Tarjetas de crédito

¿Qué hacer cuándo no entiendo lo que me quieren cobrar en el resumen?

20/8/2020 | 07:00 |

La Nueva. consultó al abogado Matías Italiano sobre cómo proceder en un eventual reclamo ante un banco. 

Foto: La Nueva.

Por Francisco Rinaldi / frinaldi@lanueva.com

   Los bancos tienen la obligación de proporcionar información clara, detallada y precisa a sus clientes por los cargos cobrados por el uso de las tarjetas de crédito u otros servicios financieros, quienes, incluso, pueden exigirla vía WhatApp como medio válido y previo al reclamo ante la Oficina Municipal de Defensa del Consumidor (OMIC) o el propio BCRA, de acuerdo con el abogado especializado en Derecho del Consumidor Matías Italiano. 

   “El artículo 4 de la Ley de Defensa del Consumidor obliga a los proveedores, en este caso, el banco que ofrece servicios financieros, a brindar a los usuarios información clara, precisa y detallada sobre sus características, la que incluso debe ser gratuita”, recordó Italiano, exdirector de la OMIC local. 

   Por este motivo, recomendó a los usuarios de tarjetas exigir explicaciones a las entidades a través de notas escritas (por duplicado y con acuse de recibo) o, en tiempos de aislamiento obligado como el actual, por mensajes de texto. 

   “Algunos bancos ofrecen contacto vía WhatApp. Si el usuario pide información por esta vía, el banco no puede aducir que no recibió nada, porque en Derecho del Consumidor existe lo que se denomina inversión de la carga dinámica de la prueba; es decir, corre por cuenta del banco probar que no recibió notificación ni pedido alguno”, explicó. 

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

   Una vez cumplimentado este paso y en caso de no obtener una respuesta favorable, es posible reclamar ante la OMIC o la Gerencia de Protección de Usuarios Financieros del BCRA (www.usuariosfinancieros.gob.ar), acotó el profesional. 

David y Goliat

   Italiano explicó que los problemas con las tarjetas de crédito, generalmente, uno de los productos que más reclamos y quejas suscita entre los consumidores argentinos y bahienses, se originan porque se trata de contratos de adhesión. 

   “Cuando alguien va a un banco, le acercan una documentación muy extensa para firmar, la que nunca se lee, sin darle ninguna posibilidad al cliente de discutir las cláusulas”, señaló. 

   Lo que sigue ya se sabe de memoria: cobros indebidos, seguros sobre los que nunca se informó y un largo peregrinar a las mesas de entrada para pedir explicaciones que rara vez llegan, lo que desanima a los consumidores, quienes encuentran menos problemático pagar que continuar el reclamo. 

   Sin embargo, aunque a menudo se visualice a los bancos como auténticos gigantes al mejor estilo del bíblico Goliat, bien vale recordar que, a veces, los usuarios también pueden transformarse en David. 

   Un vivo testimonio de esto es el conocido fallo de la Sala II de la Cámara Primera de Apelación en lo Civil y Comercial, que resolvió, en 2014, condenar a la sucursal local del Banco Galicia a pagar una multa de más de un millón de pesos a una clienta que no recibió la tarjeta de crédito que había solicitado en 2008, aunque padeció graves trastornos por pasar a figurar como "morosa", luego de que sí se le abriera, sin consultarla ni notificarla, una cuenta corriente a su nombre para debitar los gastos administrativos.  

   Según pudo averiguar este diario, algunos bahienses en igual situación se encuentran en etapa de formalizar un reclamo ante la Justicia por un perjuicio similar al sufrido por esta clienta, que fuera identificada como M.C.C. en la nota del día 8 de septiembre publicada en este diario por Juan Pablo Gorbal.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias