Bahía Blanca | Miércoles, 17 de agosto

Bahía Blanca | Miércoles, 17 de agosto

Bahía Blanca | Miércoles, 17 de agosto

El Teatro Municipal, como casi nadie lo vio… hasta ahora

"Iconogénesis (Episodio 1)", es el nombre de la obra que ideó Guillermo Giagante y que se podrá disfrutar este domingo. Se rodeó de un “Dream Team”.

Fotos: Guillermo Giagante.

   En su último libro, el escritor Mario Ortiz creó la palabra ”iconogénesis” para describir aquellos objetos capaces de generar imágenes. Por su lado, hace más de 250 años, Alexander Pope sostuvo que “los dos poderes más atractivos de un autor son hacer que las cosas nuevas se vuelvan familiares, y las cosas familiares se vuelvan nuevas”.

   El fotógrafo Guillermo Giagante tomó ambos conceptos y se propuso, cámara en mano, recorrer y asediar con su ojo el Teatro Municipal. Bajo su peculiar mirada, el edificio suspende por un momento su habitual función de contenedor de arte y se transforma en fenómeno estético en sí mismo. De este modo, invita al espectador a redescubrir cada uno de sus rincones, detalles y secretos.

   Una idea espectacular. El trabajo resultante es sorprendente y se podrá disfrutar este domingo, desde las 20, en la sala principal del coliseo bahiense. Las entradas ya están en venta en la boletería del Teatro.

   Pero no sólo vas a poder encontrar fotografías impresionantes proyectadas en una pantalla de 30 metros cuadrados. Además, Fernando Balestra ejecutará en el piano obras originales, compuestas especialmente para este proyecto; y Mario Ortiz desde sus textos, completará este desafío sensorial para el espectador.

   Está todo dado para que sea un emocionante homenaje poético y multidisciplinario a nuestro querido teatro. Por eso, charlamos con su ideólogo, el fotógrafo Guillermo Giagante.

   —¿Qué significa para vos este proyecto?

   —Es muy especial, posiblemente uno de los más importantes y desafiantes que llevé adelante en mi carrera artística. Por un lado por lo que significa el Teatro Municipal para cualquier artista y la posibilidad de agradecer a este espacio a partir de un homenaje como este, partiendo de la posibilidad de trastocar los roles tradicionales en los que el Teatro acoge al artista que se expresa en su recinto, para en este caso, tomar al Teatro como una obra de arte en sí misma, y llevándolo a que sea a la vez el continente artístico y el contenedor de la obra generada a partir suyo.

   “Por otro lado, no tenemos registro de que se haya hecho algo así en la ciudad alguna vez, un homenaje poético y multidisciplinario a este ícono de la cultura, fusionando tres lenguajes y disciplinas (la fotografía, la música y la literatura), con todos los riesgos y desafíos que esta situación conlleva. Esto ha sido una motivación enorme para los tres para involucrarnos a fondo en el proyecto, desde lo creativo y desde el compromiso y responsabilidad con que lo asumimos”.

   —Te rodeaste de dos capos (el escritor Mario Ortiz y el pianista Fernando Balestra).

   —Como bien me dijo un artista amigo cuando le mandé la invitación “flor de Dream Team armaste”, jaja. Realmente estoy muy orgulloso y agradecido del equipo que pudimos formar y sobre todo del compromiso con que cada uno enfrentó este desafío.

   "Siempre hablo en mis clases de la importancia que tiene para cualquier artista el romper con la tendencia natural a rodearse de otros cultores de su arte para empezar a vincularse con artistas de otras disciplinas. Ese intercambio interdisciplinario siempre nos aporta nuevos puntos de vista y desafíos creativos que van a llevar nuestro arte a posibilidades y alturas que no imaginábamos.

   "Y así como mejora nuestro arte, mejora nuestra vida a medida que ampliamos nuestra visión y percepción.

   "En el marco de esta búsqueda fue que los nombres de Fernando y Mario vinieron a mi cabeza casi al mismo momento en que surgió la idea de hacer este proyecto, ya que son dos artistas que admiro profundamente, porque creo que unen elementos que considero claves, son profundamente apasionados en lo que hacen, tienen la capacidad de transmitir emociones a través de su arte y son sumamente profesionales y comprometidos”.

   —¿Cómo surgió la idea?

   —A principios de septiembre de 2021, cuando el Teatro aún estaba cerrado al público por las obras de mantenimiento que se estaban llevando a cabo, organizamos una visita fotográfica al mismo con un grupo de unos 35 participantes de algunos de mis cursos. Estuvimos todo un sábado a la mañana y mientras los alumnos hacían sus fotos yo iba coordinando y ayudándolos con sus dudas y consultas por lo que, lógicamente, no pude hacer mis fotos.

   "Luego de eso, hicimos una revisión de muchas de las fotos hechas ese día y cuando vi la diversidad de miradas con que se habían expresado respecto al Teatro, se me encendió la chispa de esta idea. Ahí me di cuenta que si salía de mi zona de confort, del tipo de fotos que había venido haciendo por años, y por las cuales la gente me reconoce, podría no sólo brindarle un merecido homenaje al Teatro, a la vez que iba a expandir mis capacidades expresivas, incorporando nuevas herramientas a partir de los desafíos que esta obra me traería.

   "Con esta idea empecé a ir al teatro una o dos veces por semana, a recorrerlo en todos sus rincones, haciendo fotos y empezando a darle vida a la idea".

   —¿Porqué “Iconogénesis Episodio 1”?

   —Decidimos que este sea el primer episodio, ojalá que de muchos. Luego del Teatro seguiremos con algún otro lugar o barrio icónico de nuestra ciudad.

   “El título de la obra era algo que me preocupaba ya que en los casi 10 meses en que lo fui llevando adelante no lo encontraba. En una de las primeras charlas que tuve con Mario, cuando le cuento bien cuál era la idea detrás del proyecto y ve las fotos por primera vez, me cuenta que su último libro lo había desarrollado a partir de una idea y una palabra que había inventado. Esa palabra era “Iconogénesis” y se refería a la capacidad de un objeto o elemento de ser generador de imágenes. No hubo más que hablar, ahí estaba el título del proyecto.

   —Hablaste de tus alumnos, contanos algo sobre tus cursos.

   —Hace ya muchos años que vengo desarrollando distintos cursos de fotografía para gente de cualquier nivel. Desde cursos para quienes nunca agarraron una cámara, hasta cursos para quienes ya teniendo experiencia técnica estén buscando ampliar su visión e incorporar nuevas herramientas y capacidades expresivas, hasta quienes teniendo conocimientos autodidactas quieran ordenarlos.

   “Estos distintos cursos los agrupo bajo el paraguas de un concepto que me parece fundamental, “Fotografía sin egoísmos”, este es el espíritu de todas mis actividades, compartir las experiencias y conocimientos, no guardarme nada”.

   “Desde el año 2020 los cursos son online, vía Zoom. Esto que comenzó por necesidad lo terminé adoptando porque creo que dan una posibilidad única y que valoro enormemente, la posibilidad de contar en cada curso con participantes de todos los rincones de Argentina y varios países de América Latina y Europa”.

   “Esta diversidad cultural y geográfica trae importantísimas oportunidades creativas y de expansión de la visión, a partir del intercambio que se da entre los participantes, cuestión muy difícil de equiparar en una clase presencial”.

   Ya están abiertas las inscripciones para los próximos cursos que comienzan en Agosto 2022.

   Tanto la información sobre los cursos como portfolios fotográficos y trabajos en proceso se pueden ver en la web guillegiagante.com.