Bahía Blanca | Martes, 05 de marzo

Bahía Blanca | Martes, 05 de marzo

Bahía Blanca | Martes, 05 de marzo

Juegos sexuales: BDSM

La sigla BDSM significa, Bondage, Disciplina y Dominación y Sumisión y Sadismo y Masoquismo. O sea que tenemos un cóctel que según algunos es perverso.

   Pareciera que en cuestiones de relaciones sexuales está todo inventado, sin embargo nunca está de más revisar algunos temas. Hoy te propongo abordar una práctica que genera controversias a tal punto que muchos la consideran anormal.

   Hoy vamos a hablar del BDSM. Esta sigla responde a un término que fue creado a principios de los años 90 y comprende fantasías y prácticas sexuales y eróticas. La sigla BDSM significa, Bondage, Disciplina y Dominación y Sumisión y Sadismo y Masoquismo. O sea que tenemos un cóctel que según algunos es perverso.

   En verdad más que patologías  comprende una serie de prácticas y preferencias relacionadas entre sí y en estrecha vinculación con lo que se conoce como practicas alternativas o sexualidades no convencionales. 

   Frecuentemente se  habla de “sado” o “masoquismo” para referirse al BDSM pero esta práctica incluye muchas manifestaciones y especialmente variadas. Como siempre destaco para esto también se requiere del consenso de las partes más allá de que alguno, alguna, algune asuma un rol sumiso y obviamente es diferente a conductas criminales.

   Veamos cada una.

   Bondage: esta palabra en inglés se empleaba en otros siglos para definir la relación entre esclavos y amos, señores feudales y vasallos. El concepto hace referencias a vínculos en los que el modelo que prevalece es el de subordinación. También la palabra se asocia a las ataduras con sogas o cuerdas de cuero que se utilizan en el BDSM. La característica es la asimetría que se traduce en el acto sexual.

   Disciplina, como la palabra lo indica abarca castigos, adiestramientos, posturas de acuerdo con las circunstancias, reglas y protocolos de comportamiento  que se emplean en las relaciones sexuales.

   Dominación: son prácticas sexuales en las que una partes adopta un rol dominante, ejerce su voluntad y la otra parte cumple, satisface. Alguien ordena y manda y el otro con absoluta sumisión acata. Cabe destacar una vez más que en este juego de dominación también debe estar sujeto al consenso de ambas partes, establecer límites y fijar reglas como en todo juego, y sobre todo se deben respetar y cumplir.

   El sadismo es un término que dentro de este contexto se refiere a las practicas sexuales en las que una persona obtiene placer humillando, incomodando o causándole dolor a la otra persona. Hay que señalar que en estos juegos quien tiene el rol dominante debe cuidar  a la pareja, además del consenso, es condición no causar daños. 

   Dentro del BDSM el masoquismo es una práctica en la que también se obtiene placer a través de la humillación y el dolor. Hay que establecer pautas, nunca contra la voluntad y sabiendo que se puede frenar en cuanto una de las partes lo desea.

   Mi sugerencia es que si no se conoce suficientemente con quien se va a mantener relaciones, si no hay confianza, estos juegos no se jueguen. Evitar arriesgar o como en otras circunstancias arriesgarse con desconocidos puede traer sorpresas que lejos están del placer y terminan muy mal.

   Hasta el próximo encuentro. Lic. Magda.