Bahía Blanca | Jueves, 08 de diciembre

Bahía Blanca | Jueves, 08 de diciembre

Bahía Blanca | Jueves, 08 de diciembre

Le hicieron creer a una anciana que tenían secuestrado a su hijo y la despojaron de dinero

Delincuentes engañaron a una mujer de 83 años que entregó la suma en efectivo supuestamente a cambio de que liberen a su familiar.

La anciana arrojó los 20.000 pesos por la ventana de su departamento.

   Mediante el artilugio de que tenían secuestrado a su hijo y lo estaban "torturando", delincuentes engañaron hoy a una mujer de avanzada edad domiciliada en el macrocentro de esta ciudad y la obligaron a entregarles una suma de dinero a cambio de liberar al hombre supuestamente cautivo.

   La sustracción bajo la modalidad conocida como "cuento del tío" tuvo como víctima a una señora de 83 años, quien arrojó a la vía pública "20.000 pesos" por la ventana de su departamento ubicado en la primera cuadra de la calle Blandengues.

   La adulta mayor tomó esa decisión después de recibir, aproximadamente a las 4, una llamada telefónica de un desconocido que le hizo creer que tenía retenido a su hijo, de unos 55 años.

   "La llamaron por teléfono y utilizaron un ardid suministrándole algo de información que ella confirmó como valedera, entonces armaron un relato (falso) sobre que tenían secuestrado a su hijo. Otra persona simuló ser el hijo y fingió que estaba siendo víctima de tortura y golpes", informó el comisario Marcelo de la Rosa, jefe de la comisaría Segunda.

   De inmediato los malhechores le exigieron a la anciana la entrega de dinero a modo de rescate de su familiar.

   "Entonces ella tiró a la vereda 20.000 pesos por la ventana de su departamento en el tercer piso de un edificio, que una persona recogió. Pero la mujer no la pudo ver", detalló De la Rosa.

   En el sobre que contenía el efectivo también había un reloj y aparentemente un par de anillos.

Entró en shock

   Como consecuencia de su "evidente estado de shock", la damnificada tuvo que ser asistida por personal sanitario y policial que trabajó en el lugar del ilícito.

   "Pero pudo constatar que su hijo estaba bien", afirmó la fuente consultada.

   "Estamos haciendo un relevamiento de las cámaras de seguridad del centro de monitoreo y también particulares, instaladas en ese sector, para tratar de establecer alguna característica que pueda ser beneficiosa para la identificación de los autores del hecho", finalizó el funcionario policial.