Tránsito en el centro: ¿Los cambios pusieron orden o aumentaron el caos?

22/10/2021 | 06:15 |

Carriles de colectivos, ciclovías, velocidad máxima a 30 km/h y reducción del ancho de calles fueron algunas medidas. Cuál es el objetivo del Municipio y qué piensan algunos de los principales sectores interesados.

Fotos: Emanuel Briane - La Nueva

Sergio Prieta / sprieta@lanueva.com
Mauro Giovannini / mgiovannini@lanueva.com

   El tránsito en Bahía Blanca siempre es motivo de debate y malestar para quienes circulan por el micro o macrocentro. Congestionamientos, ruido de escapes y una marea de autos, camionetas, motos y colectivos le dan un aire caótico a las calles bahienses, sobre todo en horarios pico.

   En los últimos tiempos se realizaron varios cambios que en el fondo pretenden restarle lugar a los autos particulares: las ciclovías, los espacios para peatones que son decorados con macetas, los carriles preferenciales para colectivos y también idas y venidas con respecto a los boxes de estacionamiento que se prohibieron en algún momento y se habilitaron semanas atrás. También se decidió reducir la velocidad a 30 kilómetros por hora en al menos 36 manzanas céntricas.

   El tema parece complejo de resolver, sobre todo, si se tiene en cuenta que en Bahía se encuentran registrados unos 239.500 autos, sobre una población estimada en poco más de 300 mil habitantes. Esa relación vehículos-personas es una de las más altas del país. Los datos surgen de los siete registros del automotor que hay en la ciudad y fueron aportados por la concejal radical Gabriela Schieda, quien integra la Comisión de Tránsito del legislativo.

   Si bien se desconoce cuántos de esos automóviles se encuentran en condiciones de circular y cuántos están radicados en Bahía pero circulan por otras ciudades, el número no deja de sorprender. A ellos se suman unas 34.200 motos incorporadas al Registro del Automotor N°3, destinado exclusivamente para los vehículos de dos ruedas.

   Varias personas vinculadas a la movilidad —de manera directa o indirecta— opinaron al respecto y dejaron la sensación de que el tránsito bahiense siempre es discutido y que resulta muy complicado conformar a todos.

   Para el secretario de Movilidad Urbana y Espacios Públicos de la comuna, Tomás Marisco, "todas las reformas realizadas en el microcentro de la ciudad, respecto al tránsito, tienen que ver con darle prioridad y seguridad vial a la movilidad de quienes optan por medios sustentables, como transporte público, bicicletas, monopatines, y a los peatones”, expresó.

   “Estas medidas fueron la implementación de carriles exclusivos de colectivos, el ensanche de veredas para que sea más cómodo y seguro, la extensión de la red de ciclovías tal cual lo planificado en los años 2014-2015, y la implementación de velocidad máxima de 30 km/h para dar mayor seguridad vial. Y han sido exitosas”.

   “Si nos paramos desde la óptica del usuario de auto particular, sobre todo estos últimos días en horarios pico, ha habido congestión —reconoció—. Pero está relacionado a la prioridad que marcamos y también a algunos cortes de calle y obras de pavimentación”.

   “El resto no se ha visto perjudicado gracias a las medidas que se vienen llevando adelante por parte del Municipio”, indicó.

   “Consideramos que estas medidas han conseguido los objetivos buscados. Que el colectivo circule con mayor regularidad en su frecuencia o dar seguridad en las ciclovías, que no son para achicar la calzada sino para ganar terreno para las bicicletas. Las medidas han sido exitosas y el aumento del uso de la bicicleta como medio de transporte se puede ver”, concluyó.

   Guillermo Liverotti es uno de los referentes de los ciclistas y en varias oportunidades ha realizado pedidos en el Concejo Deliberante para tener mayor seguridad vial y ampliar la red para ciclistas hacia toda la ciudad

  "Estamos muy preocupados por el tránsito actual en nuestra ciudad, vemos que los distintos actores viales incumplen las normas de convivencia vial y se producen muchos siniestros que pueden ser evitados. Nos parece muy positivo para la ciudad que se reduzcan las velocidades con diferentes estrategias en espacios muy concurridos como en el centro y cercanías a los establecimientos educativos, ya que es sabido que los siniestros a velocidades inferiores a los 30 km/h tienen menores víctimas fatales según lo demuestran distintos estudios", opinó.

   "Creemos muy importante fomentar la educación vial para evitar estos siniestros que son moneda corriente en nuestra ciudad y ya lo hemos solicitado en la Banca 25 en 2019 cuando presentamos nuestra preocupación por la falta de campañas de concientización y difusión, como se solicita en la ordenanza 18.433", dijo.

   "En junio de este año hemos solicitado acciones concretas de señalética horizontal como vertical para evitar siniestros en distintos sectores peligrosos de la ciudad pero aún no hemos tenido respuesta a la misma y esperamos confiados que serán colocados a la brevedad. Siguiendo con el mismo objetivo, hace unas semanas hemos solicitado reductores de velocidad y ciclovía en la calle Agustín de Arrieta entre D'Orbigny y Balboa debido a que esa calle es de una única mano y hay miles de estudiantes que tienen que ir a estudiar al ISFD 86 o al complejo de las Tres Villas y se encuentran en situaciones incómodas y peligrosas por las distintas infracciones de tránsito que se suceden cotidianamente en esa arteria", dijo.

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

   El secretario gremial de la Unión Tranviarios del Automotor (UTA), Guillermo Ostacchini, remarcó que mantienen diálogo permanente con el Municipio y destacó que a veces con miradas opuestas en algunos temas, sobre todo con las ciclovías que se ubican a mano derecha y generan que los colectiveros tengan que frenar en el medio de la calle para levantar pasajeros.

   "El tema de los carriles preferenciales es lo mejor que tenemos, pero falta un poquito de control para evitar el ingreso de vehículos. No estamos de acuerdo con las ciclovías y el achique de las calles porque algunas están del lado derecho, donde paran los colectivos, y deberían estar a la izquierda. Ya se lo hemos dicho al Municipio, con el que tenemos un diálogo fluido y en buenos términos", explicó.

   "Los choferes nos dicen que se complica circular porque no tenemos calles de 20 metros de ancho, sino de 8 o 9 y no alcanza. Incluso se han tenido que cambiar recorridos por este tema. Estamos trabajando en conjunto con la comuna y tenemos visiones diferentes, por lo que creo que se puede mejorar ya que hay canales de diálogo abiertos", destacó.

   Desde la Corporación de Comercio, Industria y Servicios fueron bastante críticos con el tema. “Hoy en día es engorroso encontrar lugar para estacionar. Primero, porque se redujo la capacidad; antes estacionabas del lado izquierdo y del lado derecho y ahora te vas al medio de la calle. No se termina de entender la semipeatonal, no se logró”, dijo Luis Amore.

   “La gente no camina entre las macetas. Aceptamos una semipeatonal, pero esta no está lograda, no es linda, genera muchos conflictos con los taxis y con la carga y descarga de mercaderías, porque no hay forma y hay empresas que no quieren venir hasta el centro”, explicó.

    “Los palitos amarillos en la zona de Belgrano estorban. La gente no caminó por ahí durante un año y medio, menos lo va a hacer ahora. Que se entienda, estamos a favor de una semipeatonal, pero bien lograda”, subrayó.

    Amore dijo que “con cualquier consumidor que vos hables lo primero que te dicen es que al centro trata de no ir” y que eso se traduce en otros sectores que últimamente vienen creciendo, como “avenida Arias, Villa Mitre, calle Don Bosco, que tienen más comodidad para llegar y mejor estacionamiento”.

    “Pedimos que se revea esta situación porque el daño ocasionado a los comerciantes fue muy grande. No hay lugar comercial en el mundo que no tenga estacionamiento en cercanías. Es un problema y estoy dolido porque no se le da la importancia que tiene”, completó.

  Similar fue la postura de Martín Garmendia, titular de la Cámara de Comercio.

   "Le falta mucho al centro: el Municipio ha hecho lo que pudo con el presupuesto que tiene. La tendencia es ir sacando la circulación de vehículos, pero el tema pendiente es dónde vamos a estacionar porque hay gente que no puede pagar o ni siquiera sabe cómo usar la aplicación para hacerlo. Habría que liberar más cuadras para estacionar", explicó.

   "Hay que rever, hace falta hermosear y crear espacios de mayor convocatoria porque la gente se está acostumbrando a no ir al centro y creemos que la caída en las ventas tiene que ver con la crisis económica y con el problema del estacionamiento", sostuvo.

   "Circular en Bahía es bastante caótico desde que tengo uso de razón e incluso el que viene de afuera dice que es mas fácil manejar en Capital que acá", dijo Garmendia.

   En tanto, el representante de la Cámara de Propietarios de Taxis, Sergio Moreno, comentó que "como ciudadano común pienso que los cambios para embellecer las calles son bienvenidos. El tema es que, como todo cambio, trae aparejado problemas de adaptación y para algunos pueden ser traumáticos”.

    “Desde la otra óptica, como servicio, entendemos que hay un montón de trabajos que todavía hay que consensuar. En un principio lo vimos bien porque sería una forma de descomprimir el tránsito vehicular y transformarlo en algo más ‘humano’. Ahora, operativamente, algunas cosas incomodan al pasajero y al conductor, como la reducción de calzada cuando no tenemos lugar para estacionar. La segunda cuadra de calle Brown es un ejemplo claro”, puntualizó.

   Agregó: “Hay que saber que los carriles para colectivos no son exclusivos, sino preferenciales. Hemos tenido problemas por ejemplo para doblar a la derecha, al invadir ese carril. Ellos, los colectiveros, piensan que es exclusivo. Es importante que la gente lo sepa”.

   “Otro tema que complica es la falta de información respecto a la velocidad de 30 kilómetros, no está bien señalizado —siguió Moreno —. Hay nudos por las diferentes velocidades y además, los semáforos no fueron sincronizados a los cambios. Es algo solucionable, pero hay que hacerlo”.

   Moreno dijo que con las ciclovías pasa lo mismo. “En Gorriti llegando a Vieytes, cuando uno quiere doblar a la derecha, los autos están estacionados y no hay visión para saber si viene un ciclista. Eso también complica la circulación”, mencionó.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias