Bahía Blanca | Lunes, 08 de agosto

Bahía Blanca | Lunes, 08 de agosto

Bahía Blanca | Lunes, 08 de agosto

"Está todo muy mal y hay que organizar el trabajo"

Los conceptos pertenecen a Claudio Filócamo, quien hace apenas dos meses asumió en el área de Servicios.

   "Está todo muy mal, con falta de maquinaria y herramientas. Estamos tratando de organizarnos y llevar adelante el trabajo. El cementerio es un sector muy delicado y con mucha demanda, la parte de bacheo y caminos de tierra llevan su tiempo, y el sector de taller en el Corralón de 12 de Mayo hay que ponerlo en orden", dijo Claudio Filócamo, quien hace dos meses asumió como director municipal de Servicios, en el área de Equipamiento Urbano.

   En ese contexto, mencionó que "la reparación de los camiones (destinados a la recolección u otras labores) se demora porque no se consiguen los repuestos o porque las tareas que demanda el taller son tediosas".

   "Lo ideal sería tener siempre un camión de retén; es decir 5 funcionando y uno adicional. Por eso, muchas veces, en el área de recolección no se puede completar el servicio a la noche y se hace al día siguiente durante la mañana (esta situación se repitió en parte de la semana pasada)".

   "Hay muchas cosas en el taller que tenemos idea de cambiar, como por ejemplo que el personal esté trabajando conforme, en un lugar como corresponde. Me encontré con un disconformismo por la parte monetaria, que no es mi tema, y por las condiciones de trabajo y eso sí me toca a mí: que el personal esté bien, organizado, en un lugar acorde", sostuvo el funcionario.

Necrópolis

   En el cementerio, expresó que se encontró con un panorama bastante similar.

   "Hay distintos lugares que están desordenados respecto a la infraestructura, la forma de trabajar. Los vecinos se quejan en forma tremenda por el mantenimiento".

   "Por suerte -continuó-, pudimos cerrar el sector lindante a la ruta (229), que estaba desprotegido. Lo hicimos con 52 metros de cerco recuperable. La idea es ir cerrando otros accesos. También queremos iluminar la parte interna. Para ello, ya tenemos unas columnas de hormigón y debemos empezar a realizar la traza de la red eléctrica".

   "Tengo muchas ideas, ojalá las pueda llevar adelante. Por ejemplo hermosear la parte del frente. Los empleados están desmalezando y podando los árboles". agregó.

   La necrópolis, dijo, es muy grande, tiene 9 hectáreas, dividida en tres zonas. "Una de ellas es la antigua, que es la parte de más difícil acceso, con caminos irregulares y sin la posibilidad de ingresar maquinaria. Hay que hacer todo a mano, con bordeadoras. Los demás espacios de a poco se van haciendo", comentó.

Caminos

   Sobre los caminos vecinales, mencionó que "estamos en deuda con los productores rurales debido a que solamente tenemos una motoniveladora".

   "En el área, deberíamos tener, mínimamente, tres motoniveladoras trabajando, cuatro palas grandes y chicas. Hoy, una de esas máquinas está en el basural y no debería estar ahí porque tiene ruedas y se necesita otro tipo de vehículo como una topadora para tapar y emprolijar el terreno".

   Añadió que "la maquinaria que no funciona, no es solamente por problema de repuestos. Al haber tantas herramientas caídas y sin arreglo, nos lleva mucho tiempo poner todo en orden y al día".

   "Por eso, comprendo a la gente del taller. Es largo de contar, en este poco tiempo que estoy, hay cosas que no las tengo bien claras y definidas. Hay que trabajar mucho", dijo.

Casi un mes, en el barrio Laura

   Filócamo aseveró que "entré con todo, a lo que sea; es decir, hablando en criollo, entré con una motoniveladora, un camión y mucha gente que tiene ganas de ponerle el pecho como buen municipal para hacer lo que se pueda hacer".

   "Empecé a trabajar el 1 de junio y estuve casi un mes tratando de solucionar el tema del barrio Laura. Es un sector muy grande, me encontré con distintas problemáticas. Lo bueno es que pudimos escuchar la necesidad de los vecinos y darles explicaciones y soluciones. Para mí, es un montón lo que hicimos en ese lugar, con pocas herramientas y mucha actitud", expuso.

   En general, señaló que "se logró bastante en menos de 60 días, incluso la misma gente nos agradece, sobre todo a los operarios que están arriba de una máquina que cuesta una fortuna de plata. No es fácil la tarea, pero vamos haciendo de a poco todo lo que se puede".