Bahía Blanca | Domingo, 26 de junio

Bahía Blanca | Domingo, 26 de junio

Bahía Blanca | Domingo, 26 de junio

La plaza Ricardo Lavalle comienza a encontrar su lugar

Se eligió a la artista bahiense Anna Klein, con quien colaboró el grupo artístico Los Chopen, para la intervención plástica del acceso a las cocheras.

Una interpretación de la obra es pensar a la luna como mercado y al sol como la plaza que lo protege. / Fotos: Pablo Presti-La Nueva.

Mario Minervino /mminervino@lanueva.com

   Puede que no a todos les parezca atractivo o no coincidan con la propuesta. Pero lo cierto es que, esta vez, la artista elegida por la comuna local completó la intervención plástica en el sector del acceso a las cocheras del mercado municipal, sobre la plaza Ricardo Lavalle (explaza del Sol) de O’Higgins al 200, sin que estallen las redes sociales con agresiones gratuitas e indebidas hacia su persona.

   La referencia vale porque eso fue lo que sucedió con la anterior artista contratada, la arquitecta y muralista Mikele Irazusta, quien renunció a ese trabajo, que recibió una agresividad injusta —desde las redes— cuestionando la calidad de su propuesta.

   Lejos de abandonar la idea de concretar un mural, la dirección de Planificación Urbana, dependiente de la secretaría de Movilidad y Espacio Urbano, convocó a artistas para que presentaran sus propuestas de intervención para el acceso a las cocheras, eligiendo finalmente la de la artista bahiense Anna Klein, con quien colaboró el grupo artístico Los Chopen.

   El mural realizado incluyó la pintura del techo del entrepiso que conecta el mercado con la plaza.

Anna Klein, en plena tarea.

   “El objetivo fue pintar la mayor parte en colores plenos y, sobre el techo, una escena del sol besando a la luna de modo protector”, describió Klein.

   Anna tiene 25 años, estudió con el artista mexicano Calixto Sibaja en Los Ángeles y cursó licenciatura en artes visuales en la UNA. En 2019 se mudó a Berlín, haciendo obras, murales y tatuando. Actualmente reside en nuestra ciudad.

   Al igual que en la propuesta que diera a conocer en su momento Irazusta, Klein también representó a los elementos naturales —aire fuego, tierra y agua— en el techo y en las columnas.

   “Un puente son dos orillas, dos puntos de partida y de llegada, los dos con un mismo destino, en un Mercado Municipal de alimentos donde, como en las ensaladas, dialogan sabores, olores, historias de gentes”, explica.

   “Cruzar el puente para estar en la plaza, que no perdió su identidad a pesar de los cambios y de las épocas, plaza de encuentros, de arte, historia, cultura y resistencia”, añade Klein.

   Otra interpretación es pensar a la luna como mercado y al sol como la plaza que lo protege.

   “Las lecturas al mural son tan variadas como espectadores tenga. El objetivo es hacer una obra muy colorida. Las columnas fueron intervenidas por Los Chopen”, sostiene.

Juan D. Perón, al pasar

   A mediados de 1975, el espacio que hoy ocupa la plaza Lavalle no tenía un destino definido. Se habían demolido las instalaciones del mercado de Abasto y sólo quedaba la tierra donde funcionó uno de los primeros cementerios de la ciudad.

   En 1966 la firma Construcciones del Sur propuso construir una estación de servicio y cuatro pisos de cocheras sobre Donado y un mercado sobre O’Higgins, en la planta baja de un edificio de 12 pisos, propuesta que no prosperó.

El monumento a Juan Domingo Perón propuesto por Eugenio Martínez. / Recreación: Pablo Presti.

   En 1971 la comuna anunció la venta de las tierras, con una plaza en el medio; la intención también falló. Mientras se definía qué hacer, el sector se transformó en estacionamiento vehicular.

   En junio de 1973, el Departamento Ejecutivo —gestión de Eugenio Martínez— hizo un pedido inesperado: solicitó al Concejo Deliberante autorización para erigir en el lugar un monumento al teniente general Juan Domingo Perón.

   El diseño sería similar al que estaba a punto de inaugurarse en Madrid: una estatua de cuerpo entero del expresidente, de dos metros sesenta, sobre un pedestal de tres metros.

   “Las virtudes de Perón deben ser reconocidas por todos, sin distinción de credos ni de banderías, un acto de justicia para quien logró la proclama de unidad para el definitivo reencuentro de todos los argentinos”, se dijo desde el Ejecutivo. Tampoco esta inquietud encontró el eco necesario.

   Finalmente, a fines de 1976 —gestión Víctor Puente— se anunció que se haría en el lugar una plaza, inaugurada en diciembre de 1978, como parte de un proyecto hotelero jamás concretado en la esquina de Saavedra y O’Higgins.

Sobre usos, costumbres y protagonistas

—Los Chopen: Se trata de un grupo de artistas bahienses conformado en 2007 por personas de 20 a 60 años. Fue fundado por la artista Ana Montaner. Su recorrido es amplio y va desde el trabajo en taller hasta el montaje de exposiciones.

   Han participado en encuentros y exposiciones nacionales e internacionales. Si bien sus integrantes tienen capacidades diferentes, la misma no aplica para trabajos donde expresan su capacidad artística. “El arte sirve para generar cosas que pueden estar en el aire, en un suspiro”, explicó una de sus integrantes.

—La fuente: Si bien en un primer momento la municipalidad puso en funcionamiento la fuente del paseo, con su completamiento con agua y un medido chorro en el medio, lo cierto es que el agua se encargó de correr y finalmente borrar el dibujo original de Irazusta.

   “No estaba completo, faltaban manos adicionales; sabíamos que podía pasar eso”, señalaron desde el área de Movilidad Urbana y Espacios Públicos. Luego de considerar algunas alternativas, finalmente se decidió simplemente intervenir otra vez el lugar con el pintado de la pileta por parte del personal municipal, en un color a definir.

—Los usos: Poco a poco la plaza va teniendo usos que apuntan a generar más visibilidad e identidad. Desde la secretaría de Turismo se ensayó, con éxito, un encuentro gastronómico con la participación de la Feria de las Colectividades, actividad que se pretende repetir.

—Identidad: “La idea es no sólo embellecer el espacio, sino trabajar para generar identidad y que la gente se apropie del mismo. Desde Turismo convocamos a las colectividades y estamos todos muy conformes con el resultado”, señaló la licenciada Karina Sánchez, a cargo de esa área del municipio.

—Música: Desde el Instituto Cultural se trabaja en organizar la presentación de grupos musicales, con un primer ensayo que contó con una interesante concurrencia de público.

   “Es algo que volveremos a organizar a partir de marzo 2022, siempre en un horario adecuado que no moleste a los vecinos”, explicó José González Casali, titular del Instituto.