Bajo arresto domiciliario

Seguirá detenido por transportar más de 2.700 troqueles de LSD

29/10/2020 | 06:30 |

Le confirmaron la prisión preventiva a Martín Hernández Piaggio. Lo detuvieron en un control de rutina en la ruta 51, durante la cuarentena. Iba hacia Viedma con el ácido lisérgico y pastillas de éxtasis, entre otras drogas.

 

   El 27 de junio pasado, cuando todavía se hacían controles rigurosos en los accesos a Bahía por la pandemia, sorprendió la noticia de la detención de un vehículo en el cual se transportaba una fuerte cantidad de troqueles de LSD y pastillas de éxtasis, entre otras drogas.

   Eran 3 los jóvenes que, al parecer, viajaban desde La Plata hacia Viedma.

   Martín Ignacio Hernández Piaggio manejaba el Fiat Uno rojo; su hermana Mayra Ayelén iba como acompañante y en el asiento de atrás se encontraba su amigo Bruno Minichelli, quien se puso nervioso cuando la policía les tomaba la temperatura y trató de esconder debajo de una de sus piernas un papel para armar cigarrillos.

   La requisa del coche y sus ocupantes determinó que el conductor llevaba, oculto en el forro de su campera, 2.768 dosis de LSD en troquel de papel aluminio, así como 20.510 pesos y hojas de coca.

   Dentro de la mochila de Mayra encontraron cogollos de marihuana y 9 pastillas amarillas de éxtasis, mientras que en poder de Minichelli había un cogollo de marihuana, un triturador, un envase con semillas de marihuana y 400 dólares.

   La Cámara Federal de Apelaciones acaba de confirmar la prisión preventiva, dictada por el Juzgado Federal N° 2, contra Martín Hernández Piaggio, al acusarlo del transporte de drogas para su comercialización.

   El joven se encuentra bajo arresto domiciliario, en una vivienda de Los Notros al 200 de la capital rionegrina.

"Peligrosidad potencial"

   Los camaristas Pablo Larriera y Leandro Picado dejaron firme el procesamiento y la prisión preventiva del principal sospechoso y rechazaron la apelación de su abogado, Hernán Silva.

   "El hecho de que se compruebe –tal como sucede en la presente causa– que el imputado tenía conocimiento del material estupefaciente que estaba trasladando, alcanza a este tiempo para afirmar la peligrosidad potencial o idoneidad lesiva", explicaron.

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

   La defensa del acusado argumentaba que es consumidor pero no comercializador, aunque "refuerza el propósito de lucro la cantidad de droga transportada y la forma en que se encontraba acondicionada", dijo la Cámara.

   Y en ese sentido agregó un dato contundente. La duración de los efectos psicoactivos de la droga oscila en 8/12 horas, con lo cual es "notorio" que la cantidad "excede ampliamente" la normal para el consumo. Se necesitarían 3 años en este caso.

   Por otra parte, en un domicilio del imputado en La Plata, allanado tras su captura, se secuestraron 28 gramos de marihuana, casi 400 gramos de ramas de cannabis, una balanza de precisión y una plancha con otros 10 troqueles de LSD.

Escuchas telefónicas

   Para reforzar el cuadro de pruebas acerca de la comercialización de drogas como actividad del acusado, la Cámara citó dos comunicaciones telefónicas.

   Una fue el 29 de abril, entre Hernández Piaggio y un NN:

 - "Perroski, colgué en pedirte las pepas, yo salgo en un toque para Capi. Las tenés muy escondidas? como para que Mai me las alcance, sino no pasa nada...".

-"Sí, las tengo acobachadas, jajajaja. Ya salís vos? Sino esperame hasta las 4 si querés", le respondió el procesado.

   El 12 de junio, en tanto, el joven se comunicó con alguien que tiene agendado como "Tobi":

-"Amigo, escuchame, me vendés un gramo, te lo pago tiki taka, jaja, por favor Bbito, vos decís amigo?"

-"Jaja, sí amigo si podés pasá ahora q ya me estoy yendo a casa con Agus y el Alan".

 

 

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias