La pandemia y el turismo

Temporada 20/21: ya hay definiciones importantes, pero también muchas dudas en la zona

17/10/2020 | 06:30 |

Esta semana referentes de municipios de la región mantuvieron una reunión con la subsecretaria de Turismo bonaerense, Ianina Bak, para hablar del verano que viene. Protocolos en marcha, prueba piloto, Operativo Sol y la confirmación de que instalarán en Bahía un hospital móvil.
 

Fotos: Archivo La Nueva.

Juan Ignacio Schwerdt / jschwerdt@lanueva.com

   En un contexto de muchas dudas, preocupación e incertidumbre, los destinos turísticos de la región comenzaron esta semana a desandar el trabajoso camino hacia la temporada estival 2020/2021. Fue en una reunión privada con la subsecretaria provincial de Turismo, Ianina Bak, quien si bien se llevó decenas de inquietudes, brindó algunas definiciones para tener en cuenta.

   “De 200 preguntas que le hicieron, apenas pudo contestar un puñado. No es su culpa: todavía hay muchas cosas por definir”, resumió para La Nueva. uno de los funcionarios que presenció el encuentro virtual.

   De las pocas definiciones que brindó Bak, la que más destacaron todos los directores y secretarios de Turismo de la zona es que la decisión política de que haya temporada de verano “está tomada” y no habrá marcha atrás. Eso sí: aún es imposible confirmar cuándo arrancará.

   "Eso dependerá de la situación sanitaria. No es algo que defina exclusivamente la cartera de Turismo”, señaló el secretario de Turismo de Monte Hermoso, Franco Gentili, quien participó del encuentro como representante del Polo Turístico 5, que agrupa a las comunas de la región.

   Bak también dejó en claro que la Provincia no está contemplando hacer una prueba piloto de turismo durante alguno de los fines de semana largo que quedan en noviembre o diciembre, como trascendió hace unos días.

   "Es difícil abrir la costa un fin de semana para volver a cerrarla al día siguiente. Cuando se habilite el turismo, va a ser con la intención de no volver a cerrar. A partir de allí cada comuna tendrá cierto poder de decisión, pero siempre en un marco general que fijará la Provincia", reveló Gentili.

   Según palabras de Bak, tras la apertura no se distinguirá entre turistas que estén en una fase u otra.

   “Tampoco habrá corredores seguros entre distritos vecinos con pocos casos, ni cosas por el estilo; una vez que se abran los destinos, será para todos los bonaerenses sin distinción”, indicó Bernardo Amor, director de Turismo de Coronel Rosales.

   Consultado sobre los turistas de otras provincias, aclaró que la posibilidad de que puedan llegar a la costa atlántica bonaerense “no dependerá de la Provincia, sino de una decisión de la Nación”.

   Roque Barilá, director de Turismo de Patagones, dijo que esto complicará la afluencia a destinos como Bahía San Blas, que recibe a muchos visitantes de Capital Federal, el Conurbano bonaerense, Córdoba y el Alto Valle rionegrino, entre otros.

   “La verdad, no sabemos si ese turista (el de otras provincias) va a estar esta temporada en la zona. Hoy todo parece orientado al 'turismo-burbuja'; es decir, a recibir en los destinos a quienes vivan a no más de 200 o 300 kilómetros a la redonda”, consideró.

   A esta misma conclusión llegaron varios funcionarios que participaron de la reunión con Bak, durante la cual se plantearon las complicaciones que generaría, por ejemplo, el contagio de una familia proveniente de alguna provincia lejana.

   “En ese caso no quedaría otra que dejar a esa familia en cuarentena en el sitio donde se alojó, siempre y cuando no tengan que ser hospitalizados, lo que a su vez provocaría que no pueda ingresar quien tenga la próxima reserva. Sería todo muy engorroso”, agregó Barilá.

   El intendente de Adolfo Alsina, Javier Andres, dijo que la atención sanitaria del turista en destino es un tema “muy importante a definir”.

   “Hay muchas dudas desde lo legal -reconoció-. Si el turista se contagia en destino, ¿su cuidado es responsabilidad del distrito que lo aloja? ¿Debe ser derivado? ¿Podría iniciar acciones legales por contagiarse? Son aspectos que no pueden quedar sin definir”.

Habrá un hospital móvil en Bahía Blanca

   Otra definición importante que brindó Bak a los funcionarios está relacionada con una de las preocupaciones más importantes de los intendentes de la zona: cómo se reforzará la seguridad y la atención sanitaria una vez que comience la temporada.

   Sobre el primer punto, la subsecretaria de Turismo bonaerense garantizó que será reeditado el Operativo Sol; sobre el segundo, dijo que el ministerio de Salud enviará tres hospitales móviles a sitios estratégicos que ya están definidos: el Partido de la Costa, Mar del Plata y Bahía Blanca.

Cuando largue el verano y entren en un día 50 o 60 mil personas a Monte, todo tiene que estar de la mejor forma posible. Ahí estaremos en otra etapa de esta pandemia. No va a haber vuelta atrás” (Franco Gentili, secretario de Turismo de Monte Hermoso).

   “Sin el Operativo Sol es imposible controlar la seguridad en los destinos turísticos, pero no tengo dudas de que lo que va a definir el inicio de la temporada va a ser la puesta a punto de esos tres hospitales móviles. Recién cuando estén operativos la Provincia va a habilitar el turismo”, opinó Amor.

   Mar del Plata sumó hace algo más de dos meses un hospital modular que cuenta con 24 camas de terapia intensiva. Si uno de esas características se instalara en Bahía Blanca, el distrito mejoraría su número total de plazas disponibles para pacientes críticos en un 60%.

Cupos e ingresos controlados

   Otro de los temas que se trató en la reunión con Bak fue cómo será el ingreso de turistas una vez que se habilite la temporada.

   “Es un tema que nos tiene preocupados y sobre lo que debatimos a diario. Con los propietarios y con quienes alquilen o se alojen en hoteles no hay problema, porque tendrán el acceso garantizado; sin embargo, ¿qué hacemos con el turista que viene por el día?”, se preguntó Gentili, de Monte Hermoso.

   “Las plazas de alojamiento están determinadas, y en base a eso uno puede tomar medidas. Sin embargo, si nos toca un fin de semana caluroso, y de pronto llegan a la ciudad a pasar el día 20, 30 o 40 mil personas, ¿qué hacemos? ¿Las dejamos pasar? ¿Las frenamos en el acceso y les decimos que no pueden entrar? ¿Y si se forma en la ruta una fila de 10 o 12 kilómetros? ¿Cómo vamos a manejar eso? Es un tema muy complejo”, añadió.

En las próximas dos semanas la prioridad es resolver todo lo que se pueda para dejar atrás la incertidumbre. Estamos a mediados de octubre y aún no hay reservas, y los prestadores necesitan certezas para calcular qué inversión harán” (Bernardo Amor, director de Turismo de Coronel Rosales).
Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

   Amor aclaró que la Provincia “seguramente fijará pautas generales y luego le permitirá a cada municipio que tome medidas particulares para regular el ingreso de turistas”.

   “En Pehuen Co, 4 de cada 10 visitantes van al destino por el día. Esto nos obligará a desarrollar una estrategia para ver cómo manejamos los ingresos, ya sea propietario, turista con reserva o un vecino que viene a pasar el día”, dijo.

   Todos los funcionarios consultados remarcaron que otra decisión importante que se tomó es que no se exigirá a los turistas un testeo o hisopado previo.

¿Qué pasa con los protocolos?

   En cuanto a los protocolos, Bak reveló que en los próximos días se terminará el correspondiente a las playas públicas. Es uno de los más esperados en la región, más allá de que los referentes de Turismo están convencidos de que su cumplimiento dependerá casi con exclusividad de la conciencia y la responsabilidad personal de cada turista.

   "Está claro que no vamos a poder controlar a 30, 40 o 50 mil personas en un espacio tan extenso. Sí se puede exigir a los propietarios de paradores playeros, carpas y demás, pero lo que ocurra en la playa va a depender en gran medida de la conciencia y responsabilidad de cada turista", señaló Gentili.

   “Los municipios haremos controles y no vamos a propiciar nada que aliente la aglomeración de personas, pero es muy difícil. No podemos estar en la peatonal, la rambla o la playa diciéndole a uno por uno que respete el distanciamiento social o no comparta el mate”, añadió.

   En cuanto a la idea de peatonalizar calles céntricas, a fin de ampliar los espacios para caminar, el funcionario montehermoseño añadió que aún no fue evaluada.

   “Sí hemos hecho pruebas piloto en el predio de la feria de artesanos, con una senda de circulación única y capacidad de carga limitada, y el resultado fue satisfactorio. Ahora bien, si hablamos de las fiestas populares, muestras en espacios cerrados o los eventos masivos... hoy son inviables”, indicó.

   Roque Barilá, director de Turismo de Patagones, y su par de Tornquist, Gustavo Sandobal, le solicitaron a Bak precisiones sobre los protocolos que se aplicarán en las costas de ríos, arroyos y lagunas.

   “En San Blas hay espacio para respetar con comodidad el distanciamiento. En cambio, nuestros balnearios sobre el río Negro son más reducidos, y es probable que este verano reciban más gente que en otros porque más vecinos se van a quedar a pasar aquí las vacaciones”, explicó el primero.

   El funcionario de Tornquist dijo a La Nueva. que para los espejos de agua dulce la idea es aplicar los protocolos turísticos que está elaborando el gobierno nacional, que hasta el momento son 11.

   “Una vez que estén listos los bajarán al ministerio de Salud y quedarán aprobados. Luego tendrán que ser adecuados a cada provincia”, dijo.

   De la región Bak también se llevó consultas puntuales sobre otros protocolos, como los de campings y complejos de piscinas privadas y municipales.

Aún no tenemos confirmación de que el Parque Provincial Tornquist esté abierto para el verano, aunque sabemos que el OPDS está trabajando en un plan para áreas protegidas” (Gustavo Sandobal, director de Turismo de Tornquist).

   Amor señaló que la Provincia no elaborará un protocolo específico para campamentos turísticos debido a “la enorme diferencia de ofertas que hay”.

   “Por eso lo que definimos es que cada municipio elaborará su propio protocolo para campings y lo enviará a la jefatura de Gabinete. Desde Coronel Rosales lo elevamos esta misma semana”, informó el funcionario.

   Sandobal reveló que el problema más importante que plantea este protocolo es el del manejo de los espacios comunes.

   “Puntualmente, los sanitarios y duchas -reconoció-. Por eso hemos pedido información a otras provincias que ya tienen protocolos para la actividad”.

   Sobre las piletas públicas y privadas -una oferta que viene creciendo a pasos agigantados tanto en destinos turísticos como no turísticos-, Amor dijo que Bak también les sugirió que cada comuna haga su propio protocolo con prestadores y áreas de gobierno.

   Desde Adolfo Alsina también plantearon la situación de las termas.

   “Por este tema venimos hablando con nuestros colegas de Entre Ríos, quienes ya están trabajando en un protocolo para piscinas termales. En verano en Carhué la gente suele volcarse más a la playa de Epecuén, pero obviamente que nos interesa que pueda funcionar el parque hidrotermal”, señaló el intendente Javier Andres.

   Monte Hermoso también manifestó su preocupación por las condiciones en que se realicen los alquileres particulares.

   “A las inmobiliarias, complejos de cabañas y hoteles les podemos exigir pautas de higiene y cuidados, pero al particular es imposible. ¿Cómo controlás las condiciones en que una persona alquila por internet? Nosotros aquí tenemos muchos casos así”, advirtió Gentili.

   También dijo que está por definir la venta ambulante en la playa, así como el protocolo de los guardavidas.

   “Sobre este último la Provincia ya está trabajando, pero queremos tener alguna precisión más sobre, por ejemplo, las medidas que haya que tomar al hacer un salvataje”, cerró.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias