Un balcón, un cartel, un examen final: celebrar a pesar de todo

16/9/2020 | 11:43 |

Aislada por la cuarentena y por el COVID, lejos de muchos de sus afectos, Catalina Flores Berciano rindió su última materia en la carrera de Licenciatura en Administración y lo celebró desde el balcón de calle Dorrego al 200.

   Catalina está lejos de su casa. A 350 kilómetros. Su familia está en Mones Cazón, un pueblo de 1800 habitantes en el partido de Pehuajó. Desde hace dos meses ella está en Bahía Blanca, donde vino a visitar a su novio, Enzo, y aquí quedó, atrapada por la pandemia, en el departamento familiar de Enzo.

   Pero no solo eso. Ahora está aislada junto a ellos: un contacto cercano dio positivo de COVID-19 y todos deben quedar a resguardo unas semanas.

   En ese contexto que puede parecer complejo y difícil, Catalina terminó de preparar la última materia de su carrera de Administración de Empresas que cursa en la Universidad Nacional del Centro de la Provincia de Buenos Aires de Tandil.

   En ese aislamiento, desde la particular cercanía que genera el zoom, a distancia de su profesora y de su familia, hoy aprobó Práctica Profesional, su última materia.

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

   Lo festejó con quienes la acompañan en ese aislamiento. Y salió al balcón en el tercer piso de calle Dorrego al 200 para compartir su alegría y su satisfacción. El mismo zoom le permitió también encontrarse con Libet y Gonzalo, sus papás.

   Una amiga de la familia se acercó con un enorme globo rojo con helio, para que llegara al tercer piso. Ni el fuerte viento fue capaz de evitar que llegara, fue menor frente a semejante gesto.

   Con viento, con COVID, aislada y lejos de algunos, Catalina no dejó de estudiar, no dejó de rendir, no dejó de celebrar la vida, en tiempos de pandemia.

Un globo qu llegó a destino y se sumó al festejo

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias