Presentan un proyecto para exigir más seguridad en las obras

15/2/2020 | 07:00 |

La iniciativa pretende la colocación de redes y otros elementos de seguridad. El objetivo es proteger a peatones y vecinos de las propiedades horizontales que se construyen.

 

 Sergio Prieta / sprieta@lanueva.com

 

   Los concejales Federico Tucat y Nicolás Vitalini (Juntos por el Cambio) presentaron en las últimas horas un proyecto de ordenanza que pretende establecer nuevas medidas de seguridad en los edificios en construcción.

   La iniciativa busca evitar nuevos accidentes como el ocurrido meses atrás y que le costó la vida a Mónica Haag, quien murió tras la caída de una madera desde una propiedad horizontal que se levantaba en Gorriti al 200.

   “El motivo principal de esta norma es dar respuesta y seguridad a la problemática de transitabilidad, al riesgo al que están sometidos los transeúntes y vehículos, y minimizar las eventualidades generadas por los factores climáticos como el viento”, explicaron en los considerandos.

   “El último decreto en la materia data del año 1968 y se requiera una revisión atenta de la evolución que hubo en las construcciones desde aquel entonces”, afirmó Tucat.

   Además, afirmaron que es necesario y conveniente adecuar y actualizar la normativa existente. Para ello obligarán a colocar vallas provisorias al frente de obras, pantallas de protección sobre la acera, de protección a linderos y protecciones por pisos, entre otras cosas.

   Remarcaron que los colegios profesionales y desarrolladores urbanísticos plantean y acompañan la preocupación por la necesidad de crear un marco regulatorio de la seguridad de trabajo en altura, acorde a las particularidades climáticas antes mencionadas y a los avances que se han producido en la materia.

   Y afirmaron que las condiciones en que se desarrolla el trabajo, las cifras de siniestralidad laboral en el sector de la construcción, así como la gravedad de accidentes producidos, hacen meritorio abordar un tratamiento integral que propicie una actuación preventiva y eficaz respecto a los eventuales riesgos que suelen presentarse.

   “El sistema de seguridad propuesto ha tenido favorable recepción en otras ciudades y se implementó mediante redes de protección con suficiente resistencia para soportar los potenciales objetos que pudieran caer desde la obra, permitiendo evitar accidentes y mejorando la practicidad constructiva”, explicaron en el proyecto.

   Entre las distintas exigencias que engloba la ordenanza se establece la colocación de un cerco al frente de las obras y una valla provisoria de al menos dos metros y medio para no complicar a los transeúntes y que impida escurrir materiales al exterior.

   En tal sentido, estarán prohibidas las vallas de madera mientras que las de otros materiales se podrán instalar sobre la vereda o la calle con autorización municipal.

   En el futuro inmueble se deberá colocar una bandeja de protección que llegue hasta a la línea municipal y que se eleve a medida que los trabajos en el lugar avancen.

   Otro requisito será colocar una pantalla de protección sobre propiedades vecinas y pantalla móviles de red.

   En otro artículo se menciona que se deberán cerrar con una red de sombreo o red anti-cascotes todos los elementos o herramientas salientes del edificio propiamente dicho, como son estructuras de andamiaje, hamacas colgantes, torres de montacargas.

   Por último, se deja aclarado que el incumplimiento en alguno de los puntos será motivo de clausura y que la autoridad de aplicación será la Secretaría de Infraestructura del municipio.

 

 

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias