Avenida Colón y Brown

Una triple frontera para otro edificio en riesgo

17/10/2020 | 11:15 |

Poco a poco los principales edificios de la ciudad quedan cercados debido a su completa falta de mantenimiento.

Un nuevo cerco para una obra que se cae a pedazos

Mario Minervino / mminervino@lanueva.com

Pablo Presti / ppresti@lanueva.com

   Ya está casi terminado un nuevo cerco preventivo en la ciudad. Una modalidad que se ha hecho habitual, en referencia a estos vallados que simulan indicar el inicio de una obra de construcción pero que en realidad se originan en el pésimo estado de los edificios y el riesgo que implican para los caminantes.

   Ahora es el turno del centenario edificio de avenida Colón y Brown, inaugurado en 1909 como hotel Sudamericano, por muchos recordado como el ex Centro de Compras de la Cooperativa Obrera, en desuso desde hace más una década, con severas afectaciones de su frente que provocan continuos desprendimientos de revoques, mampostería, molduras y otros componentes.

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo
Registrar

   Por estas horas se da además la curiosidad de que en el lugar ha quedado formada una suerte de “triple frontera”, con el mencionado cerco, un segundo vallado provisorio colocado por la municipalidad y la hilera de bastones amarillos que delimita una parte de la calle que ahora se convertirá en vereda para garantizar el paso de los peatones y permitir el distanciamiento social impuesto por la pandemia.

   El flamante vallado metálico del inmueble demandó poco más de 800 mil pesos y fue solventado por la municipalidad, es decir por los contribuyentes, ya que los propietarios no han respondido a las varias intimaciones realizadas para que realicen las reparaciones necesarias. Ese dinero será cargado en las partidas del inmueble para obtener su pago de parte de los titulares, los cuales ya tienen una importante deuda de tasas e impuestos con la comuna.

   El cerco se suma a los similares construidos alrededor de la Escuela Nº 2, de avenida Colón y Vieytes, y al de la Aduana, de avenida Colón y Estomba, todos consecuencia del mal estado de los edificios.

   Una decisión similar, con colocación de barandas, se tomó con parte de la sede del Correo, en la primera cuadra de calle Moreno, y un sector del club Argentino, en avenida Colón y Vicente López. Todos edificios ubicados en la manzana fundacional, todos inventariados como parte del patrimonio arquitectónico local y en el caso del Correo, la Escuela 2 y el club Argentino considerados monumentos de relevancia nacional.

El nuevo cerco preventivo se suma al ubicado a pocos metros, rodeando a la Escuela Nº 2

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias