Bahía Blanca | Domingo, 14 de agosto

Bahía Blanca | Domingo, 14 de agosto

Bahía Blanca | Domingo, 14 de agosto

Después de tres meses, retomaron los trabajos en la autovía Alfonsín

Desde Vialidad Provincial aseguraron que se está trabajando "dentro de los plazos previstos". La obra comenzó a fin de octubre y tenía un tiempo de ejecución de 30 días.

Fotos: Pablo Presti - La Nueva.

   Después de varios reclamos llevados a cabo desde el municipio y el Concejo Deliberante de Bahía Blanca, además de las quejas llegadas desde algunas entidades barriales, se retomaron los trabajos de reencarpetamiento, repavimentación y bacheo en la autovía Raúl Alfonsín de nuestra ciudad, en cercanías con la rotonda de la calle 14 de Julio.

   La obra, que comenzó sobre el 25 de octubre y tenía un plazo de ejecución de 30 días, se había detenido sobre fin de año pasado y -a pesar de las numerosas quejas y pedidos de explicaciones- no se había retomado. En ese momento, se había explicado que el problema se había originado por la rotura de una cañería de desagües pluviales ubicada sobre la calle Milún, de la cual la empresa prestataria no quería hacerse cargo.

   Solucionada esta cuestión -según fuentes de DVP, la propia firma se encargará de su reparación-, los trabajos se retomaron hace un par de semanas. En los últimos días, en el lugar se pudo observar a una cuadrilla de obreros trabajando en el lugar, bajo la supervisión de representantes del ente vial, retomando las tareas de repavimentación.

   Sin embargo, los problemas para los vehículos que circulan por la autovía desde Cabrera hasta Indiada -y en sentido inverso- continúan: quienes viajan en la primera de estas direcciones deben cruzar de carril y ocupar uno de los que normalmente se utilizan en sentido contrario. En todos los casos, se mantiene un máximo de velocidad de 20 kilómetros por hora entre ese sector y la calle 14 de Julio.

   El paso vehicular en ese sector es constante: al ser una vía de ingreso y salida de la ciudad, además del paso más corto entre la ruta provincial 51 y la ruta nacional 33 y el camino al sur del país, se estima que por ahí pasa cerca de un millar de camiones en forma diaria, a lo que hay que sumarle vehículos de menor porte.

   La obra tiene un plazo de ejecución de 30 días corridos; es decir que habiendo comenzado en los últimos días de octubre, a fin de diciembre ya debería haber estado terminada. Si bien ahora desde Vialidad se indica que “se está trabajando dentro de los plazos previstos”, el almanaque demuestra que los trabajos se deberían haber terminado hace rato.

   “Acá hubo una mala previsión, porque hay un caño roto que paralizó la obra. Entonces, debió preverse primero el arreglo de ese caño y después la finalización de la obra”, manifestó en su momento el secretario general del municipio, Pablo Romera.

   En los primeros días del año, desde la comuna se había reclamado por soluciones: si bien se entendía que la empresa había dado asueto a sus trabajadores por las Fiestas, en las primeras semanas de 2022 no había ningún tipo de movimiento en el lugar.

   Por ello, incluso se llegó a enviar una carta pidiendo soluciones a la cuestión. En el escrito, dirigido a Hernán Y Zurieta, administrador general de Vialidad, la comuna señalaba su "preocupación por el estado de la obra".

   "Las tareas de reparación se iniciaron hace algunos meses y actualmente se encuentran sin concluir, con los inconvenientes que ello acarrea ya que el sector es estratégico para el acceso a diferentes barrios, como así también es una vía de conexión con la ruta provincial 51 y las nacionales 3 y 33", se había explicado.

   A esto se había sumado el pedido de vecinos del sector quienes, también en un escrito enviado a Y Zurieta, mostraban su preocupación por el “riesgo permanente a peatones y ciclistas” y, entre otras cosas, el desconocimiento sobre cómo transitar ante la presencia de los barriles que delimitaban el tránsito.