Bahía Blanca | Jueves, 01 de diciembre

Bahía Blanca | Jueves, 01 de diciembre

Bahía Blanca | Jueves, 01 de diciembre

A Olimpo no lo ponen “Colorado” ni las injusticias: 2-1 a Independiente de Chivilcoy

Al aurinegro no le convalidaron un gol legítimo en el primer tiempo, aunque destrabó el trámite en el inicio del complemento. El triunfo se vio opacado por la lesión que sufrió el capitán Martín Ferreyra.

Fotos: Rodrigo García-La Nueva.

Por Sergio Daniel Peyssé / peche1503@hotmail.com  

   En el camino hacia el único premio que le falta en esta etapa regular, que es el N° 1 de la tabla general, Olimpo consiguió otro registro histórico: es el primer representante de la Liga del Sur en conseguir 7 victorias en fila a nivel Federal.

   Cuando llego a la cabina, me siento, recibo los girasoles y las garrapiñadas del plateista de siempre, lo primero que se me ocurre antes de que muevan la pelota del medio, es ¿cuál sería la variante para ganar el partido en caso de que Brian Guille no haga de las suyas?

   Hasta el momento ninguna fuerza natural, honorable y con argumentos fútbolísticos, pudo tumbar a un conjunto con mente prodigiosa y corazón contento. Tampoco le entran las balas cuando lo manchan injustamente, como hoy, que no le cobraron un gol legítimo y perdió escandalosamente en el número final de las “faltas chicas” o “faltitas”, mayoritariamente favorables para el contastemente sospechado Independiente de Chivilcoy.

   Con el rival colgado del travesaño, pero con la “manija” de siempre, el dueño de casa supo desembarazarse de un planteo mezquino y hasta poco ortodoxo si tenemos en cuenta que lo más lindo de este deporte es atacar y meter goles.

   Con un 5-1-3-1, con persecuciones individuales (Tumbessi con Guille, Gallo con Amarilla y Merolla con Da Silva) y diez jugadores refugiados en su campo, el visitante intentó sacar de quicio a un Olimpo que te encandila con las luces de su marquesina.

   El aurinegro monopolizó el esférico, le rodeó la manzana y esperó acuchillar a su contrincante en medio de sus propias miserias; sí, arrebatarle, de manera pacífica o sangrienta, esa única ilusión de conseguir un punto en la cancha del líder.

   Con la posesión casi al cien por ciento del lado bahiense, por momentos pareció un cotejo del fútbol europeo. Flotaba en el ambiente lo que podía llegar a suceder si había un gol, si Olimpo perforaba esa muralla roja belicosa y solo con armas para defender.

   Incluso lo hubo, a los 39 minutos del primer tiempo, pero el juez Matías Billione Carpio lo anuló por entender que Da Silva empujó (¿a quién?) ingresando por el segundo poste, al cabecear un  balón hacia el medio que, tras rebotar en el arquero Lungarzo (volvía desesperado hacia su valla después de haber salido a tomar aire), se coló en un costado de la red.

 

   En tiempo de descuento, Fedorco, atolondrado y con los ojos llenos de terror, rechazó un balón que le terminó pegando en un brazo. Pudo haber sido penal, aunque entiendo que es una acción de interpretación arbitral porque no hubo ninguna intención de tocar la de cuero con la mano.

   En el entretiempo se escuchó más de un comentario lleno de dramatismo: “¡mirá si nos toca un equipo como este en los playoffs!”.

   Daba para pensar…

   Pero ese cierto grado de patetismo se hizo añicos a los dos minutos del complemento, cuando Ramírez, el alma olimpiense, abrió para Amarilla, que presionado y sin ángulo, sacó un puntinazo que manoteó Lungarzo y cuyo rebote derivó en los pies de Da Silva para el 1-0.

   Enseguida, el chivilcoyano adelantó a Visser de punta y con un 5-3-2 dio motivos para romper la estructura básica con la que había presentado batalla. Aunque sus propuestas carecieron de contenido y sus arrestos individuales estuvieron lejos del nivel deseado si, en este caso, los comparamos con los jugadores que tenían enfrente.

   Con espacios y sin tantos controles estrictos en las marcas, el local le subió el volumen a su juego y fue filoso cada vez se juntaron volantes y delanteros.

   A los 16, el regocijo se escondió detrás de rostros adustos y el sol dejó de brillar en el mismo instante que Martín Ferreyra dejaba la cancha en camilla, llorando y tomándose la cara con ambas manos.

   Un choque “pavo” con Visser le produjo una distensión del ligamento lateral interno de su rodilla izquierda, eso a simple vista y como primer diagnóstico de los médicos Angel Tuma y Federico Zurita.

   “El lunes le vamos a hacer una resonancia para ver si tiene comprometidos los meniscos o el ligamento cruzado anterior; espero que no, aunque la rodilla está inestable y él jugadorsigue sientiendo mucho dolor”, fue la palabra del “Tordo” Tuma.

   Todos esperamos que no sea más de lo que se aprecia a simple vista…

   Olimpo, shokeado por la lesión de su capitán y sin Guille entre los once (salió fastidiado y con cara de pocos amigos), trató de no tirar el partido a la marchanta y, con Amarilla de delantero y cambios con todo el “tuco” encima, fue demasiado Angel para tan poco Diablo.

   El 7 decidió ejecutar un penal que a él mismo le cometieron (foul entre Lungarzo y Fedorco), pero lo anunció demasiado y el arquero lo atajó yendo hacia su derecha, aunque Mendez hizo una de fútbol 5, lanzó un centro llovido al corazón del área enemiga y Ham se metió con pelota y todo para el 2-0.

   Ell gol de olímpico de Marcos Salvaggio no alteró el ánimo de un equipo que llegó a 11 encuentros sin derrotas (9 éxitos y 2 empates), pero que se fue sin festejar y rezando para que lo de “Tincho” Ferreyra no sea lo que puede llegar a ser…

 

La síntesis

 

Olimpo 2 (4-1-3-2)

 

G. Villar 5

 

Mendoza 6

Capraro 7

Ferreyra (c) 7

Faur 6

 

Cevasco 7

 

Amarilla 6

D. RAMIREZ 8

Ortega 6

 

Guille 5

Da Silva 7

 

DT: Carlos Mayor

 

Independiente CH 1 (5-1-3-1)

 

Lungarzo 6

 

N. Rodríguez 4

Tumbesi 5

Fedorco 4

Lamolla 3

Gallo 4

 

F, Bruno 5

 

Visser 6

J. Montero 5

F. Cáseres 4

 

M. Salvaggio (c) 5

 

DT: Alberto Salvaggio

 

PT. No hubo goles.

ST. Goles de Da Silva (O), a los 2m.; Ham (O), a los 38m. y M. Salvaggio (I), a los 47m. A los 33m. Lungarzo (I) le atajó un penal a Amarilla (O).

Cambios. 62m. S. Alvarez (6) por M. Ferreyra, 73m. Affranchino (6) por Ortega y Ham (7) por Guille y 81m. Méndez por Amarilla y Ledesma por Da Silva, en Olimpo; 57m. Aquino (4) por Gallo y Bernal (5) por Tumbessi, 63m. E. Bassi (5) por Visser y 80m. Cisneros por F. Bruno, en Independiente.

Amonestados. F. Bruno (71m.), en Independiente.

Arbitro. Matías Billione Carpio (3).

Cancha. Olimpo (8)