Bahía Blanca | Miércoles, 29 de junio

Bahía Blanca | Miércoles, 29 de junio

Bahía Blanca | Miércoles, 29 de junio

Incendio fatal: "Al más chiquito lo arrojaron por una ventana para salvarlo"

Un operario de Defensa Civil dio detalles del operativo en medio del horror.

Fotos: Pablo Presti-La Nueva.

   Marcelo Voulliat, uno de los operarios de Defensa Civil que trabajó en el trágico incendio de esta madrugada en el barrio Noroeste, confirmó que cuando llegaron el fuego "ya estaba declarado y era de proporciones bastante importantes".

   Miguel Hesch, de 27 años; su pareja, Micaela Mosmann, de 25 años, y uno de los hijos, de 5 años, fallecieron en el hecho registrado en Roca 1820. Otro hijo de la pareja, de apenas 2, se salvó por la acción de sus padres.

   "Cuando llegamos los vecinos habían logrado sacar una de las criaturas que, por lo que referían los mismos, la habrían arrojado por la ventana para salvarla", confirmó Voulliat a LU2.

   El socorrista dijo que no tiene certezas sobre cómo se originó el incendio y que personal de Policía Científica trabaja para determinar las causales de la muerte de las tres personas y peritos del Cuartel Central realizan las pericias sobre el foco ígneo.

   "Por el horario suponemos que estarían descansando y que se despertaron por el humo o la temperatura y el instinto fue abrir las ventanas. Lo único que podemos decir, por experiencia, es que había carga de combustible, plástico, ropa, la misma madera del entrepiso, eso hace que, ante un incendio de cualquier tipo, tenga mayor desarrollo el fuego", explicó.

   También dijo que se considera "incendio declarado" cuando las llamas "salen por todos lados".

   "Hay un tipo de combustión que es lenta, cuando no hay oxigenación y mucho humo, pero sin llamas. En este caso evidentemente se han derretido las ventanas y roto los vidrios y, donde tomó oxígeno, se propagó mucho más rápidamente", amplió.

   Con respecto a otro menor que sufrió algunas quemaduras, Voulliat dijo que es "un vecino de la casa de atrás o de al lado. El servicio Siempre atendió a ambos y trasladó al más chiquito al hospital Municipal".

   Además de bomberos oficiales y voluntarios, personal policial y de Defensa Civil, se convocó a agentes de Acción Social y psicólogos para contener a la familia y allegados.