Todo suma cuando al frío se lo combate con solidaridad

1/6/2021 | 06:30 |

Días atrás Matías Torres contaba cómo comenzó con su cruzada solidaria. Hoy, luego de hacer un pedido en redes, logró comprar 42 caloventores y sabe que se necesitan muchos más. "Donando unos pocos pesos, entre todos, se puede".

   Mucha gente se solidarizó con el trabajo que Matías Torres, de 33 años, comenzó a hacer gracias al premio que ganó en un sorteo de la Cooperativa Obrera, y otros tantos decidieron sumarse a esta gran cruzada solidaria.

   "Cuando salió en La Nueva el trabajo que hago con los comedores y merenderos, tanto en la web como en la edición de papel, me escribió mucha gente felicitándome y aportando donaciones, incluso se sumó un colaborador para ayudarme con algunos viajes. Una de las personas que me contactó fue el diputado provincial Pablo Garate, del FDT. Fuera de que me hubiera dado igual del partido al que perteneciera, fueron él y Marcelo Cabodevilla (Renovar Bahía Blanca) quienes se sentaron a charlar en persona conmigo. Preguntaron cómo había empezado mi tarea solidaria y me comentaron la ayuda social que prestaban a entidades locales, parte de la cual ya tenía conocimiento por mis contactos con éstas", contó Matías.

   Al día siguiente, surgió la idea de convocar a todo sector social y político y realizar una colecta destinada a ayudar a familias humildes de la ciudad con una gran problemática que se repite cada vez que llega el frío: encontrar la manera de calefaccionarse en viviendas más que precarias.

   "La conexión al gas natural no se encuentra en todos los barrios, el envasado y las garrafas son caras y conseguir una salamandra, adaptarla al hogar y mantenerla encendida es una opción aún más costosa, sumando la dificultad de su manejo y el conseguir leña apropiada. La alternativa era conseguir calefactores y/o caloventores, teniendo en cuenta marca, relación precio-calidad y la existencia de algún tipo de garantía por desperfectos del producto; de nada serviría que sólo durasen una temporada y terminaran tiradas en un patio".

   De esta manera, la propuesta, titulada "Bahía Unida contra el Frío" comenzó a difundirse en las redes sociales a través de la página Ciudadano Bahiense logrando mucha aceptación.

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

   "La idea era abrir una cuenta bancaria benéfica y comenzar con la campaña el lunes siguiente, pero haciendo mis compras en un mayorista me encontré con una muy buena oferta en estufas que reunían las condiciones que mencioné. Con todo el dinero que disponía en el momento compré 12; así comenzó, sin organizarla demasiado, la colecta. Como yo había realizado el gasto, publiqué mi cuenta de Mercado Pago como receptora. Para mi sorpresa, en sólo 48 horas mucha gente aportó dinero -con valores desde los $ 40 hasta los $ 3.000- y se reunieron $ 43.000 pesos, los cuales utilicé para comprar 18 caloventores, sin retirar mi dinero aún".

   Por su parte, desde Renovar publicaron una cuenta bancaria para contribuir con la campaña, adquiriendo 11 estufas más.

   "Hasta el momento, hay un total de 42 unidades a la espera de sumar muchas más para ser donadas. Mientras más se consigan, se podrá ayudar a más familias humildes porque me han llegado muchos mensajes solicitando ayuda. Sin embargo, decidir quiénes recibirán los elementos no será tarea mía: llegado el momento, entidades de los barrios más carenciados y que mejor conocen a las personas que asisten serán las encargadas de las entregas".

   Según contó, para que el proceso sea claro en todo sentido, se anotarán los datos de los beneficiados -sin hacerse públicos-  no sólo para controlar posibles reventas, sino para hacer uso de las garantías de los productos en caso de que hiciera falta.

   "También se buscará conseguir cables y otros materiales, para aquellos electricistas (o gente idónea) que se ofrezcan como voluntarios para mejorar las conexiones eléctricas de las viviendas que lo necesiten, reduciendo -en la medida de lo posible- el riesgo de incidentes".

   En cuanto a éste tema, Matías destacó que muchos han comentado en las redes sobre "los enganchados y la luz que tenemos que pagar entre todos".

Fotos: Juan Tucat

   "A ellos les digo: éstos ranchitos de chapa cuentan, con suerte, apenas con una heladera sin freezer y algún TV de tubo para entretener a los chicos. Les aseguro que preferiríamos pagar el triple en la boleta de la luz antes que desprendernos de nuestros aires condicionados y calefactores de cerámica y vivir en esas condiciones.  Dejemos de lado (aunque sea por ésta vez) la estúpida grieta en las que nos enterramos hace demasiado tiempo, y sumemos nuestro aporte. Que valga la pena decir: "fui parte de esto para lograr que el proyecto sea posible".

   Hacé tu donación a través del CVU: 0000003100064820972040 - Alias: matiastorresfyv.mp. Contacto telefónico: 2914 27-8971

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias