Bahía Blanca | Domingo, 27 de noviembre

Bahía Blanca | Domingo, 27 de noviembre

Bahía Blanca | Domingo, 27 de noviembre

Luciano Franchi: "Lo importante era cambiar la cara después del último playoff"

El medanense celebró el título invernal, pero, sobre todo, el buen funcionamiento de su máquina durante las seis fechas. 

Fotos: Tomás Bernabé- La Nueva.

Por Tomás Arribas / tarribas@lanueva.com

 

   “¿Qué vale más?”, fue la primera pregunta que, casi por decantación, se le hizo al medanense Luciano Franchi, luego del paseo triunfal y el enorme reconocimiento del público ante su condición de campeón del Torneo Invernal de Midget 2022.

   Casi sin titubear, en medio de los festejos, Pomelo apuntó: “Confirmar el buen andar el auto, sin dudas. Es lo que más feliz nos deja. Es contundente, anda muy bien y eso es lo que buscábamos”.

Mirá también: Franchi ganó el duelo de campeones

   Sin desmerecer la cuarta corona invernal obtenida (primera sin división de clases), luego de escoltar a Sebastián Burgos en la sexta y última fecha del ciclo disputada el pasado viernes por la noche, el excampeón brotó de alegría por el eficaz andar de su máquina.

   Y no fue para menos. Los memoriosos recordarán que su performance en el último playoff estuvo muy lejos de su por entonces condición de campeón, limitándole justamente revalidar esos laureles hasta las últimas consecuencias.

   “Ganarlo o no, lo importante era terminar bien y cambiar la cara después del último playoff que fue demasiado malo para lo que veníamos haciendo. Apenas 18 puntos sumados en seis fechas fue muy lejos de lo que podíamos pretender”, expresó Pomelo, en relación a su actuación pasada en el ciclo estival.

   “La clave fue volver a hacer todo en el taller como siempre, metiéndonos más sobre el chasis y no delegando, por ejemplo, el mantenimiento de los amortiguadores. Con la ayuda de todos los chicos y los que siempre acompañan seguimos dando pelea y ahora recargamos pilas para volver a pelear bien arriba”, agregó mientras recibía el saludo de amigos y colegas.

   —¿Qué se hace ahora?

   —Ahora se desarma para revisar y hacerle mantenimiento a todos los fierros, se pintará, armará y lo pondremos lindo estéticamente. Veremos de poder presentarlo en el taller con toda la gente que siempre nos sigue, pero no creemos poder hacer una gran cena. Pero sin dudas ahora viene la parte más linda.

“Fue para el viejo”

   El indiscutido triunfo en el sexto y último capítulo sacó a flor de piel los sentimientos del ex campeón Sebastián Burgos, visiblemente emocionado al bajarse de su veloz máquina negra Nº6, construida recientemente por Darío Roth.

   “La victoria es para el viejo sobre todo. La está peleando desde hace un mes, día a día, y muy delicado. Pero este trofeo, hoy más que nunca, se lo dedico a él”, expresó Seba, cuyo padre se encuentra atravesando un duro momento de salud.

   En cuanto a lo deportivo, Burgos prácticamente no tuvo rivales en pista, merced a un sólido y eficaz rendimiento de su nuevo conjunto mecánico.

   Tal vez a más de un memorioso, como le sucedió a quien escribe estas líneas, se le vino a la mente aquel estreno de Burgos sobre el chasis FR que lo coronó campeón; cuando no dejó títere con cabeza al cabo de la por entonces final de invierno.

   —Al menos a mí me hizo acordar mucho a ese momento. ¿Qué opinás?

   —Sí, puede ser. Funciona muy similar en muchas características. Son autos parecidos en varias cosas. Pero este, por sobre todo, es muy rápido y cómodo para llevarlo. Darío (Roth) lo entiende muy bien, lo que toca funciona inmediatamente.

   —¿Integrar un equipo tan fuerte, con tantas figuras, servirá?

   —Sí, ni hablar. Estoy seguro que todos los que integramos el taller (él mismo, Claudio y Ezequiel Roth, Roberto Calahorra y Sebastián Pérez, entre otros) seremos protagonistas. Por más que uno va a salir a ganar, también va a ser importante pensar en el grupo y el equipo.