Bahía Blanca | Viernes, 19 de agosto

Bahía Blanca | Viernes, 19 de agosto

Bahía Blanca | Viernes, 19 de agosto

“Aunque perdí el olfato, sigo creyendo que no tengo coronavirus”

Guido Villar, arquero de Olimpo, se encuentra aislado en su casa por ser caso sospechoso y será hisopado el próximo sábado. “Estoy de diez, sin otros síntomas y con ganas de ir a entrenar pese a que no puedo asomar la nariz ni a la vereda”, expresó jocosamente el nativo de Villa Rosas.

Foto: Prensa Olimpo

Por Sergio Daniel Peyssé / speysse@lanueva.com

   “No aguanto más el encierro, es siempre lo mismo: ir de la habitación al baño y, cuando no hay nadie en casa, salir un rato al patio”.

   El arquero de Olimpo, Guido Villar, cumple hoy con su sexto día de estricto aislamiento por ser un caso sospechoso de Covid-19. Desde el miércoles pasado a la tarde, cuando se dio cuenta de que había perdido el olfato, que permanece “prisionero”, tal como él asegura, en su domicilio de Villa Rosas, donde no tiene contacto ni con su propia familia.

   “Vivo con mi mamá (Diana) y uno de mis hermanos (Albano), pero solo nos comunicamos a los gritos…(risas)”, señaló el golero bahiense que cumplió 22 años y venía siendo titular en el conjunto aurinegro antes de que el torneo Federal A se interrumpa a causa de esta maldita pandemia.

   “La pérdida de olfato es el único síntoma que se me manifestó, porque nunca tuve fiebre y anímicamente me siento bárbaro; se asombran cuando digo que estoy 10 puntos, con terribles ganas de ir a entrenar”, sostuvo Guido.

   Permanecerá aislado hasta el próximo sábado, cuando le hagan el hisopado para comprobar si tiene o no coranavirus.

   “Por mi estado general, por como me siento, creo no estar contagiado, pero la pérdida de olfato es muy característica de esta enfermedad y eso me hace dudar”, aseguró con el buen sentido del humor de siempre.

   “En mi casa estoy todo el día con barbijo y guantes, y uso desinfectante para todo lo que llega a mi pieza desde el exterior. En la puerta tengo una mesita donde me dejan la comida y no tocó nada que después puede terminar en las manos de mi mamá o mi hermano”, admitió el longilíneo cuidapalos, quien tiene su kit personal de aseo y también su equipo de mate individual.

   “En mi habitación armé un bunker, estoy todo el día con las redes sociales y, cuando puedo, hago dos rutinas de ejercicios en el poco espacio que me queda al costado de la cama. Es lo que hay, ja,ja”.

   --¿Cine, lectura, cual es el pasatiempo?

   --Series no veo, pero películas de tiros sí. Estoy terminando la zaga de Francotirador, creo que voy por la 5.

   --Si llegás a ser positivo, ¿tenés idea donde te pudiste haber contagiado?

   --No, y eso que no voy a ningún lado más allá del entrenamiento con Olimpo y el gimnasio. La verdad, no sé, aunque el miércoles me levante de la siesta y, de la nada, había perdido el olfato.

   “Por suerte me atacó leve; el `bicho´ maldito, si es que lo tengo, no me produjo grandes inconvenientes. Tal vez sea por ser joven y estar bien de salud”.

   Guido terminó atajando en el equipo con el que Alejandro Abaurre ganó 4 partidos de 5 en la última parte del certamen, pero ahora al plantel se sumó, como refuerzo, Federico Cosentino, de 33 años y vasta trayectoria por distintos elencos del interior del país.

   --¿Sos consciente de que podés llegar a perder la titularidad?

   --Sí, pero venía entrenando para jugar, sé que si me exijo al máximo le puedo pelear el puesto a cualquiera. Me sentía bárbaro hasta que apareció esto, pero yo no soy problemático y acepto las decisiones que toman los que están al frente de un grupo. Si me toca ser suplente me la voy a bancar con la mejor buena onda; primero pienso en Olimpo y después en mi.

   --¿Ninguno de los otros arqueros del plantel tuvieron temor a contagiarse, por el hecho de haber estado entrenado con vos?

   --No, porque se hisoparon rápido y les dio negativo. Lo que si me dijeron es que me extrañan, que nadie tira chistes ni hay gastadas para nadie. Según ellos, para eso soy bueno…(risas).