Bahía Blanca | Sabado, 25 de junio

Bahía Blanca | Sabado, 25 de junio

Bahía Blanca | Sabado, 25 de junio

El dramático momento de salud de María Valenzuela: “Estoy pesando 35 kilos"

La actriz publicó un video en el que apuntó contra el odontólogo que le colocó implantes dentales hace tres años.

Foto: Infobae

   Después de que muchos de sus seguidores se preocuparan al verla extremadamente delgada, la actriz María Valenzuela publicó un video donde se refirió a su salud y denunció a un odontólogo por mala praxis.

   En el posteo, donde arrobó al especialista “Manuel” y a Vanesa Di Cataldo, abogada especializada en malas praxis médicas, dio detalles del dramático momento que atraviesa. “Hace tres años inicié un tratamiento con un odontólogo para colocarme implantes”, arrancó diciendo.

   Luego, precisó: “Con el tiempo, me surgió un dolor tan grande que no me permite comer. El odontólogo se llama Manuel; por razones legales no puedo decir su apellido”.

   Valenzuela explicó que la letrada que la representa se encontró con un inconveniente que le impide avanzar en su caso: el odontólogo no se encuentra en Argentina y eso impide que puedan notificarlo.

   “Manuel, estoy pesando 35 kilos y en estos tres años ya me internaron varias veces. Manuel te suplico que des el nombre de tu aseguradora y este infierno se termina. Manuel, yo no me puedo morir ahora porque todavía me quedan cosas que hacer en este planeta. Te suplico que tengas piedad de mí”, concluyó.

   Rápidamente, cientos de usuarios le dejaron mensajes positivos y la alentaron para que avance con su recuperación.

   Dada la repercusión inmediata que tuvo su video y las dudas que le quedaron a sus seguidores sobre algunos puntos, María Valenzuela se siguió explayando en una historia de Instagram.“Para aquellos que no entendieron. Tengo muelas de vaca (lisas) que no me permiten partir la carne”, amplió.

   Este cuadro tan delicado hace que la actriz solo pueda comer comida blanda y que masticar cada bocado le lleve veinte minutos. Por eso, muchas veces pierde la paciencia y deja de comer.

   “Pido el nombre de la aseguradora para recuperar algo del dinero que pagué y que este señor se niega a darme. Ahora empiezo con el tratamiento y después viajo a Ushuaia para terminarlo. Gracias a los que me tiraron buena vibra”, concluyó. (TN)