Bahía Blanca | Martes, 09 de agosto

Bahía Blanca | Martes, 09 de agosto

Bahía Blanca | Martes, 09 de agosto

“Fue un año excelente, coronado con el ascenso a la Legadue”, dijo Chiarastella

El bahiense ascendió a la segunda división del básquetbol italiano con Agrigento, equipo del que es capitán. Un premio a la vigencia para un jugador de 36 años, que va por más en la nueva categoría. 

Albano y el trofeo por haber logrado el ascenso y ser campeones del grupo. Fotos: Agrigento.

Por Ricardo Sbrana - rbrana@lanueva.com

(Nota de la edición impresa)

   Albano Chiarastella protagonizó uno de los logros del año conseguidos por basquetbolistas bahienses que actúan como profesionales (tanto en nuestro país como en el extranjero): el ascenso a la segunda división de este deporte en Italia.

   El alero y Agrigento, su club durante nueve temporadas en suelo italiano, ganaron una de las cuatro finales que tuvo el torneo (hubo cuatro grupos) para otorgar plaza a la Serie B. La otra buena noticia para el ex Estrella, de 36 años, fue que le renovaron la confianza para afrontar el desafío de la nueva categoría.

   "Fue un año excelente, coronado con el ascenso a Legadue. El año pasado habíamos perdido la final en el quinto partido y ahora, después de un año, se nos dio pero cambiando mucho el equipo", contó Albano desde Italia.

   Agrigento tuvo un rendimiento que lo perfiló como candidato ya en la etapa regular.

   "En la clasificación nos fue increíble, igualando el récord de partidos ganados de la liga Pallacanestro (Serie A). Quedamos a un partido de superarlo. De 30 partidos, ganamos 27. Tremendo. Con lo cual adquirimos el primer puesto y la ventaja para los playoffs", explicó Chiarastella.

   Agrigento le ganó la final por el ascenso a Rieti tras ganar 89-69 el primero y 72-57 en segundo (ambos de local). Después perdió los siguientes dos en cancha rival (60-58 y 73-53) y definió en el quinto a estadio lleno (3.600 personas) por 63-60.

   En las instancias previas su equipo eliminó a Imola por 3-1 en cuartos de final y luego a Rieti (3-1) en semifinales.

   "Las series fueron difíciles porque nos cruzamos con todos los del otro grupo. El grupo C era un poco más competitivo, con playoffs muy físicos. Pero el equipo respondió muy bien. Tuvimos muy buen nivel de todos. La sociedad (gerencia del equipo) incorporó en un momento a un jugador para los playoffs, mandando un mensaje muy claro a la comunidad y a los jugadores de que querían ascender. Ganamos 3-2 la final. Una felicidad increíble para todos", recordó.

   "Fuimos la mejor defensa del campeonato, lejos. En ataque no fuimos los más vistosos, pero tuvimos mucho huevo. Se armó un plantel con menos talento pero con mayor conciencia de los propios límites y eso fue muy importante. Cada uno tenía en claro su función y las jerarquías muy bien definidas", explicó.

   En la etapa regular (30 juegos) el alero bahiense promedió buenos números: 12,8 puntos, 9,9 rebotes, 3,1 asistencias y 1,1 recuperos. 

El bálsamo y el futuro

   Una satisfacción que calmó el dolor por un mal momento vivido tiempo atrás, que afectó a toda la institución de esta ciudad de Sicilia (ubicada casi frente a la costa de Túnez).

   "Fue un año muy difícil. Antes de los playoffs falleció el presidente, el papá de la familia, a cargo de la sociedad. Algo inesperado, lo cual lo hizo más duro aún. Vivimos un momento muy complicado, pero sus hijos y su mujer nos transmitieron siempre mucha serenidad. Por eso hoy con el ascenso el entusiasmo es amplificado", expresó.

   Chiarastella también habló con “La Nueva.” del significado de llevar la capitanía desde hace algunos años.

   "En Agrigento tuve una primera etapa de seis años seguidos. Después hubo un paréntesis de dos años y volví hace tres. Ahora, un poco por la edad, por el lugar en el que estoy y por el afecto de la gente de la ciudad, decidí quedarme. Soy el capitán hace muchos años. Me encanta este rol, me siento muy identificado con el público y ellos conmigo. Soy el mayor, con casi 37 años. Mis compañeros me tienen mucho respeto y yo a ellos. Es una linda y muy grande responsabilidad, al menos por cómo soy yo. Lo llevo bien y con mucho placer", contó.

   Albano analizó las perspectivas para el paso que dará con Agrigento en la nueva categoría a partir de la temporada 2022-23.

   "Tenía muchas ganas de jugar la Legadue, que ya cuenta con americanos. La Serie B (NdR: tercera división) es muy difícil, a nivel físico se pega mucho... Y por ahí, para los jugadores que saben jugar un poquito más es complicado. Pero en Legadue, con americanos y jugadores más técnicos, el nivel levanta mucho. No sé qué intenciones tendrá la sociedad respecto del plantel que armará. Igualmente la sociedad, cuando llegás a estas instancias, ya tienen una idea clara de qué quieren hacer. Por el momento estoy tranquilo, sé que la sociedad me quiere y mis compañeros también", concluyó.