Bahía Blanca | Sabado, 25 de junio

Bahía Blanca | Sabado, 25 de junio

Bahía Blanca | Sabado, 25 de junio

Violación en grupo: se dividieron las defensas y pidieron la excarcelación de un imputado

Dos acusados quedaron con defensores particulares distintos y los otros cuatro volvieron con una defensa oficial. Apuntan a determinar diferentes grados de participación e incluso la desvinculación de quienes fueron detenidos afuera del automóvil en el que ocurrieron los hechos.
 

   Las defensas de los seis acusados por la violación en grupo en el barrio porteño de Palermo resolvieron tomar rumbos separados y una de ellas pidió hoy la excarcelación de uno de los jóvenes que estaba afuera del automóvil en el que ocurrieron los hechos.

   El abogado Jorge Alfonso, quien el viernes había asumido la defensa de los seis acusados, se quedó hoy sólo con la representación de Tomás Fabián Domínguez, de 21 años, quien fue detenido cuando estaba sentado en la vereda, a pocos metros del automóvil en el que la víctima yacía junto a otros cuatro acusados.

   Franco Jesús Lykan, otro de los imputados, también tiene defensor particular, un abogado de apellido Aguirre, en tanto que los otros cuatros, Ángel Pascual Ramos,  Lautaro Dante Ciongo Pasotti, Ignacio Retondo y Steven Alexis Cuzzoni, volvieron a tener defensores oficiales.

   El abogado Alfonso pidió hoy la excarcelación de su defendido argumentando que no existe peligro de fuga ni de entorpecimiento de la investigación, y que se trata de una persona sin antecedentes penales, por lo que debe transitar el proceso en libertad.

   La división de las defensas parece responder al surgimiento de “intereses contrapuestos”, por cuando los abogados particulares comenzaron a cuestionar el grado de participación de cada uno de los imputados en los hechos.

   Para ello, reclamaron al juez Marcos Fernández que no defina la situación procesal de los acusados hasta tanto no estén listas las pruebas de ADN, porque –entienden- de ellas se podrá determinar qué hizo cada uno de los detenidos.

   “Si el ADN determina los roles de cada uno, no se le puede imputar a los seis la coautoría o la participación necesaria así como así. No hay tantos elementos de prueba para acreditar con un grado de certeza el tipo penal que se le imputa a a cada uno”, explicó Alfonso.

   “Hay cuatro que situados  están adentro del auto. Lo que va a determinar qué ocurrió allí es el ADN. No se puede involucrar a los que están afuera”, insistió, al esbozar una idea de segmentación de las responsabilidades en la cual podrían establecerse autorías, coautorías y participación necesaria (todos con la misma pena en expectativa) pero también partícipes secundarios y, eventualmente, ajenos a los hechos.

   Alfonso también deslizó la posibilidad de que el delito finalmente imputado pudiera ser el de “abuso sexual simple”, que tiene una pena prevista en el Código Penal de seis meses a cuatro años de prisión.

   El abogado confirmó que en los exámenes histopatológicos realizados a la víctima fueron hallados restos de “alcohol, anfetaminas y marihuana”, pero aseguró que no se pudo probar hasta ahora que le hubiera sido suministrada por los acusados con el objetivo de quebrar su voluntad.

Si sufrís violencia de género o conocés a alguna víctima, llamá al 144: es gratis y atiende las 24 horas.