Bahía Blanca | Domingo, 14 de agosto

Bahía Blanca | Domingo, 14 de agosto

Bahía Blanca | Domingo, 14 de agosto

Paro de transportistas en Bahía Blanca: "Estamos en un estado crítico"

Reclaman una mejora en las tarifas y la solución al desabastecimiento de gasoil, sin cortar el tránsito.

Fotos: Pablo Presti - La Nueva.

   Como está ocurriendo en distintas partes del país, un nutrido grupo de transportistas autoconvocados continúa llevando a cabo un piquete en la zona de El Triángulo de Bahía Blanca, sin cortar el tránsito, reclamando una mejora en las tarifas y la inmediata solución a la falta de gasoil que golpea al sector desde hace varias semanas.

   Los camioneros, pertenecientes en su mayoría al sector del cereal, están apostados en la rotonda de la ruta nacional 3 y el acceso a puertos, lugar en el que permanecen acampando desde los primeros minutos del lunes. Allí hay constantemente entre 30 y 40 camiones estacionados en las banquinas y en los sectores internos de la rotonda, sector en el que también llevan a cabo quema de cubiertas.

   Si bien estos cortes están generalizados a lo largo y a lo ancho en el país, desde la agrupación aclaran que en Bahía Blanca no se está deteniendo el tránsito vehicular, ni siquiera a los camiones, como sí ocurre en otros puntos de Argentina y de nuestra región. La mirada está puesta en la reunión que mantendrán mañana representantes del sector con funcionarios del ministerio de Transporte, buscando una salida a la grave crisis que atraviesa el sector.

   Para José María Garavento, vicepresidente a la agrupación de camioneros Autoconvocados Unidos, hoy el transporte se encuentra con el inconveniente de haber quedado “muy atrás con la tarifa” y consideró que es necesario que se otorgue un 30 % de incremento en estos valores, además de resolver “de alguna manera” el faltante de gasoil.

   “Aumenta el gasoil y suben todos los insumos que lleva un camión. Por ejemplo, una cubierta cuesta entre 160 mil y 170 mil pesos, y un camión tiene 18... No hay gomas y las que se consiguen son carísimas”, advirtió.

   Al respecto, señaló que al aumento de los costos se le suma el faltante de combustible.


José María Garavento
 

   “Por eso, esperamos que en la reunión de mañana se escuchen nuestros reclamos, porque estamos al límite, fundidos. El parque automotor del transporte de granos ha bajado en estos años de una manera considerable y las autoridades tienen que ver lo que está pasando”, consideró.

   En ese sentido, calificó como “crítica” a la realidad del sector y aseguró que la protesta se mantendrá hasta tanto no se llegue a una solución.

   “Esto no es un capricho, sino que todos estamos en una situación muy difícil”, dijo.

   Por otro lado, reconoció que por más que se alargue la protesta, las medidas no se endurecerán.

   “Esperamos que tanto el gobierno como las entidades tomen conciencia de los inconvenientes que sufrimos y nos den lo que pedimos. Tenemos confianza en que la situación se va a resolver”, sostuvo.

   Garavento señaló que es necesario que el gobierno “comprenda que de este modo es inviable el transporte en general y de granos en particular, sobre todo con el desabastecimiento de gasoil”.

   Al respecto, señaló que la falta de combustible hoy provoca que haya que esperar mucho tiempo para cargar, a lo que se suman los cupos de venta.

   “A todo esto se suma la aparición del gasoil blue, que se consigue a 240 o 250 pesos; en algunos lugares hemos sabido que piden 300 por litro -señaló-. No entendemos por qué desde el gobierno no se activan los mecanismos para solucionar el tema”.