Podrán ingresar a partir de mañana

Patagones: vuelve el turismo pero crece el temor al COVID-19

31/10/2020 | 06:30 |

Desde la comuna admiten que algunos lugares no están preparados para responder ante un brote de coronavirus.

Fotos: Archivo La Nueva.

   Cuando en toda la provincia se dispuso que desde mañana se habilite la posibilidad de que los propietarios de segundas residencias en sitios turísticos puedan acceder a ellos sin problemas, los habitantes del distrito de Patagones podrán también acceder irrestrictamente a los sitios turísticos del distrito.

   La decisión había sido tomada días atrás por el Comité de Crisis local, y supone una prueba también para lo que pasará a comienzos de diciembre, cuando se habilite el turismo en toda la provincia. En el seno del CD local, donde comenzó a gestarse la idea, la intención es clara: promover el movimiento a nivel local y observar qué ocurre tanto a nivel económico como sanitario, aunque reconocen que no están preparados para responder ante un nuevo brote, sobre todo en una localidad pequeña como San Blas. 

   La decisión llega en un momento complicado para el distrito, con una población como Villalonga bajo cordón sanitario por dos semanas y Viedma en Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio (ASPO) hasta el domingo 8 de noviembre. Por ello, otra de las decisiones es no promocionar el destino y, como reconoció un alto funcionario municipal, “arreglarse con lo que tenemos”; la capital rionegrina haría algo similar con el balneario El Cóndor.

 

La cuestión económica y la volatilidad de los precios también juegan en contra. Muchos, aseguran, preferirán quedarse en sus casas.

 

   Con el 1 de diciembre a la vuelta de la esquina y la app Cuidar Turismo todavía recibiendo los últimos retoques, los temores del sector oficial vinculado a la actividad son varios y bien fundados. En el principal efector turístico de Patagones, Bahía San Blas, la mayoría de la población es mayor (por lo tanto, son personas de riesgo), y la sala médica no está en condiciones de hacer frente al COVID-19; a favor está el hecho de que a la isla se ingresa y se sale por un único punto, lugar donde se llevarán a cabo los controles sanitarios y de papelería.

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

   En Carmen de Patagones y Viedma, el temor principal se circunscribe a la costa del río Negro. Ante la imposibilidad de habilitar nuevos balnearios, aquí habrá que apelar a la buena voluntad y responsabilidad de los bañistas para respetar los protocolos y tomar los cuidados necesarios.

   “Con la apertura del turismo interno, la idea es que la gente de la Comarca y el distrito puedan ir a los lugares turísticos, como Bahía San Blas o Los Pocitos -reconoció a “La Nueva.” el secretario de Turismo de Patagones, Roque Barilá-. Tanto ahora como desde diciembre, las recomendaciones que llegan desde la Provincia piden que la capacidad de cada localidad no se llene, pero esto se tendrá que ir viendo con el tiempo”.

   A esto también se suma la incertidumbre que tienen los potenciales turistas sobre la posibilidad que tendrán de viajar y disfrutar de sus vacaciones.

 

Los bañistas del río Negro son otra de las preocupaciones

 

Barilá reconoció que la mayor preocupación hoy pasa por los bañistas que acuden al río Negro en la Comarca, tanto en la margen de Patagones como la de Viedma.

Para ello, ya se está trabajando desde el área de Seguridad municipal, aplicando también una estrategia de comunicación que busca concientizar a la gente sobre la necesidad de respetar la distancia y los protocolos sanitarios.

“En el río no es factible hacer divisiones de playa, como en el mar. La costa es chica ni tampoco es tan fácil abrir nuevos balnearios, más allá de que -sabemos- hay lugares no habilitados donde la gente se ubica y se baña, aunque no estén permitidos”, remarcó el funcionario.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias