Bahía Blanca | Domingo, 14 de agosto

Bahía Blanca | Domingo, 14 de agosto

Bahía Blanca | Domingo, 14 de agosto

El campeón, desde el taller: "Por sobre toda la alegría, siento alivio y satisfacción", expresó Vallejos

Lucho nos abrió las puertas de su casa, donde comenzó a alimentarse el sueño del campeonato. 

Fotos y video: Emmanuel Briane- La Nueva.

Por Tomás Arribas / tarribas@lanueva.com

   Conformen pasan las horas y bajan las revoluciones, aunque los festejos no cesen, la calma vuelve al cuerpo y la mente se permite analizar y dimensionar los hechos con mayor profundidad.

   En esa tarea se encuentra el bahiense Luciano Vallejos, el flamante nuevo Rey del Midget, encargado de estampar su nombre el pasado viernes junto a los grandes de la historia del derrape en la ciudad y la región.

   Aunque la verdadera sensación de ¡campeón! la percibirá una vez que concluya el actual Campeonato Estival 2021/22 el próximo viernes, en el marco de la decimoctava fecha, la sexta de un playoff que domino que suma autoridad y que ya tiene en su poder.

   Por si no fuese suficiente lo conseguido hasta el momento (más adelante ahondaremos en sus números), el nuevo campeón irá por todo a la próxima convocatoria mecánica, intentando ponerle la frutilla al postre y sumar su décima victoria del ciclo veraniego.

   "Repasaremos todo el auto, controlaremos los amortiguadores, que con los festejos seguro quedaron para atrás (risas), y veremos si colocamos el motor de repuesto, que tiene una sola carrera y tenemos ganas de probarlo. Y ya pensando en el campeonato que viene, tratando de dejar todo muy bien armado. Obviamente que mi idea es ir a ganar el viernes, como trato de hacerlo siempre", aseguró el campeón. 

   A continuación, un repaso por las mejores frases de esta primera parte íntima con Vallejos y el video con la nota completa. 

Todo comenzó en el taller

   "Lo más lindo es que se hace todo acá en casa y como nosotros queremos. Mal o bien, lo hacemos nosotros con los chicos. Y cuando se logran estas cosas tiene un gusto mucho más especial y doblemente gratificante".

   "Había cosas distintas en la previa que nos ilusionaban. Se había reformado todo el auto y repasado a cero, armándolo con los mejores elementos posibles. Si bien con el anterior, que ahora usa Fer Bonivardo, era nuevo, este auto lo conocemos muy bien y sabíamos que iba a andar".

Dio frutos la retirada de papá Luis

   "Desde que se bajó que se dedica 100 % a este auto. Yo por ahí estoy más metido en el de Fer (Bonivardo) y con los amortiguadores, aunque a la hora de armar y revisar todo estamos juntos. Pero estando abocados solos a un auto se hizo mucho más fácil. Muchos ojos en una sola cosa hizo que se corrijan muchos elementos y que se logre un gran conjunto".

   "Se mejoró mucho en la parte del motor, que tal vez era un elemento con el que no nos sentíamos del todo cómodos. Pero armamos uno nuevo, con el asesoramiento de Lucho Bocacci, y quedó un motorazo. Esa fue la base para que el auto se comporte tan bien".

El día después

   "Las últimas semanas me había cargado una mochila encima, pensando que no se me podía escapar y no se podía parar nada. En el Midget siempre pasa que te caes una o dos veces, y eso nos tenía con cierto temor de que nos pueda ocurrir algo así. Si bien tenemos todo controlado, los fierros no tienen corazón. Pero se hicieron muy buenos trabajos en el taller. Se logró de forma muy contundente y merecida".

   "Creo que, por sobre toda la alegría, siento alivio y satisfacción. Y ni hablar del orgullo de sumar un título más para el apellido y quedar en la historia de la familia".

La nota completa: