Bahía Blanca | Sabado, 13 de abril

Bahía Blanca | Sabado, 13 de abril

Bahía Blanca | Sabado, 13 de abril

Miró el partido frente a una vidriera y su imagen se viralizó

Ocurrió en Paraná, Entre Ríos, y tras la viralización de la imagen, la empresa dueña del local le regalo un televisor para que pueda ver la final en su hogar.

   Durante el partido de la Selección Argentina contra Croacia, las redes se llenaron de imágenes del momento. Pero una usuaria de Twitter compartió el retrato de un hombre de 82 años que miraba el partido sentado frente a una vidriera y se volvió viral. 

   La usuaria de Paraná, Entre ríos, subió la imagen y arrobó a la cadena de venta de electrodomésticos a la cual le pidió: "Necesito que le regalemos una tele dale". 

   La respuesta de la firma no se demoró en llegar: “Abuelooo, lo lo lo lo lo. Te escribimos por privado así nos ayudás a contactarlo. La final la mira con TV nueva”.

  El protagonista de esta historia fue identificado como Carlos Bejar de 82 años, dueño de una tradicional tienda de ropa de la capital entrerriana. 

   En diálogo con el canal local El Once de Paraná, contó: “Siempre tuve mucha fe porque en el primer partido que perdimos, mi hijo estaba muy preocupado, pero yo le dije que íbamos a mejorar, que íbamos a ir de menor a mayor, y así fue”.

   Bejar explicó que el partido de cuartos, ante Países Bajos, también lo vio a través de la vidriera: “Fue para poder ver tranquilo porque tuve unos acompañantes bastante fulerones”. Y luego explicó que eligió ese comercio porque tiene una “una pantalla supergrande” y además se encuentra al lado de su hogar.

   La reposera en la que se lo ve sentado también tiene su historia: “Mi hijo me aconsejó que me lleve un sillón porque es difícil estar dos horas y medio parado. Me llevé el sillón y me senté. Pasó un patrullero y un rato se quedó conmigo, además de dos personas, uno un poco alcoholizado y otro más o menos. Y entre los tres, y el patrullero, vimos el partido y gritamos los goles”.

   “En unos días cumplo 83 años y estoy impecable porque a lo largo de mi vida hice mucho deporte: fui jugador de básquet en Echagüe, Talleres, salí campeón en todas las divisiones y también jugué en Primera”, recordó el hombre que dijo estar orgulloso de continuar con la tradición de su padre y mantener la tienda abierta.

   “Tengo cuatro festejos, los del 78, 86, 90 y el de Brasil cuando salimos subcampeones, además de la Copa América”. Sobre el último partido, a pesar del regalo, contó: “Mientras no me echen, ahí voy a estar” en la casa de electrodomésticos.

   Tras la viralización de las imágenes, un importante local de electrométricos lo contactó para regalarle una televisión y así poder ver en su hogar el partido de la final del mundo.