Bahía Blanca | Viernes, 08 de diciembre

Bahía Blanca | Viernes, 08 de diciembre

Bahía Blanca | Viernes, 08 de diciembre

Agresión en un partido de baby fútbol en Bahía: "Los chicos son las víctimas"

Ocurrió el último domingo, en la Liga Municipal. La próxima fecha podría suspenderse, aunque la decisión todavía no fue tomada.

En el centro de la escena, un padre intenta patear al árbitro, que ya está en el piso.

   Un confuso y triste hecho se dio durante la jornada del domingo en el marco de la Liga Municipal de Baby Fútbol de Bahía Blanca, cuando un grupo de padres ingresó a la cancha para increpar al árbitro y terminó golpeándolo.

   El hecho, que se conoció a través de un video que rápidamente ganó las redes sociales, continuó con un tumulto entre estos violentos y los organizadores y representantes de la comuna, que habían ingresado a separar.

   ¿El resultado? La siguiente fecha de la liga, de la que participan unas 40 escuelitas de fútbol bahienses en cuatro categorías, podría suspenderse; de cualquier modo, la decisión todavía no fue tomada. Unos 3.500 chicos con edades que llegan a los 15 años de edad, participa de los campeonatos.

   Este tipo de situaciones no es nueva, reconocen desde el área de Deportes de la comuna, por más que en todo momento se aclara que la idea de estos torneos es más inclusiva que competitiva. De hecho, el ímpetu con el que algunos padres toman estos partidos obligó a que en las dos divisiones menores directamente se eliminen las tablas de posiciones.

   “Lamentablemente, se armó una competencia que no queríamos ni buscábamos -señalan-. Deberemos rever qué hacemos”.

   El domingo, el hecho involucró a algunos padres de la escuelita Los Leones, en las canchas de Mundial Fútbol Club. Al finalizar el partido que estaban disputando chicos de entre 10 y 11 años, estas personas entraron en la cancha y patearon desde atrás al árbitro del cotejo. Esto terminó generando una gresca entre empujones e insultos, que se extendió durante unos 10 minutos.

   “El partido terminó bien, hasta que unos allegados de la escuelita, le pegaron al árbitro -comentaron a “La Nueva.”-. Los coordinadores quisieron separar y también los empujaron. Incluso, una chica que hace de planillera terminó con un dedo doblado”.

   A partir de ahora, señalaron desde la comuna, habrá que estudiar los pasos a seguir: más allá de la suspensión de los partidos de esta semana, probablemente haya algún tipo de sanción hacia los padres y hacia la escuelita.

   “Se tomó el torneo como una competencia feroz, cuando en realidad es algo de contención y recreativo; no es nuestro objetivo que esto pase, ni que quieran ser campeones. Acá, los chicos son las víctimas”, explican.

   En esta liga, normalmente participan chicos que no juegan en clubes de la ciudad, aunque desde el área de Deportes se los motive para que se acerquen a estas instituciones.

   “Algunos juegan muy bien y nosotros los incentivamos a que vayan a los clubes, para que puedan insertarse. Además, como no todos los padres o mayores que están en las escuelitas conocen del tema, damos charlas de formación, con psicólogos, deportólogos o entrenadores -manifestaron-. Lamentablemente, acá el problema son los grandes”.