Bahía Blanca | Lunes, 15 de abril

Bahía Blanca | Lunes, 15 de abril

Bahía Blanca | Lunes, 15 de abril

Vidal Ríos: la Fiscalía Federal pidió la elevación a juicio de la causa

El Ministerio Público cerró la investigación y solicitó que 10 acusados lleguen a la instancia de debate. 

Fotos: Archivo LN.

   La Fiscalía Federal solicitó en las últimas horas la elevación a juicio de una causa en la que se investiga a una organización dedicada al tráfico de estupefacientes, presuntamente liderada por los hermanos Adrián Ariel y Ricardo Vidal Ríos.

   El fiscal Santiago Ulpiano Martínez requirió que se clausure la investigación y se ordene la realización del debate oral para este último y otros 9 imputados.

   Cabe recordar que desde febrero del año pasado, cuando se realizaron una serie de 29 allanamientos por parte de Drogas Ilícitas de la Policía Bonaerense y Prefectura Naval Argentina, permanecen prófugos Adrián Ariel Vidal Ríos y Soledad Ayala.

   El representante del Ministerio Público imputó a Ricardo y su madre, Gladys Noemí Ríos Moyano, como autores del delito de organización de actividades vinculadas al tráfico de estupefacientes agravado.

   En tanto, acusó a Ingrid Yessica Vidal Ríos, Carlos Alberto Alvarado Urra, Franco Coria, Franco Millar Martínez, Claudio Jofré, Juan Darío Toledo, y a Santiago y Agustín Salazar Mosconi, por el tráfico de estupefacientes agravado por la intervención de tres o más personas.

   En el caso de Rodrigo Machado, quien fue capturado en agosto del año pasado, Martínez indicó que su procesamiento se encuentra apelado, por lo que aún no hay resolución al respecto.

   El fiscal también requirió que se forme una causa por separado para continuar las investigaciones respecto a otras 12 personas.

"Una empresa delictual"

   Según el requerimiento, los hermanos Vidal Ríos y su madre "actuaron con un rol de liderazgo en la organización".

   "Se evidencia con suma claridad que los tres lideraban una empresa delictual destinada, pura y exclusivamente, al comercio de estupefacientes. Tenían el control de los acontecimientos, disponían del material estupefaciente, daban órdenes y directivas", se agregó en la presentación de 40 fojas.

   Martínez señaló también que para llevar adelante la actividad ilícita "los imputados asumieron distintos roles o tareas que combinadas hicieron posible -de forma habitual- que el estupefaciente llegara a manos del consumidor".

   Describió también que a lo largo de la investigación "se ha comprobado que han intervenido en forma coordinada en el comercio de estupefacientes, mediante la utilización de múltiples aparatos de telefonía celular, vehículos, contactos con clientes, intercambios de dinero, con el fin de obtener un rédito económico mediante la comercialización de sustancias prohibidas".