Un sector en reactivación

Mercado inmobiliario: ¿cuánto bajó el valor de las propiedades en Bahía Blanca?

8/8/2020 | 07:00 |

Referentes del sector entienden que la caída es entre el 20 y 30 %, en dólares, pero siempre de acuerdo con las necesidades del vendedor. Los lotes son los más buscados.

Habitual escenografía del centro bahiense. / Fotos: Emmanuel Briane-La Nueva.

Guillermo D. Rueda / grueda@lanueva.com
Audionota: Danilo Belloni (LU2)

   Tras casi dos meses de inactividad total por la cuarentena que provocó la pandemia del Covid-19, el mercado inmobiliario bahiense ha empezado a moverse y a ratificar que, al momento de invertir, es el que pica en punta sin importar las coyunturas. Incluso, la actual.

   “Al comienzo de la pandemia pensábamos que iba a ser un año perdido, pero lo cierto es que en estas semanas se incrementaron las consultas por lotes y propiedades, así como la construcción del sector ha retomado su ritmo”, dijo Carlos Esteban, presidente del Colegio de Martilleros y Corredores Públicos del Departamento Judicial de Bahía Blanca.

   Admitió, de todos modos, una caída de entre el 20 y el 30 % en el valor de los departamentos y de las casas, en sus valores en dólares.

   “En realidad, es un reacomodamiento. La gente tiene ahorros y decidió que es un buen momento como para comprar una propiedad”, agregó.

   “Está claro que el dólar no rinde guardado, así como la propiedad protege el capital y da una renta mensual. La inversión del ladrillo siempre suma”, sostuvo Esteban, en diálogo con La Nueva.

Carlos Esteban, titular del Colegio de Martilleros y Corredores Públicos.

   También dijo que varias empresas constructoras están buscando lotes para empezar a trabajar. E inversores dispuestos a ser parte del negocio.

   “El dato no es menor en este contexto, ya que la construcción es un sector que da trabajo y moviliza a otros rubros. Es un buen indicador. No sólo para Bahía Blanca, sino para el país”, afirmó.

   Carlos Ovejero, titular de Ovejero Inmobiliaria, coincidió en las cifras de la caída del valor de las propiedades en nuestra ciudad.

   “Los precios de venta bajaron hasta un 30 %. Es la tendencia de este momento, pero entiendo que será momentánea. Lo que no sabemos es hasta cuándo”, dijo.

   “De todas maneras, siempre depende de la realidad económica de cada persona. Hay gente que necesita vender sí o sí y hay otra que no está apurada y no piensa en bajar el precio”, expresó.

   Ovejero también comentó que la situación se da en casas y en departamentos por igual.

Carlos Ovejero, titular de Ovejero Inmobiliaria.

   “¿Si bajarán un poco más? No creo”, sostuvo. Sí admitió que se han incrementado las consultas en estos días.

   “El ladrillo es una buena inversión. Es algo en firme; está siempre ahí y ningún banco se lo quedará ni ningún gobierno lo incautará. Es lo más seguro que hay”, comentó Ovejero.

   “Yo no creo que todo el sector se haya reactivado, porque son puntuales las franjas de búsqueda de la gente”, dijo —por su parte— Lucas Bochile, de Bochile Inmobiliaria.

“La inversión en ladrillo ha sido muy noble. Siempre dio resultado, más allá de que pueda considerarse algo conservador”, dijo Bochile.

   “Sí hemos tenido más consultas por lotes, y parcelas, de terrenos. Entendemos que, ante la disparada del dólar, se busca un refugio. También se advierte que es un buen momento para arrancar una construcción, o alguna reforma o sumar un ambiente”, explicó.

   Respecto de las casas y de los departamentos sostuvo que se está a la expectativa por el futuro del tipo de cambio, por las eventuales medidas económicas del Gobierno y demás.

   Bochile admitió, asimismo, la caída del precio de viviendas y de departamentos.

   “Más allá de los porcentajes, en Bahía Blanca siempre depende de cada propietario. En ese sentido, algunos han bajado entre un 15 y 20 % para concretar la operación en relación a sus necesidades. Incluso, algunos más del 20 %, pero son casos puntuales” explicó.

Lucas Bochile, de Bochile Inmobiliaria.

   “Pero no creo que sigan bajando. Si bien han crecido los emprendimientos privados de construcción, los departamentos terminados no deberían caer más”, aclaró.

   En cuanto a los terrenos, Bochile --en diálogo con La Nueva.-- sostuvo que no han bajado de precio en la misma proporción.

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

   “Será alrededor de un 10 % menos. Pero no todos los dueños lo hacen. Entiendo que este movimiento viene del ahorro en dólares de gente que decidió invertirlos por el actual tipo de cambio”, afirmó.

   “¿Por qué se invierte? El ladrillo ha sido muy noble. Siempre dio resultado, más allá de que pueda considerarse algo conservador. La tierra y el ladrillo siguen siendo las mejores inversiones a largo plazo”, dijo Bochile.

Alquileres, a la baja

   En cuanto a los alquileres, Bochile sostuvo que han tenido una leve suba pero que, en líneas generales, se mantuvieron.

   “Van a acompañar la inflación, porque en definitiva si se le pone un valor que esté afuera del mercado no se alquilará”, dijo.

   Una situación particular, por la pandemia, se ha producido en el barrio Universitario.

   “Muchos padres nos llamaron para analizar una forma de renegociar, porque nos decían que era probable que sus hijos no regresen hasta el año que viene”, comentó.

   “Los dueños han tenido sentido común y existen varios formatos de renegociación, desde una postergación hasta pagar sólo una parte del contrato. Siempre depende de cada propietario. Pero no son todos los casos; muchos inquilinos están al día”, explicó.

   Ovejero dijo que los valores de los alquileres se han mantenido. “No hemos podido aumentar lo que tendríamos que haber aumentado”, indicó.

   “Está el caso de los estudiantes que dejaron muchos departamentos vacíos. Al inicio de la cuarentena regresaron a sus pueblos y se quedaron allá. Y, al parecer, por este año no volverán las clases presenciales”, contó.

   “En Universitario hay edificios con un 50 % de departamentos vacíos. Y ni hablar de pensionados, donde no ha quedado casi nadie. Eso, claramente, limita el valor de los alquileres en plaza”, admitió.

   Ovejero, por otro lado, sostuvo que los alquileres de los locales comerciales se están reactivando.

“Bajaron los valores de los alquileres de los locales comerciales y están más accesibles para gente que, antes, no podía venir al centro. Es la dinámica de estos días”, expresó Ovejero.

   Para Esteban, el valor de los alquileres está detenido y una de las razones es que los estudiantes, al final, no vinieron. O debieron irse al inicio de la cuarentena.

   Aseguró, de todas maneras, que los precios de los alquileres nunca estuvieron tan bajos como ahora.

   “Desde luego que no es simpático para quien los paga, porque es mucho dinero y no se relaciona con los salarios actuales. Además, los servicios son muy caros, las necesidades son otras y demandan más recursos para cubrirlas”, indicó.

   “Hoy, respecto de la inversión, el alquiler no deja ni el 0,20 % del valor de la propiedad. La gente lo hace igual, porque no hay un medio de inversión más seguro que una propiedad. La referencia es que, en otros momentos, era de alrededor del 0,80 %”, detalló Esteban.

   Para Bochile, los valores de los alquileres en Bahía Blanca son adecuados al mercado, que los regula en forma natural.

   “Pero siempre depende del mostrador”, dijo.

   “Desde el lado del propietario la renta es baja. Porque tiene impuestos, el mantenimiento de la propiedad y los alquileres no se pueden aumentar porque, directamente, no se alquila. En el otro extremo, a los inquilinos les cuesta pagarlos”, sostuvo.

   En todos los casos, los consultados aseguraron que los organismos involucrados en las operatorias inmobiliarias, tanto locales como provinciales, actualmente están trabajando con normalidad.

Lugares y demanda

   Para Esteban, la cuarentena ha acentuado una tendencia de los últimos años: dejar el centro e irse a 40, 50 y hasta 70 cuadras de la plaza Rivadavia.

“Después de esta pandemia, aquel que se haya quedado encerrado en su departamento añora no estar en una casa”, sostuvo Esteban.

   “Mucha gente joven elige la parte alta de la ciudad, como Patagonia, Aldea Romana, Bosque Alto o Paihuen, donde hay más espacio y más verde. Esta situación, hoy, ha quedado expuesta”, agregó.

   “No estoy tan seguro de que haya gente que deje el centro por la cuarentena”, comentó Bochile.

   “Sí que se mantiene la demanda de lugares como Palihue, Patagonia, San Agustín o San Ignacio. Son tradicionales y tienen una demanda consolidada, sobre todo de matrimonios jóvenes”, relató.

   “Sí vemos que hay matrimonios mayores, que vivían en casas, y ahora eligen un departamento en el centro, con menos metros y más seguridad. Esto es algo normal”, sostuvo Bochile.

   “¿Alejarse del centro? Es una tendencia de la gente joven, pero también hay casos de quienes han tenido que volver con sus padres por la situación económica”, admitió Ovejero a La Nueva.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias