Coronel Suárez: “Las comisarías de la zona están colapsadas con presos de Bahía”

3/3/2021 | 06:30 |

Lo reconoció el comisario inspector Martín Otero, jefe de la Policía Comunal, y remarcó que la saturación de los calabozos genera numerosos problemas.

Comisario inspector Martín Otero, jefe de la Policía Comunal de Coronel Suárez. Fotos: Agencia Coronel Suárez.

   Una pelea entre presos en los calabozos de la Comisaría Primera de Coronel Suarez volvió a encender el debate en la región sobre la saturación que están sufriendo las celdas de las dependencias policiales por la llegada de detenidos bahienses.

   “Desde que dejamos de pertenecer a la Departamental de Coronel Suárez y pasamos a la Superintendencia Región Sur, las comisarías de la región están recibiendo detenidos de Bahía Blanca”, dijo el comisario inspector Martín Otero, jefe de la Policía Comunal de Coronel Suárez. 

   “Nosotros tenemos de 6 a 10 detenidos (bahienses) por violencia de género, robo, tentativa de homicidio, abuso sexual. Coronel Pringles y Saavedra está en la misma situación, con un importante número de detenidos que se van reubicando”, añadió.

   El comisario dijo que son múltiples los problemas que puede acarrear esta situación, entre ellas peleas entre los detenidos, intentos de fuga o agresión al personal policial. 

   “Muchas veces debemos reubicarlos en otras localidades, por peleas entre ellos. Las detenidas mujeres van a Monte Hermoso. Todas las comisarías están colapsadas, pero las cárceles también. El Gobierno debería haber generado más cárceles, porque no hay lugares. Quienes están con alguna medida de detención deberían ir a las alcaldías”, indicó. 

   Los juicios suelen tardar no menos de 6 meses –la mayoría, años- y suele ocurrir que los detenidos pasen varios meses en un calabozo de una comisaría. 

   “El efectivo policial debe cuidar detenidos, para lo cual no está preparado. Sí lo están los que trabajan en el Servicio Penitenciario, pero la Policía está para otra cosa”, sostuvo Otero.

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

   En cuanto al hecho ocurrido la semana pasada, que terminó con el traslado de un reo al hospital, dijo que fue fruto de una pelea. 

   “Hay que estar muy atentos, porque ellos están pensando en todo momento en la fuga”, señaló. 

   También dijo que hay que ser muy cuidadoso con las requisas a los familiares.

   “En una ocasión, en épocas de Navidad, habían puesto dentro del Pan Dulce un celular y habían cerrado con calor nuevamente el paquete. Otra vez intentaron pasar un elemento cortante en una zapatilla”, comentó. 

   Otero dijo que la situación se agrava porque la comisaría no tiene calabozos con salida al exterior, por lo que los detenidos están siempre dentro de los mismos. 

   “Hay mucha juventud en la Policía y si bien reciben capacitación, debemos cambiarlos constantemente para que no creen lazos con los detenidos. El que está detenido piensa todo el día cómo puede escapar”, reiteró. 

   En Coronel Suarez todos los detenidos se alojan en la Comisaría Primera, ya que Huanguelén tiene un calabozo pero para detenciones momentáneas y las demás dependencias policiales no cuentan con celdas para detenciones.

   “La Comisaría Primera además debe hacer las custodias por casos de violencia de género, custodias por temas psiquiátricos en el hospital, el depósito de vehículos, y ahora también el cuidado de las vacunas. Está el operativo Sol activo y tenemos afectados 14 efectivos (en otras localidades), más licencias y carpetas médicas. Eso merma la presencia policial en el casco urbano”, finalizó. (Agencia Coronel Suárez)
 

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias