Bahía se suma a la campaña de detección gratuita de artritis reumatoidea

12/10/2021 | 15:24 |

Es organizada por la Sociedad Argentina de Reumatología.

Foto ilustrativa: cmmsa.com.ar y clikisalud.net

   La Sociedad Argentina de Reumatología (SAR) lanzó una campaña de detección gratuita de artritis reumatoidea para Bahía Blanca y otras localidades argentinas, en el marco del Día Mundial de Concientización de la Artritis Reumatoidea.

   Hasta el 22 de octubre, aquellas personas con signos y síntomas de la enfermedad podrán acceder a un turno gratuito con un médico especialista a través de la página web pedirturno.com.ar o llamando al 0800 220 0082, de lunes a viernes, de 9 a 14. 

   Los especialistas designados se encuentran en Ciudad de Buenos Aires (CABA), San Isidro, Escobar, Quilmes, Berazategui, La Plata, Gonnet, Olavarría, Mar del Plata, Bahía Blanca, Pergamino (Bs. As.), Colón (Bs. As.), San Andrés (Bs. As.), Granadero Baigorria (Santa Fe), Reconquista (Santa Fe), Rosario (Santa Fe), Santa Fe (Capital), Paraná (Entre Ríos), Rawson (Chubut), La Rioja, Santiago del Estero, Tucumán, Córdoba, San Juan y Mendoza.

   Luego de la asignación de turnos, la atención efectiva se realizará del 25 de octubre al 5 de noviembre.

 

Qué es y qué hacer

   La artritis reumatoidea es una enfermedad inflamatoria crónica y autoinmune. Afecta principalmente a las articulaciones, aunque al ser sistémica, puede comprometer a otros órganos. Como consecuencia de las principales características de la enfermedad, como son el dolor y/o hinchazón articular (manos, pies, rodillas, tobillos y codos), rigidez por la mañana, debilidad generalizada, fatiga y con menor frecuencia fiebre, la calidad de vida de muchos pacientes se ve afectada: deben faltar al trabajo, reorganizar sus responsabilidades o pedir ayuda a otros para llevar a adelante sus rutinas diarias.

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

   Se estima que en la Argentina afecta a unas 400.000 personas, y la estadística a nivel mundial calcula un impacto de entre el 0,5 % y 1 % de la población (más de 20 millones). Afecta más frecuentemente a mujeres que a hombres entre los 20 y 50 años y si bien es más común en la edad adulta, puede afectar también a niños y jóvenes.

   "Es una enfermedad que puede tener un inicio insidioso pero que, de no ser tratada a tiempo, puede derivar en lesión articular e impacto en la calidad de vida de los pacientes. Es fundamental que la gente consulte, que vaya al especialista, que pueda alcanzar un diagnóstico temprano y somos conscientes que la pandemia complicó y mucho esta dinámica. Esperamos que se conozca esta iniciativa que realizaremos en todo el país para que muchos puedan sumarse", expresó la doctora María Celina de la Vega, presidente de la Sociedad Argentina de Reumatología (MN 89.104).

   Cuando la artritis reumatoidea no se trata a tiempo, el fuerte dolor e inflamación de las articulaciones se torna invalidante, pudiendo generar discapacidad y graves consecuencias en la vida cotidiana del paciente: "Lo que se pierde no se recupera y debemos considerar que esta es una enfermedad que se presenta más frecuentemente en los años más productivos de la edad adulta. Si no la diagnosticamos y tratamos tempranamente la artritis reumatoidea puede ser discapacitante y tiene un impacto directo en el vínculo familiar, social y laboral del paciente", señaló la especialista Anastasia Secco, integrante de la Comisión Directiva de la SAR y del Grupo de Estudio de AR (MN: 102795).

   "Nuestro principal objetivo cuando empezamos a tratar a un paciente con artritis reumatoidea es que pueda llegar a la remisión sostenida o baja actividad de la enfermedad, es esencial para que el paciente pueda realizar sus actividades diarias sin sentirse limitado. Si bien el avance en los tratamientos de los últimos años nos permite hablar de un aumento progresivo de las tasas de remisión, nada de esto se logra si no detectamos y diagnosticamos tempranamente. El diagnóstico temprano mejora la calidad de vida y, con el tratamiento adecuado, se puede detener el avance de la enfermedad y lograr que los pacientes tengan una calidad de vida adecuada", aclaró la doctora María Celina de la Vega.

   Desde la SAR remarcaron que, como toda enfermedad crónica, es importante conocerla y aprender a convivir con ella, pero si es tratada a tiempo y se mantienen los controles periódicos con el médico especialista, puede alcanzarse una buena calidad de vida y las personas con la enfermedad pueden llevar adelante sus actividades personales, familiares, sociales y laborales sin mayores dificultades.

   "Para alcanzar este objetivo es importante que se genere un vínculo entre el médico y el paciente. Como se trata de una enfermedad crónica, quienes la padecen naturalizan muchas veces el dolor y no lo manifiestan en la consulta. Por otro lado, hay quienes sienten vergüenza de repreguntar y optan por resolver dudas con otras fuentes. Como profesionales debemos brindar a los pacientes el espacio necesario y alentarlos a expresarse sin temores", concluyó la doctora Yamila Chichotky, integrante del grupo de estudio AR (MN: 102527). (SAR y La Nueva.)

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias