonzales Chaves

Opinaron y abrieron el debate Paola Canales (futbolista), Laura Cors (entrenadora profesional de básquetbol), Marjorie Stuardo (árbitra de básquetbol), Sol Menéndez Perrone (futbolista) y María Sol Sosa (agrupación Deporte, Género y Diversidad).

Dalma Cortadi se recupera en su domicilio. Foto: diario "La Voz del Pueblo".

Por Ricardo Sbrana - rsbrana@lanueva.com

(Nota publicada en la edición impresa)

 

   La escalada de intolerancia es preocupante. En la calle, en los hogares, en el trabajo y recientemente lo vimos en el deporte con una manifestación extrema: la agresión a la referí Dalma Cortadi. No sabemos si, como dicen, fue un caso aislado o forma parte de las secuelas generales de la pandemia y el aislamiento, sumada la crisis socioeconómica en el país. Para colmo, por la dinámica de los medios y las redes sociales, a medida que pasan los días el caso de Dalma pierde lugar frente a nuevas noticias.

   Lo más importante pasa por el estado de salud de Dalma, quien días después del ataque de Walter Tirone, sufrió una recaída. Empezó a sentir dolores fuertes en el cuerpo que motivaron  una nueva revisión médica en una clínica privada. El estudio determinó  que la jueza tiene un traumatismo de cráneo a un costado de la nuca, contusiones en varias partes del cuerpo y una severa contractura en la región cervical.

    El foco también está puesto en el avance de la causa (la Justicia convirtió la aprehensión del agresor en detención) y en las sanciones al jugador en el ámbito deportivo (ya fue expulsado de por vida de la Liga Tresarroyense de Fútbol).

    Por eso paramos la pelota, para que cinco mujeres del deporte bahiense expresen su mirada de este tristísimo episodio ocurrido en Gonzales Chaves hace una semana.

“Vergüenza nacional”

   Paola Canales es futbolista desde hace 35 años, lo que la convierte en la más experimentada del ámbito local. Y la mejor de 2022, de acuerdo con la Liga del Sur.

   Hoy entrena y dirige la escuelita de fútbol del club Maldonado. Treinta nenas por las que se desvive, cuenta.

   “Cuando vi el video me pareció... Una vergüenza nacional. Lo indefensa que estuvo esa chica... Si no iba el línea a protegerla no sé qué hubiera pasado. No se metió ningún jugador. No lo puedo creer, porque fue algo que ya sobrepasó la calentura de un partido. Más siendo una mujer, pegándole de atrás, en la nuca, con el tipo a dos metros. Podría haber terminado peor”, dijo "Paca".

Paola Canales.

   “Todos los jugadores que estaban en la cancha -apuntó- fueron cómplices porque no se metió ni uno. Los que estaban ahí, querían salvar al agresor de la policía. Ni los del otro equipo intentaron protegerla. Fue muy evidente cómo se borraron todos los jugadores”.

   Canales pidió sanciones deportivas para todos y acciones penales (en curso) contra el autor de la agresión, Cristian Tirone del club Deportivo Garmense (liga regional de Gonzales Chaves).

   “Es muy triste a esta altura que suceda algo así cuando se están haciendo un montón de cosas para combatir la violencia de género. Además, a la vista de todos, en un campo de juego, todo filmado… Una vergüenza total”, expresó.

"Violencia instalada"

   Para Sol Menéndez Perrone, futbolista de Villa Mitre en el torneo de la Liga del Sur, el accionar del agresor (Tirone) tuvo que ver con la situación social.

   “Me dio una impotencia bárbara y mucha vergüenza. No sólo pasa por el hecho que sea mujer, porque también pasa con los hombres. Siento tristeza porque hay mucha violencia instalada en la sociedad. En todos los ámbitos. No hay tolerancia para nada. Es lo que se ve”, afirmó.

Sol Perrone. Foto: Círculo Central.

   “Y lo que pasa en la sociedad pasa en el fútbol. Se me revolvió el estómago. Hemos visto cosas así en fútbol pero lo de ahora es más chocante por el hecho de que sea una mujer la agredida. Existe mucho maltrato hacia los árbitros. No se llega a la violencia, pero de afuera lo ves. Y ni hablar si dirige una mujer”, agregó la enganche tricolor.

"Hay intolerancia"

   Marjorie Stuardo es árbitra profesional de básquetbol. Sabe lo que significa ganarse un lugar (y el respeto) en un ámbito que fue patrimonio masculino cuando ella comenzó, hace 16 años.

   “Lo que le pasó a la árbitra de Tres Arroyos fue tremendo. La violencia no está bien, en absoluto. Hay que generar conciencia, es importante. El video es muy agresivo, tremendo. Debemos darnos cuenta que antes de ser hombres o mujeres, somos personas. Y debemos respetar los roles de cada uno”, afirmó.

Marjorie Stuardo.

   “Más allá que haya sido una chica o un chico, me llama poderosamente la atención la violencia que estamos teniendo en la sociedad. Tal vez lo que ocurra en el deporte repercute más porque reúne a más gente. Pero vas por la calle y tal vez alguien que pasa un semáforo en rojo nos hace explotar. Lo veo en el básquet cuando dirijo. Venimos hablando con algunos dirigentes que la gente está más intolerante. Lo noté bastante después de la pandemia”, agregó Marjorie.

   “En cuanto a los roles de la mujer en el deporte, la mujer que lleva un silbato maneja cierto poder de decisión. Como que hay todavía un estigma con la mujer, cuesta que se la respete. En mi caso acá en Bahía pasaron muchos años y no puedo decir nada. Pero se nota que cuesta muchísimo”, reconoció.

"Un acto primitivo"

   Laura Cors, entrenadora profesional de básquetbol que dirigió a Bahía Basket en Liga Nacional y en la Liga Argentina, es ante todo una educadora del deporte.

   “Cuando vi el video de la agresión no lo podía creer. Fue un acto primitivo. Vivimos en 2022, vivimos en una sociedad que trata de mejorar y avanzar en un montón de situaciones que tienen que ver con erradicar la violencia de género. Por eso este episodio me dio mucha pena”, afirmó.

Laura Cors.

   “Cualquier tipo de agresión más allá del género, implica superar un límite y no debería ocurrir. No sé qué le paso por la cabeza al jugador y nada justifica la agresión. Por eso mi repudio a ese acto primitivo. La agresión no es compatible con el deporte. Que es un juego, que debe servir para el disfrute”, agregó Laura.

   “Yo soy de otra época y empezando a visibilizar estos temas de género, descubrí que he pasado por algunas situaciones donde inconscientemente, por parte del hombre, discriminaban a la mujer. Pero nada tan grave como violencia física o verbal. Si bien en el básquet no se contempla tanto este tipo de situaciones, tenemos que bajar los niveles de violencia”, afirmó.

   “Siempre le digo a mis jugadoras y jugadores que el árbitro se equivoca igual que todos. Inclusive cuando tenía nenas chiquititas, les aclaraba a los papás y mamás que no iba a permitir que se dirigieran al árbitro sin respeto”, dijo.

"Debemos prevenir"

   María Sol Sosa cumple dos roles en el básquetbol: juega en Comercial y es la referente de desarrollo del área de género en la Asociación Bahiense. También integra la agrupación Deporte, Género y Diversidad, desde donde se refirió a la agresión sufrida por Dalma Cortadi.

María Sol Sosa.

   “Desde la agrupación repudiamos enormemente cualquier tipo de violencia en el deporte y nos solidarizamos con la árbitra agredida. Este hecho particular tiene las características que no sólo es un acto de violencia en el deporte sino que también es un acto de violencia de género. Nos parece urgente que todos los clubes y asociaciones deportivas comiencen a tomarse las cosas en serio con respecto a prevenir estas situaciones”, afirmó.

   “Hoy más que nunca exigimos que se cumpla con la ley 15.189, que es la Ley Micaela en el Deporte. La misma establece la obligatoriedad de capacitación en la temática de género y violencia contra las mujeres, para todas las autoridades y el personal que se desempeñe en las entidades deportivas de la Provincia. Además del cumplimiento de dicha ley, consideramos que la pena en estos casos debe ser realmente severa, de manera que no vuelvan a suceder hechos tan lamentables como este”, pìdió.