Pehuen Co: “Estoy esperanzado de que podamos extender el horario”, dijo Uset

24/1/2021 | 06:50 |

El jefe comunal rosaleño le planteó al gobernador la particularidad del balneario local, en cuanto a la nocturnidad, los controles y la afluencia de jóvenes.

Tras la reunión de intendentes con el gobernador Axel Kicillof en Monte Hermoso, el jefe comunal de Coronel Rosales, Mariano Uset, le dijo a La Nueva. que fue un encuentro muy provechoso porque se pudieron plantear problemáticas comunes a todos los distritos con playas, como el toque de queda sanitario nocturno, por el que los comercios y gastronómicos están obligados a cerrar a la una de la madrugada.

 

“Se armó un lindo debate y pudimos discutir algunas medidas como esa. La realidad de Pehuen Co es muy diferente a la de Mar del Plata, Pinamar o Villa Gessel —señaló Uset—. Nuestra particularidad es que nos quedamos en la playa hasta las últimas horas de sol. Entonces, una familia que vuelve a las 21 a su alojamiento, se asea, cena tarde y quiere salir a tomar un helado, ya tiene poco o nulo margen de tiempo si los comercios cierran a esa hora.”

 

Uset dijo que ese es el argumento que se planteó desde un enfoque comercial, pero que también tiene una arista desde el punto de vista sanitario, para evitar la propagación del virus.

 

“Con esas restricciones, en el poquito rato que tengo de bares los tengo a todos juntos uno al lado del otro, lo que no contribuye al distanciamiento. Y al despacharlos a todos, no sé a dónde se van. Con estas limitaciones, los grupos que buscan un encuentro social siguen su velada en un quincho pensado para 10 personas, sin protocolos, sin distanciamiento, sin medidas ni control”, se explayó.

 

Dijo que más allá del reclamo comercial por la extensión de la nocturnidad, existe una cuestión de control sobre el distanciamiento y cumplimiento de los protocolos donde favorecía mucho tener abierto ese rubro hasta más avanzada la noche.

 

“Es preferible que estén en lugares de acceso público. Si se juntan en un bar, sabemos que están controlados y en el marco de las medidas de higiene vigentes. Si esas medidas no se cumplen, tenemos a quién sancionar: al dueño del bar. Pero el dueño es un socio nuestro en el control y la prevención, porque el comerciante no va a querer que lo multen y va a hacer respetar las reglamentaciones”, ejemplificó.

 

Otro de los argumentos que expuso fue que la villa balnearia rosaleña no tiene un gran volumen de jóvenes, en comparación a otros distritos.

 

“Pehuen Co es un destino más familiar y la cantidad de gente que disfruta de la noche es menor. Tenemos un control más personalizado de lo que pasa con los distintos grupos de jóvenes. Yo sé que si hay un vacío de chicos en algún lado, están juntos en otro lugar, sin protocolos y los puedo ir a buscar”, dijo.

 

El jefe comunal rosaleño expresó que quedó “muy conforme con la devolución” que le dio Kicillof, quien se comprometió a analizar el tema.

 

“Estoy esperanzado de que en función de la baja de casos de coronavirus en la provincia y de los planteos que le hicimos, podamos extender el horario de cierre hasta las 2 o 3 de la madrugada”, le dijo Uset a La Nueva.

 

Temporada aceptable

Tras una primera quincena en la que entraron 50.000 no residentes a Pehuen Co, Uset opinó que los números de ocupación son razonables en este contexto de restricciones.

 

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

“Estamos en un 60 %. Es un porcentaje deseado para una temporada de pandemia. La gente este año eligió 70/30 entre casas de alquiler y hotel, hay campings que no abrieron y los apart bajaron significativamente en su demanda”, detalló.

 

Avisó que al ingreso se pide el Certificado Verano a no residentes de Coronel Rosales, permiso que se tramita con 48 horas de anticipación, aún si la visita es por el día; aunque advirtió que los excursionistas de un día pueden rebotar durante fines de semana de altas temperaturas y en los que la marea alta reduce las dimensiones de la playa.

 

“Es lo más antipático de los controles, pero nos permitimos ser más restrictivos para evitar superpoblar la playa”, aclaró.

 

“En general, se está pidiendo que la estadía mínima en Pehuen Co sea de 5 días, algo que fue consensuado con los prestadores porque necesitan un día libre para sanitizar sus lugares. Para febrero, vamos a ser más flexibles y vamos a reducir el tiempo de estadía, porque cambia la modalidad de la visita durante ese mes”, adelantó Uset.

 

¿Acueducto nuevo?

 

En su visita a la zona, Kicillof anunció la construcción de un acueducto nuevo para Punta Alta, proyectado para 2021/2022. Al respecto, el jefe comunal rosaleño precisó que se trata de una obra ya acordada en instancias anteriores.

 

“Es la reparación de un tramo de acueducto de 250 milímetros, que trae agua de la planta de Grünbein y va por el costado de la ruta 229. Hace unos años que está fuera de servicio. En las últimas visitas del subsecretario de Recursos Hídricos, Guillermo Jelinski, le explicamos que es una obra necesaria”, detalló Uset. 

 

Recientemente, en el Concejo Deliberante rosaleño hubo un cruce fuerte entre los bloques del oficialismo local y del Frente de Todos, cuando el edil de la oposición Luis Coca dijo que “si fuera por mí, ni agua le bajo a Coronel Rosales”.

 

“Apenas me enteré de ese exabrupto, me comuniqué con el gerente de ABSA y la gente de Recursos Hídricos para ver si la demora en las obras tiene que ver con alguna indicación política. Obviamente, me lo negaron”, aclaró Uset.

 

Por estos momentos, sectores de Punta Alta están atravesando una crisis de abastecimiento de agua, como por ejemplo los barrios altos como ATE 3, la Nueva Bahía Blanca y los barrios que están al final del sistema de acueductos como Ciudad Atlántida. La zona norte de la ciudad es la más favorecida, porque está en el inicio del circuito.

 

“Hay varios puntos críticos —reconoció Uset—. El dique, el acueducto que lleva el agua a las plantas potabilizadoras, la falta de caudal para Punta Alta cuando la planta de Grünbein destina más agua a Bahía y la salida de funcionamiento de dos acueductos llegando a nuestra ciudad: uno de 700 milímetros y otro de 250.”

 

Además, en el centro y macrocentro puntaltense hay un sistema de válvulas para regular la presión de agua que no funciona. En su última visita, el funcionario Jelinski también mencionó la reparación de 7 kilómetros de caños en el casco antiguo de la ciudad.

 

Finalmente, Uset contó que con el gobernador se habló de la vacuna contra el coronavirus: “Estamos terminando la primera etapa de vacunación con mucho éxito y trabajando en la aplicación de las nuevas que comenzarían a llegar. Estamos asistiendo a los adultos mayores que tengan dificultades con la inscripción on line de postulantes. Anotarse es un paso importante para que lleguen las vacunas a la región”.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias