Bahía Blanca | Martes, 09 de agosto

Bahía Blanca | Martes, 09 de agosto

Bahía Blanca | Martes, 09 de agosto

"Pedir el pase sanitario sería complejizar la vida universitaria", dijo el rector de la UNS

El doctor Daniel Vega destacó que en marzo retornarán las clases presenciales en la principal casa de estudios de la región, después de dos años de virtualidad.

Fotos: Pablo Presti - La Nueva. y Archivo

   El rector de la UNS, Daniel Vega, señaló hoy que sería “muy complejo” pedir el pase sanitario en el retorno de las clases presenciales, debido a la numerosa población universitaria y al movimiento con los que cuenta la casa de altos estudios, aunque también reconoció que no ha llegado ninguna indicación de las autoridades para solicitarlo.

   “No creo que sea el camino de la solución –dijo-. Tampoco tenemos indicaciones al respecto desde estratos superiores. Pero entendemos que solicitar el pasaporte sanitario tendría asociada una complejidad importante”.

   En ese sentido, destacó que se trata de una decisión que deberá tomar el Consejo Superior de la Universidad Nacional del Sur en los próximos días.


Daniel Vega, rector de la Universidad Nacional del Sur

 

   “Pedir el pase sanitario tiene asociada una complejidad importante: tenemos una comunidad universitaria de unas 30 mil personas, con distintos horarios. Logísticamente sería muy complejo”, advirtió el rector en Panorama, por "LU2".

   Sí comentó que se requerirá el uso del barbijo y la ventilación cruzada en los ambientes de clase; también se llevará a cabo una campaña sobre el lavado de manos, destinada a estudiantes y personal de la casa de altos estudios.

   “Por los números que manejamos, contamos con una tasa de vacunación (contra el COVID) muy alta. La cantidad de personas que no completó el esquema es relativamente chica. Solicitar el pase sería complejizar la vida de la institución”, aclaró.

   Por otro lado, sostuvo que existen muchas expectativas de cara al ciclo lectivo 2022, ya que se volverá a trabajar con un esquema similar al que se utilizaba previo a la pandemia de coronavirus.

   “Este será un nuevo aprendizaje y habrá nuevos desafíos. Tenemos incertidumbre sobre cómo afectó la situación socioeconómica a nuestros estudiantes que vienen de la región, y no tenemos números precisos sobre la tasa de retorno”, señaló.

   Además, dijo que habrá que ver cómo será la adaptación a la vida universitaria normal de aquellos estudiantes que comenzaron su carrera durante la pandemia.

 

Un ránking internacional ubica a la UNS entre las mejores universidades del país

 

   Vega reconoció que muchos de los estudiantes que volverán a las aulas a partir de marzo, “atravesaron dos años de clases no presenciales”, algo que seguramente tendrá impacto y requerirá su adaptación a la vida universitaria.

   “La pandemia nos desordenó, porque las actividades y nuestros estudiantes debieron hacer todo en forma virtual, y la vida universitaria implica un ordenamiento muy diferente. Como el 50% de los estudiantes son de afuera, deberán adaptarse y eso siempre fue una barrera”, aseguró.

   Por último, señaló que si bien hubo pedidos por parte de estudiantes y docentes para mantener algún grado de virtualidad, por el momento la casa de altos estudios bahiense solo cuenta con un aula híbrida para esquema remoto.

   “Por el momento, es insuficiente para todos los cursos”, concluyó Vega.