Bahía Blanca | Martes, 28 de junio

Bahía Blanca | Martes, 28 de junio

Bahía Blanca | Martes, 28 de junio

En Pacífico se entusiasman con el “jogo bonito” de 11 brasileños con aires de grandeza

¿Qué hacen acá?, ¿cómo llegaron?, ¿quién los banca?, son las preguntas frecuentes que surgen día a día en cualquier cancha de la Liga del Sur, sea o no partícipe del partido en cuestión el verde de Bahía. Marcelo Ronconi, nacido en nuestra ciudad y represente de este grupo de futbolistas, contó una historia que muy pocos conocen.

A la foto faltó Hernasdes Da Silva Vieira (Hernán). Fotos: Rodrigo García-La Nueva.

Por Sergio Daniel Peyssé / peche1503@hotmail.com

Instagram: @sergiopeysse

Twitter: @elpeche1973

(Nota ampliada de la edición impresa)

   Aunque desembarcaron hace casi tres meses en nuestra ciudad y varios de ellos ya vieron acción en el Promocional de la Liga del Sur, a la cancha que vayas para cubrir el partido de la categoría que sea en al ámbito local, te preguntan: “¿quiénes son y cómo llegaron los brasileños que hoy son parte del plantel de Pacífico?”; o también: “¿quién los banca y con qué fin vinieron?

   Una nota en portugués con los 11 futbolistas provenientes del estado de Sao Paulo hubiese sido complicada, por eso las dudas las evacué con Marcelo Ronconi, bahiense, maestro mayor de obras (“casi ingeniero civil”, manifestó entre risas) y agente del grupo empresario Selecto, que representa y maneja a estos jugadores que vinieron a probar suerte al verde de Bahía.

   La empresa, identificada mundialmente, es una Sociedad Deportiva cuyo único fin es reclutar jugadores, tiene base en Sorocaba, en el interior de Sao Paulo, y cuenta con una estructura similar a la de un club de alto rendimiento.

   El creador o generador de este gigante que crece día a día es justamente Ronconi, quien entre 2002 y 2007 estuvo viviendo en Brasil (en Sao Paulo y Río de Janeiro), donde fue testigo y pudo percibir que ciertos futbolistas jovenes quedaban al margen del circuito de competencia oficial aún teniendo condiciones y mucho potencial para desarrollar.

   “La idea surgió como un emprendimiento a prueba, se fue moldeando y con el paso del tiempo y la incoporación de gente interesada y capacitada se le terminó dando forma a un proyecto que recién ahora está atravesando fronteras internacionales”, sostuvo el “ideólogo”.

   “Se reclutan jugadores de todo Brasil, pero más que nada de la región norte y del estado de Sao Paulo, la cuna del fútbol en aquel país. En la Argentina, el diálogo está abierto con todos los clubes y no importa en la división que estén; siempre existe una forma de conexión y la manera de llegar a ellos. Eso sí, el Grupo no autoriza a viajar a sus representados si no existe una entidad oficial que les abra las puertas y los quiera albergar”, agregó.

   —Como en este caso Pacífico.

   —Con esta institución habíamos hablado hace algunos años, pero que se puedan sumar once promesas brasileñas recién coincidió ahora, con el cambio de dirigencia, que dicho sea de paso escuchó y apoyó la propuesta.

   “Soy amante del fútbol de la Liga del Sur, por eso elegí que estos jugadores vengan acá; es un deseo ver crecer al fútbol de mi ciudad, y más me va a reconfortar si puedo aportar mi granito de arena”.

   —Hay una pregunta que cae de maduro: ¿ningún club de Primera de AFA se fijo en ellos, nadie consultó por este proyecto tan ambicioso?

   —Consultas hubo varias, pero el que dio el paso adelante y confío en el proyecto fue Pacífico. En otros clubes, intercambios o experiencias de este tipo se hacen con jugadores de otros países. Si te ponés a ver hay varios colombianos, ecuatorianos y venezolanos desparramados por toda la Argentina.

   “Algunos clubes me han llamado para que los lleve a probar, pero el compromiso está asumido con Pacífico, al menos hasta que finalice este 2022. Los chicos están en un período de adaptación, y el fútbol de la Liga del Sur es el primer escollo o barrera que deben sortear para llegar a un nivel superior, que es la ilusión que tienen desde que salieron de su país. Lo primero que deben hacer es lograr un acondicionamiento físico acorde al fútbol argentino, sin eso no van a conseguir nada”.

   —¿Por qué lo decís, están muy lejos de la exigencia física y atlética de nuestro fútbol?

   —Estos pibes son muy talentosos, juegan bien, tienen técnica y calidad, pero no están acostumbrados al rigor físico y a la intensidad que puede tener cualquier equipo de Buenos Aires. Si se van a probar allá, un rival que esté al cien por ciento físicamente los puede anular, y eso podría significar una frustración para ellos.

   Ronconi adelantó que, por el momento, en nuestro país se encuentran solo estos once futbolistas que fueron fichados por Pacífico en el Promo, aunque la idea original era traer a algunos más.

   “Queríamos hacerlo antes, pero la pandemia retrasó todo. Iban a ser más, pero el cupo es medido y limitado porque la política del Grupo que represento es no pasar por encima de los chicos del club, y en el caso de Pacífico hay varios que vienen pidiendo pista. Además, la entidad pretende que crezcan todos, los que vinieron y los que estaban, siempre apostando al intercambio deportivo, de cultura y de costumbres. En definitiva, nos tiene que servir a todos”, indicó mientras repetía que el objetivo empresarial es “reclutar, desarrollar y representar” antes de buscar algún destino.

 

De allá y de acá

   “Mi contacto con clubes y gente vinculada al fútbol en Brasil empezó a principios de 2002 por sugerencia de Jorge Ledo (presidente de Olimpo), con quien hablaba mucho porque yo le hacía los planos de la reforma que se hizo en el estadio Carminatti, obra que se llevó a cabo cuando ascendió a Primera de AFA. En ese momento iba y venía, viajaba muy seguido, pero el negocio de la representación lo abordé de lleno en 2007, cuando me fui a vivir allá. Pasaron 15 años y colocamos a un montón de juveniles valores en distintos clubes brasileños, por eso era hora de abrir el mercado en otros países. Un destino fijo era Argentina, pero más precisamente Bahía Blanca, para mi una vidriera inmejorable”, contó.

   —¿Cómo es el crecimiento exponencial de un jugador en Brasil, desde infantiles y menores hasta Primera división?

   —El proceso de las formativas es parecido al de acá, aunque cambia bastante con los mayores de edad que ya no tienen cabida en sus clubes. En ese caso, cuando no se pueden convertir en profesionales, siguen en actividad cobrando por partido o siendo “arreglados” para determinados torneos por lapsos cortos de tiempo. De esa forma no están atados a largos contratos obligatorios y los equipos evitan los procesos administrativos --y los gastos-- de traspasos (interclubes e interligas) y fichajes.

   “Debido a eso es fácil llevarlo a otro club o país, porque no hay que pedirle el pase a nadie y los jugadores responden por ellos mismos o por sus representantes”.

   —A todo esto, ¿qué dicen ellos, los verdaderos protagonistas de esta historia?

   —Ellos valoran muchísimo todo lo que genera el fútbol argentino, y quieren venir a vivir la experiencia. Saben que pasando por acá, después pueden jugar en cualquier Liga del Norte o del Sur de América, o tranquilamente regresar a su país para ser parte de un equipo de Primera.

   “La idea es que incorporen el plus de una experiencia (la de haber pasado por la Argentina) que genera un valor y un curriculum que no es normal en jugadores brasileños de estas características, que pertenecen a un selectivo y no a un club propiamente dicho”.

   “Tienen la ilusión de llegar al fútbol profesional, aunque saben que primero deben sortear este desafío. Se esmeran para mejorar día a día, son agradecidos y quieren dejarle algo a Pacífico, que por darle lugar y mostrarlos, se asegura un porcentaje en caso de una futura venta. Ese es el negocio, la cosa va por ahí”, esgrimió.

   En cuanto a la logística y a todo lo que genera que los once jugadores brasileños permanezcan entrenando y jugando en nuestra ciudad, Ronconi señaló: “existe una financiación del Grupo por el combo que incluye vivienda, comida, seguro, asistencia médica y otras cuestiones que surgen del día a día”, adelantando además que “los gastos personales corren por cuenta de cada jugador o sus familias, y que Pacífico solo cumple con la parte estrictamente deportiva”.

   “Es un proyecto bien diferenciado en roles”, especificó, aclarando que ninguno de estos futbolistas es asalariado ni recibe algún tipo de resarcimiento económico por parte de Pacífico.

   “El presupuesto general se divide en partes, no necesariamente iguales: una la cubren desde allá y la otra corre por mi cuenta. Tengo una fluida comunicación con mis pares brasileños y siempre llegamos a un total acuerdo para contemplar los gastos que van surgiendo”, declaró el profesional en la construcción.

   Los “brasucas” residen en tres departamentos alquilados en el macrocentro y Ronconi debe mandar informes --también fotos y videos-- al Grupo sobre el estado y el comportamiento de cada uno de ellos, además de las planillas con la liquidación de los gastos.

   Por último, describió a Selecto por dentro: “es un Centro de entrenamiento con preparadores físicos, entrenadores y reclutadores. No contamos con un lugar físico propio para el desarrollo de la actividad, por lo general centralizamos las tareas a realizar en las instalaciones del club donde se va a hacer el reclutamiento, más allá de tener oficinas y asesores (en Solocaba) para evaluar rendimientos y estados actuales de los distintos jugadores que se fueron a observar”.

 

¿Qué opina el DT?

   “De los once jugadores que llegaron (a la foto grupal faltó uno, Hernandes Da Silva Vieira) considero que seis pueden jugar tranquilamente el Promocional, y de esos seis, tres, siempre desde mi punto de vista, superan la categoría y están para la A de la Liga o un Federal”, dijo, con su impronta, Gustavo Olea, entrenador de este Pacífico que hoy se encuentra penúltimo en el Promo con 6 puntos (un éxito, 3 empates y 4 derrotas).

   “Todavía no se adaptaron al fútbol nuestro, no porque sean malos, el `jogo bonito´ lo tienen incorporado todos, pero se encontraron con un mundo diferente al que estaban acostumbrados”, agregó el DT, reconociendo que a los centrales Lucas Indio y Vitón y al centrodelantero Paulo Prates no les ve techo: “tienen todo dado como para seguir creciendo”.

   Los rumores se acallaron, pero en un primer momento algunos hinchas del verde pusieron el grito en el cielo: “¿para qué gastar plata en jugadores brasileños que tapan a los pibes del club con posibilidades de llegar a Primera?”, se escuchó más de una vez.

   “Los brasileños no cobran un peso y el club no gasta en ellos. Vinieron gratis y firmaron el pase como jugadores de Pacífico, es decir que si les va bien y hay una venta, puede entrar un dinero por ellos a la institución. Además, no tengo dudas que van a potenciar a los chicos de acá, porque si vos querés crecer, intentás imitar a los juegan bien, nunca vas a seguir a lo que lo hacen mal”, admitió Olea.

   “Te puedo asegurar que de los once que llegaron, tres o cuatro vinieron con una mano atrás y otra adelante. Más allá de que el cambio de dinero los favorece, porque el real tiene más valor acá que allá, algunos de ellos se la rebuscan para conseguir el mango. Por ejemplo, Filipe es peluquero y Vitón y Xavier hacen trabajos de pintura. Son muy buscavidas, no se quedan en la cómoda y siempre andan preguntando que pueden hacer en los ratos libres; saben que la plata que trajeron se les va a terminar en algún momento”, destacó el DT formador con pasado en La Armonía y Dublin.

   “Más allá de que sufren el frío, tienen tantas ganas de demostrar lo que son y de triunfar que se abrigan tapándose hasta las orejas. Hacen todo con buena onda, por eso se adaptaron rápido al mundo de Pacífico”, ratificó.

   “Socialmente son muy buenos; no sé que religión practican o que creencias tienen, pero te puedo asegurar que dan gracias continuamente y te responden con un `bendiciones´ cuando entran o se van de algún lado. Son muy educados, incluso más respetuosos que nosotros”, esgrimió el orientador.

   “Ellos declaran constantemente que vienen a salir campeones con Pacífico y me gusta que piensen así, pero les hice ver la realidad, que acá hay que trabajar con humildad y que todo nos cuesta el doble si nos comparamos con otros equipos que tienen un apoyo dirigencial y económico acorde a las pretensiones del club y del equipo”.

   “En el grupito de brasileños, algunos solo jugaron en favelas y otros pasaron por Cruzeiro, Palmeiras y selecciones juveniles de su país. Allá trabajan mucho con selectivos, en canchas con pisos especiales de césped natural o artificial, una realidad bastante distinta a la que están viviendo acá. Igualmente no se quejan, al contrario, son los primeros que le ponen onda porque están felices de estar en Argentina y de haber venido a Pacífico, el club más antiguo de la ciudad”, acotó.

   —¿Saben eso? No lo puedo creer...

   —Sí, cuando llegaron sabían mucho de Pacífico por haberlo seguido por internet. Vieron videos de la hinchada, saben los campeonatos que logró el verde, pero cuando se sumaron al plantel hablé con ellos para hacerles ver la realidad. Les dije que todo lo que habían visto era cierto, pero les aclaré que vinieron a Pacífico a construir una historia nueva, que ellos tenían que colaborar para devolverle la mística que este club perdió hace algunos años.

   —¿Cómo está el fútbol de Pacífico en Primera?

   —Estuvimos en 2016 y fueron tiempos difíciles. Hoy, seis años después, considero que se ha estancando en varios aspectos. Sabemos que la parte económica influye siempre, que no hay que echar culpas porque ningún dirigente tiene la intención de perjudicar a sus colores, pero me encontré con un club debilitado en varios aspectos.

   “A mi y al resto del cuerpo técnico nos trajeron con la idea de hacer crecer futbolísticamente a un gigante dormido, y hay que despertarlo sí o sí con la ayuda y la colaboración de todos. Aceptamos el desafío adaptándonos a lo que había y sin exigir nada, y acá estamos, poniéndole el hombro con humildad, sacrificio y mucha dedicación”, prolongó Olea antes de referirse al proyecto fútbol.

   “Sería muy bueno continuar con este proceso más allá de los resultados, sobre todo por lo que nos viene costando. A mi me gustaría seguir ligado a esta institución; di mi palabra y la voy a cumplir: voy a sacar a Pacífico adelante”.

 

Acá están, estos son...

 

   Kawan Santana Xavier (Xavier)

Fecha nacimiento. 27 de enero de 1997.

Ciudad. Sao Paulo Capital.

Puesto. Volante central.

Club donde proviene. Mantiqueira Huarachin (3ª división torneo paulista).

Objetivo. “Conseguir un segundo título profesional”.

PJ en Pacifico. 3 en Reserva.

 

   Lucas Gabriel Da Silva Vitorio (Lucas Indio).

Fecha nacimiento. 5 de marzo de 2000.

Ciudad. Sao Paulo Capital.

Puesto. Central.

Club donde proviene. Mogi Mirim Esporte Clube (4ª división torneo paulista).

