Bahía Blanca | Sabado, 25 de junio

Bahía Blanca | Sabado, 25 de junio

Bahía Blanca | Sabado, 25 de junio

“Bella Vista no va a descender y muchos se van a tener que coser la boca”

El conjunto “Gallego” ganó su primer partido en el Oficial liguista y el capitán Mariano Sacomani, quien cumplió 200 presencias con la casaca albiverde, salió a respaldar a un plantel golpeado por la opinión pública: “Aunque a muchos no les guste, nos vamos a quedar en la A, y lo digo ahora que falta mucho camino por recorrer”.

Fotos: Emmanuel Briane-La Nueva.

Por Sergio Daniel Peyssé / peche1503@hotmail.com

Instagram: @sergiopeysse

Twitter: @elpeche1973

(Ampliación de la nota publicada en la edición impresa)

   Aunque siga navegando en el fondo de la tabla de posiciones, en Bella Vista confían y aseguran que el barco se va a mantener a flote hasta llegar a buen puerto. Dicho de otra manera, en el mundo Gallego no se habla del descenso y el desafío del plantel, además de lo que sienten y pueden opinar dirigentes, cuerpo técnico e hinchas, es hacerle morder la lengua a todos aquellos que lo dan como principal candidato a bajar del Oficial al Promocional en esta temporada 2022 del fútbol liguista.

   “Vivimos una semana distinta, se respiró otro aire y nos pudimos mirar a los ojos entre nosotros para sentir, una vez más, la necesidad de saber que no somos menos que nadie”, expresó el capitán albiverde Mariano Sacomani, quien en el 1-0 ante Olimpo llegó a las 200 presencias con la camiseta del club de la Loma (dato aportado por Eduardo "Cocho" López, el hombre de las estadísticas en LU2).

   Después del primer triunfo de su equipo, hace 9 días en cancha de San Francisco, el platinado volante central se despachó a gusto: “fue nuestro mejor partido, porque no nos peloteraon como en los anteriores y pudimos mantener nuestro arco en cero por primera vez”.

   “Saco”, de 27 años y con mil batallas con los colores que empezó a querer a los 8 años, cuando se presentó con un bolsito en el predio de las avenidas Pringles y Fortaleza Protectora Argentina, habló del antes y trató de imaginarse el después.

   “Tuvimos un inicio de torneo muy flojo, aunque nadie me saca de la cabeza que los encuentros que perdimos fueron por erorres y limitaciones nuestras y no por virtudes de los rivales. Estábamos mal, no nos salía nada y las equivocaciones que teníamos las pagábamos con goles en contra. El hecho de no sumar y de no poder salir del último lugar nos hacía estar en boca de todos, porque ¡qué te voy a decir a vos!, ya sabés que acá en la Liga se habla más del último que del primero”, sostuvo con bronca contenida.

   —Bueno, tranquilo, ya ganaron, y ese es un gran paso para seguir creyendo en lo que son como equipo y como grupo.

   —La victoria la necesitábamos como el agua, pero no queríamos vencer a cualquier precio, no era ganar y listo, debíamos conseguir los tres puntos con fundamentos, cumplir con el desarrollo para llegar a un buen resultado.

   “Ante Olimpo fuimos contundentes, defendimos bien y nos impusimos con autoridad. Metimos el gol y no nos colgamos del travesaño para aguantar; creo que fuimos aplicados y no nos conformamos nunca, que en definitiva es la esencia que siempre identificó a Bella Vista”.

   —¿Qué tuvo de distinta la semana?

   —Se renovó el ánimo, se descomprimieron tensiones y a muchos nos volvió el alma al cuerpo. No estábamos desesperanzados, pero acostumbrarnos a perder era lo peor que nos podía pasar. Antes del partido hablé con mis compañeros y les manifesté que estaba cansado de irme enojado a mi casa, de no poder dormir pensando en los goles que nos convertían. Estaba molesto y preocupado; no podía ocultar mi cara de o... Es feo cuando ves que el mundo se te viene abajo, soportar esa sensación de querer tirar la toalla cuando falta tanto para el final.

   —¿Cuánto molesta tener que escuchar todos los días que Bella Vista es candidato a descender?

   —Molesta bastante, pero no nos afecta. Tenemos equipo como para competirle mano a mano a cualquiera y para estar más arriba en las posiciones. Me animo a ir un poco más allá con mi imaginación y sé que podemos ilusionarnos con campeonar, pero para eso debemos fortalecer nuestra intenciones, el espíritu de juego y los sistemas.

   “Defensivamente estamos mejor, entendimos que en retroceso hay que marcar escalonadamente y que sin sacrificio y concentración no vamos a lograr nada”.

   Y se puso más serio de lo que estaba: “Aunque la realidad indique otra cosa, no nos vamos a ir al descenso. Estamos en el fondo de la tabla y debemos hacernos cargo sin ser cabezas duras ni andar diciendo que estamos haciendo todo bien. El éxito ante Olimpo tiene que ser el trampolín para nuestras aspiraciones a futuro”.

   —¿Algo más?

   —Vamos a tapar varias bocas. Aunque muchos quieran ver muerto a Bella Vista, nos vamos a mantener en la A; sé que va a ser así.

Mauro Brunelli, el domador de los "chivitos"

   —Cuentan con un plantel corto y en septiembre se pone en marcha el Regional Amateur: ¿cómo van a hacer para afrontar la doble competencia?

   —Uhhh... No sé, eso te lo tendría que responder la dirigencia. La pregunta que yo haría es: ¿cómo vamos a hacer para enfocarnos mentalmente en los dos torneos? Hoy en día no le podés sacar la cabeza a la Liga sabiendo que hay un descenso. Y en el Regional Bella Vista se ha ganado un respeto y, ponga la formación que ponga, se va a hacer sentir en cualquier cancha y frente a cualquier rival.

   “En ese campeonato espero que los dirigentes establezcan como meta ascender, aunque todos sabemos que es difícil. Con la base que tenemos, que es sólida y con marcado sentido de pertenenecia, más algunos refuerzos con experiencia en la categoría, podemos poner la vara alta y pretender ser competitivos.

   —¿Existe buena comunicación entre el plantel y la dirigencia?

   —Sí, al menos desde nuestro lado no hemos generado problemas y los directivos han estado cada vez que los requerimos. Lo que suele pasar es lo de siempre, cuando vas último sos noticia todos los días y lo que hacés mal se remarca mil veces. Y si no pegás un resultado, el malestar se nota en cada rincón del club. Estás ahí abajo y te la tenés que comer calladito, que le vamos a hacer...

   “Como plantel no nos falta nada y la cabeza está puesta en resurgir. Desde el semillero están llegando a Primera pibes con ganas de trascender, que potencian al grupo con mucho empuje. Si no se nos caen soldados, vamos a dejar atrás esta malaria”.

   —Como capitán del barco, ¿cuál es la misión?

   —Mantenerlo a flote. La idea es sumar todo lo que se pueda en esta rueda para que, en la segunda parte del año, demostrar para que estamos. Cuando se empiece a definir todo, ahí tiene que surgir el temple y el carácter de este equipo.

   —Te veo dentro de la cancha y me da la impresión de que te cansás más hablando que jugando.

   —Sí, es una lucha constante. Muchas veces me la agarro con mis compañeros, los insulto o les habló mal, pero ellos me conocen y saben que después les pido perdón. Me saco mal en todos los partidos, pero no puedo con mi genio. Me fijo mucho en el orden, en las marcas, en cuidar la pelota cuando la recuperamos, pero a veces me vuelvo loco. Esto es una pasión y mantener la categoría significará conseguir la paz interior que hoy no tenemos.

   “Yo, mejor que nadie, entiendo cual es la situación que está atravesando Bella Vista, pero es necesario que todos sepan qué sucede y porque, en cinco fechas, seguimos estando en el fondo. Es difícil soportar la presión de una permanencia sabiendo que una seguidilla negativa te hace precipitar al abismo, pero bueno, es la realidad y hay que afrontarla”, describió el volante central que, en 2014, pasó por Olimpo para jugar en cuarta y Reserva de AFA.

 

3
   Goles. Además de 4 expulsiones en 200 partidos, los que Sacomani cumplió con su queridísimo Bella Vista. En 2014 pasó por Olimpo AFA (9 cotejos en Reserva).