Bahía Blanca | Sabado, 25 de junio

Bahía Blanca | Sabado, 25 de junio

Bahía Blanca | Sabado, 25 de junio

“Sportivo siempre tuvo la presión", opinó Franco Ferrari, tras la victoria de San Lorenzo

La serie está 2-1 y el viernes puede haber campeón.

Luciano Fortelli le escapa a Julián Gutt. Atrás, Franco Ferrari. Fotos: Emmanuel Briane-La Nueva.

 

Por Fernando Rodríguez

Twitter: @rodriguezefe

Instagram: ferodriguez_

 

   “Durísimo”, así resumió el partido Franco Ferrari, mientras los jugadores de San Lorenzo ya se encaminaban a vestuarios, luego de festejar por segunda vez consecutiva en cancha de Sportivo.

    La serie final por el ascenso a Primera ahora la lidera Sanlo 2-1 y está a una victoria del objetivo.

   Las bajas de Nahuel Diez y Mauro Montanaro acortaron el plantel de Claudio Queti. No obstante se potenciaron y las disimularon muy bien, aportando cada uno un poco más.

   Por caso, la defensa de Pablo Pollio con Cristian Miguel en el primer cuarto fue muy buena y recién la figura del local sobre el final de ese período pudo destaparse.

   Abriendo la cancha, poniendo de frente a Miguel y utilizando mucho los cortes por el fondo o por el eje, Sportivo generó espacios y caminos al cesto. Desde el banco fueron muy buenos como refrescos Gutt (2 triples) y De Paoli (2 triples y dos dobles), quienes entraron con la mano caliente y le dieron dinámica.

Julián Gutt entró bien.

 

   Defendiendo muy bien la segunda línea, saltando a ayudar cuando San Lorenzo intentaba romper, el local se fortaleció atrás (lo dejó en 11 puntos en el segundo cuarto), le generó muchas dudas a la visita y metió un parcial de 23-6, estampando la máxima de 13, en 5m20 del segundo cuarto.

   Y los 10 de luz que se llevó Sportivo al vestuario acaso los relajó, algo que San Lorenzo aprovechó.

Mirá las estadísticas completas

   “Tuvimos mucha actitud en el segundo tiempo, entramos con otra cabeza, empezamos a defender y correr la cancha. El juego estacionado nos cuesta un poco y Sportivo ya nos conoce”, explicó Ferrari.

   Lo cierto que Coria fue con Miguel, este forzó demasiado el 1x1, Sportivo perdió su línea, la visita corrió, sacó faltas (10-16 en libres en el tercer cuarto), Ferrari dominó los rebotes, Fortelli clavó dos triples, Agulló supo correr la cancha y atacar, Benetti anotó 10 puntos (6-6 en libres) y San Lorenzo pasó a ganar 52 a 48 (parcial de 15 a 3).

   Ya otra fue la historia.

Bien plantados Agulló y Benedetti, ante el ataque de Emanuel Miguel.

 

   “Sportivo siempre tuvo la presión porque salió primero, fue el mejor equipo, probablemente tenga al mejor jugador de la categoría, pero nosotros fuimos segundos y podíamos ganarles. Lo hicimos el martes pasado, también hoy (por ayer) y queremos repetir el viernes”, avisó Ferrari.

   El último cuarto dejó a la visita con el ánimo por las nubes. Porque en medio de mucha tensión, infló el pecho, le tiró toda la responsabilidad a Sportivo y le generó muchas dudas, que se vieron reflejadas en las pérdidas.

Esteban Benedetti dejó parados a Cristian Miguel y Manuel Ayala.

 

   Lo cierto es que la segunda antideportiva a Tuero lo sacó de la cancha restando 2m09. Creció Branciforte, Ferrari fue la carta de gol, Cristian Miguel desperdició desde la línea la chance de empatar en 71 y un recupero de Ferrari tras un lanzamiento errado de Fortelli le dio a Sanlo ventaja de 3.

   En la siguiente, lo atraparon a Miguel en la línea de libres, perdió la pelota, hubo falta y otra vez Ferrari: 2-2 en libres y 5 de luz.

   Una contra después de recupero de De Paoli dejó al local 3 abajo, pero Fortelli recibió falta, hizo 1 de 2, Sportivo estiró a 4 con 27 segundos y provocó una pérdida faltando 20 segundos que la transformó en un libre de Agulló, decretando el 77 a 72.

   “Es una final, esto es 50 y 50. La verdad que la chance del ascenso siempre estuvo, llegamos a la final ganando las dos series 3-0 y esta es muy pareja, se define por detalles. Creo que el viernes podemos volver a ganar”, se entusiasmó Ferrari.