Objetivo. “Ser jugador profesional, conocer la Bombonera y jugar en Boca”.

PJ en Pacifico. 5 en Primera.

 

   Caua Santos Gonzaga (Caua)

Fecha nacimiento. 12 de octubre de 2003.

Ciudad. Sao Paulo Capital.

Puesto. Volante por izquierda o punta.

Club donde proviene. Proyecto Esportivo “Jovens talentos” (selectivo paulista).

Objetivo. “Volver a mi país como profesional y jugar en mi Selección”.

PJ en Pacifico. 6 en Primera.

 

   Filipe Wanderson Raposo Pereira (Filipe)

Fecha nacimiento. 17 de febrero de 1994.

Ciudad. Embu das Artes (Sao Paulo).

Puesto. Enganche.

Club donde proviene. Gremio Barueri Futebol (2ª división torneo paulista).

Objetivo. “Crecer futbolísticamente y llegar a algún equipo grande de las mejores Ligas del mundo”.

PJ en Pacifico. 2 en Primera y 3 en Reserva.

 

   Luiz Henrique De Mello Nunes (Luiz)

Fecha nacimiento. 7 de diciembre de 2004.

Ciudad. Sorocaba (Sao Paulo).

Puesto. Arquero.

Club donde proviene. Laranja Mecánica (2ª división torneo Paranaense).

Objetivo. “Afianzarme como arquero y llegar a jugar a un equipo grande”.

PJ en Pacifico. 3 en Reserva.

 

   Lucas Santos Oliveira (Luquiñas)

Fecha nacimiento. 4 de octubre de 1996.

Ciudad. Ribeirao Pires (Sao Paulo).

Puesto. Lateral-volante por derecha.

Club donde proviene. Palmerinas (4ª división torneo paulista).

Objetivo. “Salir campeón y dar el salto de calidad a clubes más importantes”.

PJ en Pacifico. 3 en Primera.

 

   Paulo Vitor Santos Prates (Paulo)

Fecha nacimiento. 5 de octubre de 2001.

Ciudad. Rio do Antonio (Bahía).

Puesto. Centrodelantero.

Club donde proviene. Proyecto Esportivo “Jovens talentos” (selectivo paulista).

Objetivo. “Poder jugar en el fútbol europeo”.

PJ en Pacifico. 5 en Primera.

 

   Vitor Ferreira César (Viton)

Fecha nacimiento. 25 de enero de 1998.

Ciudad. Campinas (Sao Paulo).

Puesto. Central.

Club donde proviene. Elosport Capão Bonito (4ª división torneo paulista).

Objetivo. “Crecer como futbolista y jugar en algún equipo grande de Europa”.

PJ en Pacifico. 4 en Primera.

 

   Ailton Prates Da Silva (Ailton)

Fecha nacimiento. 6 de enero de 2003.

Ciudad. Rio do Antonio (Bahía).

Puesto. Lateral-volante por derecha.

Club donde proviene. Proyecto Esportivo “Jovens talentos” (selectivo paulista).

Objetivo. “Ser convocado a la Selección de mi país”.

PJ en Pacifico. 6 en Primera.

 

   Volnei Vieira Santos Junior (Junior).

Fecha nacimiento. 21 de mayo de 1997.

Ciudad. Sao Paulo capital.

Puesto. Volante central o externo.

Club donde proviene. Vere Parana (2ª división torneo paranaense).

Objetivo. “Crecer, tener otras oportunidades y firmar algún contrato importante”.

PJ en Pacifico. 4 en Primera.

 

   Vieira Hernandes Da Silva (Hernán).

Fecha nacimiento. 25 de julio de 1997.

Ciudad. Sao Paulo capital.

Puesto. Punta por derecha.

Club donde proviene. Santa Andre Sport Club (4ª división del brasilerao).

Objetivo. “Lograr una estabilidad y poder vivir del fútbol”.

PJ en Pacifico. Un solo partido en Reserva.