En Dolores

Acusan a un intendente de querer echar del hospital a una paciente con un feto muerto en su vientre

11/9/2019 | 12:50 |

La polémica se desató hace 13 días y Camilo Etchevere, de Juntos por el Cambio, señala que es una "campaña malintencionada". 

   El exdirector del hospital municipal San Roque de Dolores denunció hoy que el intendente del distrito, Camilo Etchevarren (Juntos por el Cambio), desalentó la internación de una paciente de Castelli en ese centro de salud debido a una política tendiente a "recortar gastos" y el jefe comunal lo acusó de ser parte de la oposición y de "hacer campaña malintencionada".

   La polémica se desató trece días atrás cuando el director del hospital, Jorge Sepero, renunció a su cargo al denunciar "recortes presupuestarios en el área" y "restricciones en las prestaciones e internaciones".

   En declaraciones a radio Provincia, el médico contó esta mañana que renunció "por la decisión del intendente de achicar costos", y detalló haber mantenido una discusión con el jefe comunal cuando éste se negó a que una mujer, con 22 semanas de gestación, que tenía el feto muerto retenido en su vientre fuera atendida en el hospital municipal de Dolores "para achicar costos".


   "Ella tenía un feto muerto y retenido, así que decidí enviarla desde Castelli a Dolores. El pretendía derivarla a La Plata", describió.

   Apuntó que "el problema no era sólo el daño psicológico, sino una posible infección", y narró que como "me puse firme, finalmente se la atendió en Dolores".

   Tras los cruces, ayer se filtró una conversación telefónica entre Etchevarren y Sepero en la que el jefe comunal le decía al entonces director que derivara a la mujer a La Plata "porque esto no es una urgencia" y le pedía: "No me manden más (pacientes) a Dolores".

   En declaraciones a Télam, el director de prensa del Municipio, Eduardo Vignolio, descartó los recortes en salud y afirmó que Sepero "falta a la verdad con todo esto porque es militante del kichnerismo y busca hacer campaña sucia".
 
   Vignolio explicó que "el intendente sabía que Sepero era militante del kirchnerismo, pero no hubo inconvenientes hasta después de las PASO, cuando empezó a cantar por los pasillos 'vamos a volver' y a tener otras actitudes que molestaron".

   Detalló que el conflicto con el ex director era que "él trabajaba en otros hospitales de la zona, y por comodidad personal derivaba a sus pacientes de Castelli al hospital de Dolores para no tener que viajar para atenderlos".

   "Entonces, el intendente le pidió que no derive a tantos pacientes, pudiendo atenderlos en otros hospitales para que el nuestro no se saturara", relató.

   "Acá se atiende a todo el mundo, lo único que quería el intendente es cuidar el hospital y este médico cobraba en todas las ventanillas pero atendía en una sola", graficó el vocero.

   Etchevarren publicó ayer en sus redes sociales que "la oposición hace campaña sucia y mal intencionada jugando con un tema tan sensible como la salud".

   "Difunden un audio editado, reflejando la cobardía y el oportunismo que los caracteriza. Frente a esto, el gobierno municipal continúa, como siempre, gestionando y trabajando para el desarrollo y el bienestar de los dolorenses", apuntó, y pidió a la oposición hacer una "campaña limpia".  (Télam)

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias